Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Idioma y cultura, principales barreras en la atención sanitaria a los inmigrantes

Ayer se presentó en Madrid una guía para facilitar la asistencia a estas personas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 19 marzo de 2003
Las diferencias en los conceptos de salud y enfermedad, el tiempo o la medicina preventiva son algunas de las dificultades que tienen que afrontar los médicos a la hora de atender a la población inmigrante en España, y que se suman a las barreras de comunicación. Al objeto de facilitar la asistencia a estas personas, ayer se presentó en Madrid una "Guía de Atención al Inmigrante", que aunque se ha hecho sobre la base de los extranjeros que hay en la capital española, "es aplicable a todo el territorio nacional".

La voz de alarma en torno a las dificultades para atender a este colectivo la dio el personal de atención primaria y de urgencias hace ya tres años, coincidiendo con el importante incremento de extranjeros y su acceso al sistema sanitario, explicó Fidel Illana, director general de Aseguramiento y Atención al Paciente de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, durante la presentación de la guía.

En noviembre de 2000 se creó un grupo de trabajo para analizar las peculiaridades de los inmigrantes en cuestiones como la movilidad, la violencia de género, las dificultades para la comunicación o las barreras culturales. "De esta forma se vio que muchos proceden de contextos muy pobres, con poca experiencia en la utilización de los servicios sanitarios o con escasa concienciación de la prevención en la salud", apuntó Illana.

Este manual, elaborado por la Sociedad Madrileña de Medicina Familiar y Comunitaria (SMMFyC), dedica varios capítulos a hablar de las peculiaridades de los inmigrantes según su procedencia, en los que se revelan curiosidades como que los chinos, por ejemplo, tienen una gran desconfianza hacia el sistema sanitario español. "Este es uno de los factores que explica la escasez de chinos que mueren en España, ya que cuando sufren una patología grave se marchan a su país", señaló Andrés Alonso, uno de los coordinadores de la guía.

Sobre los subsaharianos se cuenta que dan mucho valor a la sangre, por lo que son muy reticentes a las extracciones, especialmente si son frecuentes. "Este colectivo tiene un concepto de tiempo muy diferente al europeo -más al servicio de las personas-, lo que choca con el tiempo que se tiene en las consultas o con el concepto de puntualidad", destacó Alonso.

En cuanto a los inmigrantes de la Europa del Este, la guía recomienda a los facultativos tener en cuenta las patologías hepáticas ante el elevado consumo de alcohol, o la prevalencia del tabaquismo, muy extendido por estos países.

Con relación a los marroquíes, se dedica especial atención a las mujeres, de las que se resalta sus tensiones para conciliar la cultura de su país, en la que la mujer está mucho más sometida al hombre, y la española, o la ausencia de revisiones ginecológicas.

En lo que al idioma se refiere, Fidel Illana dijo que en Madrid se está trabajando para crear una red de mediadores o intérpretes, aunque no pudo avanzar una fecha aproximada de cuándo se podrá poner en marcha. De todos modos, indicó que muchos inmigrantes ya van acompañados de alguien que maneja el idioma y, además, "poco a poco van aprendiendo español".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones