Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

El IVIA desarrolla nuevas variedades de aceituna Farga y Serrana de Espadán

Los clones obtenidos aseguran la reproducción de estas variedades con las mejores condiciones sanitarias y de calidad

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 29 noviembre de 2011
El Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA) ha desarrollado nuevos clones de las variedades de aceituna Farga y Serrana de Espadán, que se encuentran entre las más cultivadas en Castellón. La consejera de Agricultura, Pesca, Alimentación y Agua de la Generalitat Valenciana, Maritina Hernández, destacó que "estos clones aseguran la reproducción de estas variedades con las mejores condiciones sanitarias y de calidad".

El IVIA ha contado para su proyecto con la colaboración de La Unió, Intercoop y las cooperativas de Canet lo Roig, Benicarló, Xert, Cervera, Sant Jordi, Salzadella y Alto Palancia, que disponen ya en sus viveros de las nuevas variedades de aceituna. El futuro de estas variedades estaba amenazado por la falta de material genético óptimo, señaló Hernández.

El cultivo del olivo es fundamental en las comarcas del Baix Maestrat y el Alto Palancia, que representan más del 70% del olivar castellonense. La importancia de este producto no se debe solo a la actividad económica que genera "sino también a su papel como componente insustituible del patrimonio paisajístico y cultural de la región", explicó la consejera valenciana. Entre las variedades más cultivadas en Castellón destacan Farga, al norte de la provincia principalmente, y la Serrana de Espadán, predominante en el Alto Palancia, y secundaria al norte, donde es conocida como Sevillenca.

Estas dos variedades suman casi el 50% del olivar castellonense, caracterizándose ambas por la singularidad y excelente calidad de sus aceites. Otras variedades cultivadas en la provincia son: Morrut, Canetera o Nana, Empeltre, Llumeta, Picual, Arbequina, Borriolenca y Temprana de Montán.

La superficie total dedicada al cultivo del olivo en la Comunitat Valenciana es de unas 100.000 hectáreas aproximadamente, repartidas en cerca de 37.600 explotaciones. La producción oleícola del territorio en 2010 ascendió a 29.200 toneladas, con un valor económico en el mercado de 29,6 millones de euros. Más de la mitad del aceite comercializado fue de la categoría extra, seguido de la lampante y la virgen, detalló la Generalitat Valenciana.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones