Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

Expertos estadounidenses crean vacas transgénicas resistentes a la bacteria que provoca mastitis

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 5 abril de 2005

Científicos del Departamento de Agriculutura de Estados Unidos (USDA, en sus siglas inglesas) han usado la tecnología de transferencia de genes para producir vacas lecheras con resistencia a la infección bacteriana que afecta a este ganado denominada mastitis.

Se trata del "primer paso importante en comprender cómo puede utilizarse los genes para proteger a los animales contra enfermedades", asegura Edward B. Knipling, del Servicio de Investigación Agrícola del USDA (ARS). Este descubrimiento científico, que se ha publicado en la revista Nature Biotechnology, demuestra el potencial de la biotecnología para desarrollar vacas con resistencia a la mastitis.

Actualmente, las vacunas, los antibióticos y el sistema de inmunidad natural de la vaca no pueden combatir de forma eficaz la bacteria Staphylococcus aureus, responsable de la mastitis. Por este motivo, expertos del Laboratorio de Biotecnología y Germen de Plasma del ARS han construido un gen que incluye el código genético para la producción de una proteína natural y antimicrobiana llamada lisostafina.

En general, toda la leche contiene varias proteínas naturales y antimicrobianas como lisozima y lactoferina. El uso de leche que contiene lisostafina requirirá la aprobación reglamentaria federal después de que se hayan realizado los ensayos sobre la seguridad alimentaria. Esta actividad está en las etapas de investigación y de desarrollo.

La investigación ha demostrado que el gen que estimula la secreción de lisostafina procede de una especie no patogénica de Staphylococcus que utiliza la proteína para rechazar la S. aureus. La lisostafina se secreta en la leche, donde mata la bacteria y protege las vacas contra la infección. "Las tres vacas modificadas genéticamente que han sido ensayadas hasta ahora están produciendo lisostafina en su leche y son resistentes a las infecciones de S. aureus en sus glándulas mamarias", aseguran los responsables del estudio.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones