Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria > Riesgos > Gripe aviar

Gripe aviar bajo control legal

Italia, Grecia y Eslovenia han confirmado los primeros casos de gripe aviar en varias aves muertas en la UE

Los nuevos casos de aves muertas en Italia, Grecia y Eslovenia, en los que se ha confirmado la presencia del virus H5N1, han determinado la necesidad de aplicar de forma automática las medidas legales de carácter preventivo aprobadas el año pasado. Las autoridades comunitarias han pedido calma a los consumidores y les recuerdan que la carne de ave y sus derivados no presentan riesgo para la salud.

Italia se adelantó hace unos días a la aplicación automática de las medidas legales de carácter preventivo, que prohíben los movimientos de aves y la venta de carne y huevos en las zonas donde se han localizado los brotes de gripe aviar. Además, obligan a establecer una zona de protección de tres kilómetros en torno al lugar afectado y de una zona de vigilancia, en diez kilómetros a la redonda, donde la caza está vetada; la exigencia de mayores controles; a aplicar el confinamiento de las aves en la zona protegida; la prohibición de venta de carne fresca fuera de esa área, salvo control previo de los productos; y las restricciones a la importación de países terceros afectados por la enfermedad.

Durante el año 2005 los expertos han observado cambios importantes en la epidemiología de la enfermedad en los animales y la extensión del virus a nuevos países, con el consiguiente aumento del riesgo ya que los brotes se han reproducido pese a las enérgicas medidas de control adoptadas, entre ellas el sacrificio de más de 140 millones de aves. Ante la esperada situación, las autoridades comunitarias y las de todos y cada uno de los Estados miembros, piden calma a los consumidores, y les recuerdan que la carne de ave y sus derivados no presentan riesgo alguno para su salud, ante el temor de que su consumo baje estrepitosamente, como ya ha pasado en Italia. En España, las autoridades estatales y autonómicas preparan medidas de prevención ante la elevada posibilidad de que llegue la enfermedad a través de las aves migratorias.

Medidas de ámbito comunitario

La llegada de la gripe aviar a la UE supondrá la incorporación de mecanismos automáticos de prevención En Italia saltaron todas las alarmas después de que el Centro de Referencia para la Gripe Aviar de Padua calificara las cepas encontradas en varios cisnes muertos como de «alta patogenicidad». Aunque los temores únicamente se centran en la sanidad animal, las autoridades italianas se han visto obligadas a hacer un llamamiento a los ciudadanos para que no toquen las aves muertas que puedan localizar. Este llamamiento responde a la confirmación de que una señora en Pescara, tras encontrar muerto un cisne, lo metió en una bolsa y lo entregó en un ambulatorio próximo.

Para evitar el contacto directo con las aves muertas, la Unidad de Crisis hacía público un documento con las pautas a seguir en caso de que algún ciudadano pudiera localizarlos: no tocar las aves muertas, pedir la intervención de los servicios veterinarios o de los bomberos y, en caso de contacto con los animales, lavarse con esmero y lavar la ropa. Respecto a los criadores que pudieran estar afectados por la aparición de nuevos brotes, las autoridades italianas les han prometido indemnizaciones por los daños que pudieran padecer para evitar así que las infecciones en las aves puedan ser acalladas por el temor a perder su negocio. Por otro lado, las autoridades regionales de Calabria, Sicilia y Puglia, que es donde se han registrado los casos de cisnes muertos, han puesto ya en marcha medidas de prevención, como controles minuciosos en empresas agrícolas y criaderos de aves o la prohibición de trasladar aves vivas.

Las medidas en cuestión afectarán a otros países o Estados miembros de nuestro entorno más inmediato. Así, las autoridades comunitarias, en la reunión del Comité de la Cadena Alimentaria, que se celebrará los próximos 16 y 17 de febrero, prevén prohibir la importación de pollos y pájaros vivos, plumas, carne y derivados, huevos y plumas sin tratar procedentes de las zonas de Bulgaria afectadas por la gripe. Unas medidas restrictivas que ya venían aplicando a raíz de un brote de la enfermedad de Newcastle (afección aviar).

La aparición de un caso de gripe aviar en Eslovenia también ha puesto en alerta a las autoridades austriacas, que han tomado medidas inmediatas de vigilancia que afectan a la frontera con ese país. En este sentido, las autoridades eslovenas han impuesto las mismas medidas de prevención que la Comisión Europea decidió hace unos días para Grecia, donde se confirmaron nuevos casos del virus H5N1, y están en contacto permanente con las austriacas para acometer cualquier medida conjunta que fuera necesaria para evitar la extensión del brote.

Las medidas a adoptar por las autoridades competentes de los Estados miembros afectados imponen una zona de protección en la que las aves de granja y las silvestres que estén en cautividad no podrán salir al aire libre. En esta área está prohibida la venta de carne y huevos, salvo excepciones previstas en las normas de la UE y bajo estricto control. Asimismo, está prohibido que las aves salgan de las explotaciones, excepto para ser trasladadas directamente al lugar de sacrificio, así como el transporte de aves de granja y la celebración de ferias o mercados en las áreas donde se han encontrado los cisnes muertos. También se veta la caza en las zonas de vigilancia y se exigirán más controles post mortem de aves, además de instar a las autoridades de los países afectados a que apliquen medidas para concienciar a los productores de aves, a los ornitólogos y a los cazadores.

MEDIDAS INTERNACIONALES


La medida de control de aves más importante es la que impone la rápida destrucción de todas las aves expuestas o infectadas, destrucción apropiada de esqueletos y cuarentena y rigurosa desinfección de granjas. Le sigue la restricción del movimiento de las aves de corral dentro del país y entre países. Pero en alguno de los terceros países la falta de control de ciertas granjas o corrales no registrados o clandestinos en áreas rurales remotas pueden complicar la eliminación rápida y sistemática de los animales.

El hecho de que los brotes de gripe aviar puedan ser devastadores para los granjeros y las industrias avícolas, especialmente en los países en desarrollo, ha llevado a las autoridades gubernamentales a emprender medidas de control agresivas urgentes tan pronto como se detecta el brote. No cabe duda de que la enfermedad puede extenderse de un país a otro a través del comercio internacional de aves de corral vivas. En este sentido, se ha comprobado que las aves migratorias pueden transportar el virus a grandes distancias y ser responsables de la expansión internacional de la gripe aviar altamente patogénica.

En el ámbito internacional se han adoptado medidas estratégicas que tienen en cuenta tanto la sanidad animal como la salud pública de la población, como el control de la enfermedad en los animales, la principal opción para reducir las oportunidades de infección de las personas y, por tanto, para reducir el riesgo de aparición de un virus pandémico. Una segunda opción es la prevención de los comportamientos que llevan a las personas a exponerse al virus. En este sentido, las recomendaciones técnicas de la FAO y la OIE (Organización Internacional de Epizootias) describen medidas de control específicas y explican la manera de aplicarlas.

La urgencia de la estrategia mundial, elaborada en colaboración con la OMS, se debe a los riesgos para la salud humana -en particular los asociados a una pandemia- que plantea la continua circulación del virus en los animales. La estrategia adopta un enfoque progresivo, con distintas opciones de control presentadas en función de los distintos perfiles de la enfermedad, incluidos factores como la densidad de las aves, los sistemas de explotación agrícola y el hecho de que las infecciones hayan tenido lugar en granjas comerciales o en pequeñas propiedades agrícolas rurales. Se recomienda la vacunación como una medida de control apropiada en algunas situaciones epidemiológicas, pero no en todas. Otras medidas expuestas en la estrategia son una estricta bioseguridad en las granjas comerciales, el recurso a la compartimentación y la zonificación, el control de los movimientos de los animales y productos, y la reestructuración de la industria agrícola en algunos países.

En julio de 2005 los países miembros de la OIE aprobaron nuevas normas, reconocidas por la Organización Internacional del Comercio, para la gripe aviar. Destinadas a mejorar la seguridad del comercio internacional de aves de corral y productos avícolas, las nuevas normas abarcan los métodos de vigilancia, la notificación internacional obligatoria de las cepas de alta y baja patogenicidad del virus de la gripe aviar, el uso de la vacunación y la inocuidad de los productos avícolas.

Otra de las medidas estratégicas es intensificar la colaboración entre los sectores de la sanidad animal y la salud humana. Así, se ha dispuesto que la OMS designará personal dedicado especialmente a mejorar el actual intercambio de información entre los sectores agrícola y sanitario a nivel internacional. Esta colaboración redundará en beneficio de tres objetivos fundamentales, como son localizar con precisión las zonas de actividad de la enfermedad en los animales, en las que debería intensificarse la vigilancia de los casos humanos; velar por que las medidas de control de la enfermedad en los animales sean compatibles con la reducción del riesgo de exposición humana; y garantizar que el asesoramiento prestado a las comunidades rurales acerca de las medidas de protección refleje la evolución de la enfermedad en los animales.

Bibliografía

NORMATIVA

  • Decisión de la Comisión de 31 de enero de 2006 por la que se modifican las Decisiones 2005/759/CE y 2005/760/CE en lo que respecta a una ampliación de su período de aplicación. (DOUE L 36, de 8 de febrero de 2006).

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones