Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

Huevos seguros: ¿te sabes estos trucos para elegirlos y conservarlos bien?

Cinco consejos de expertos para consumir huevos frescos y aprender a manipularlos y conservarlos con seguridad

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: sábado 8 diciembre de 2018

Cada uno de nosotros toma 132 huevos al año. Es un alimento muy saludable y con muchas propiedades nutricionales de interés. Pero para disfrutarlo con seguridad, conviene prestar atención a los consejos que recogen los expertos del Instituto de Estudios del Huevo. Aquí recopilamos las principales recomendaciones y contamos cómo descifrar la información que viene en el envase.

1. Conservalos bien

  • No lavar los huevos antes de
    almacenarlos.

  • Fijarse en la fecha de consumo
    preferente y no superarla.

  • Meterlos en el frigo y sacarlos
    solo justo antes de usarlos.

  • Evitar que entren en contacto
    con otros alimentos o materiales
    que puedan contaminarlos y que
    se mojen con carnes que goteen.

2. Fijarse en su aspecto

  • Desechar los que tengan olores
    o sabores extraños, moho en la
    cáscara o aspecto anómalo.

  • Los más frescos y sin defectos se pueden utilizar para
    alimentos cocinados a menor
    temperatura: tortillas, huevos
    pasados por agua, salsas, etc.

  • Cocinar a más de 75 ºC los de
    cáscara débil, lo que tengan fisuras o los que estén
    próximos a caducar.
  • Si en el interior aparece alguna
    mancha de sangre, se puede retirarla con un cuchillo y utilizarlo
    con normalidad. Tampoco deben
    preocupar las nubes en la clara:
    suelen indicar una mayor frescura.
  • Para comprobar si el huevo está fresco,
    basta con meterlo en un vaso de agua. Si
    cae hasta el fondo, es bueno. Si
    flota, hay que desecharlo.

3. Manipularlos con limpieza

  • No cascar el huevo en el borde del recipiente donde se quiera batir o que contenga otros
    alimentos. Tampoco se debe
    emplear de nuevo sin lavarlo
    antes.
  • No separar las claras de las
    yemas con la propia cáscara
    del huevo. Existen separadores.
  • Cuajar bien tortillas y revueltos.

4. Cuestión de tiempo

  • Preparar con la mínima antelación posible alimentos elaborados con huevo crudo (mahonesa y otras salsas) o cocinados a bajas temperaturas.
  • Evitar esperar demasiado
    entre su preparación y su posterior cocinado, como desde que se bate hasta que se fríe.
  • No dejar los huevos (ni alimentos que los contengan) más de dos horas a temperatura ambiente.
  • Conservar en el frigorífico natillas, pasteles y salsas caseras con huevo, y comerlos antes de 24 horas.

5. Leer antes de cascar

60 % clara. 30 % yema. 10 % cáscara.
Son las medidas del huevo. Pero para
conocerlo en profundidad, antes de
consumirlo conviene prestar atención a
sus etiquetas. Repasamos todos los datos
que deben figurar en el recipiente y en el
producto con ayuda de Kontsumobide, el
Instituto Vasco de Consumo.

_______________________


Para acceder a más contenidos, consulta la revista impresa.

Etiquetas:

huevo Salmonella

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones