Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

Juan Ortín, virólogo del Centro Nacional de Biotecnología

«Basta con que la gripe del pollo se transmita entre humanos para que sea el inicio de una nueva pandemia de gripe de alcance mundial»

Los expertos en virus de todo el mundo temen que, «en cualquier momento», alguno para el cual no estamos inmunizados pueda mutar y, además de saltar la barrera de las especies, empiece a extenderse entre humanos. Si este fuera el caso de la gripe aviar, por ejemplo, daría pie a una pandemia de alcance insospechado. De ahí que desde la OMS y otras organizaciones se estén intensificando las investigaciones para determinar mejores medidas de prevención para una enfermedad como la gripe, que puede variar año a año, y para la que no siempre hay respuestas efectivas.

Hace apenas unos días la Comisión Europea lanzó un llamamiento a los pasajeros de dos aviones que cubrieron el trayecto Bangkok-Viena-Bruselas: junto a ellos, en la cabina del avión, viajaban ilegalmente dos aves que han resultado tener la «gripe del pollo», una enfermedad que ha causado la muerte de una treintena de personas en Vietnam y Tailandia entre diciembre de 2003 y Septiembre de 2004. Esta vez las alarmas han funcionado bien y no parece que haya habido contagios. Pero ¿y si no hubiera sido así? Juan Ortín investiga en virus gripales en el Centro Nacional de Biotecnología, en Madrid (CSIC). Ortín hace hincapié en que no hay peligro alguno en comer pollos, pero recuerda que deben cumplirse estrictamente las normas de manejo de animales en las granjas, y que hay que estar preparados ante una nueva pandemia de gripe que «puede ocurrir en cualquier momento».

El SARS, la gripe del pollo… ¿Es correcta la impresión de que cada vez hay más enfermedades que se transmiten de animales a humanos?

Esa impresión es una mezcla de muchas cosas. En primer lugar hoy se identifican los agentes patógenos mucho más eficazmente que hace 20 años. También hay hoy más contacto con el mundo animal. Y está el hecho de que los virus evolucionan muy rápido. El virus de la gripe del pollo, que antes se llamaba de la ‘peste aviar’, se conoce desde hace décadas, pero no había infectado a humanos y ahora sí lo hace; no eficazmente, pero lo hace.

Pero hoy en el mundo urbano el contacto con los animales no es mayor sino todo lo contrario, ¿no?

Me refería a que el hombre está invadiendo cada vez más espacios naturales, lo que le hace estar en contacto con nuevos virus. Además, las poblaciones de virus son fluctuantes. Si cambian las condiciones ambientales cambian los virus. Estos cambios de ambiente, el clima, por ejemplo, hacen que ahora haya virus optimizados para saltar a humanos distintos de los de antes.

¿Hay estimaciones concretas sobre qué nuevos virus traerá el cambio climático, por ejemplo?

«Los cambios ambientales como los del clima propician que haya virus optimizados para saltar a humanos distintos de los de antes»
No, pero hay casos que ya se están dando, como el del ‘West Nile’ [virus del Nilo, que se transmite por la picadura de un mosquito]: aparece el virus en Nueva York como un caso ‘importado’, pero consigue establecerse en insectos ‘nativos’ de Estados Unidos, y se extiende por todo el país causando encefalitis. ¿Está relacionado con el cambio climático, o es que el virus original estaba preparado para establecerse en nuevos insectos? Es difícil responder. Lo cierto es que cuando cambia el clima se abren nuevos espacios para los virus y se cierran otros. Hay cambios.

¿Qué es exactamente una zoonosis?

Una nueva infección en una especie causada por un virus que antes infectaba a otra especie. Así han surgido el SARS, la gripe, el ébola, el sida, muchos hantavirus… Ya nos hemos inmunizado contra algunos, como varios subtipos del virus de la gripe con los que llevamos mucho tiempo en contacto. Otros producen brotes localizados, como el ébola, que procede seguramente de otros primates en África y mata tan rápido que no le da tiempo a extenderse. Además aparece en zonas aisladas, si hubiera un brote de ébola en una zona muy poblada… sería como el SARS. Y aún así, virus como el ébola o el SARS presentan una ventaja frente al sida: como los síntomas se presentan rápido es más fácil aislar a los enfermos y contener la epidemia. Con el sida no se puede.

Aparte de la gripe del pollo, ¿ha habido otras zoonosis recientemente?

En el Sureste de Asia se han aislado dos virus nuevos. Uno, el virus de Nipah, que ha saltado del murciélago al cerdo y a los humanos; y el otro, el virus de Hedra, del murciélago al caballo y a los humanos. En ambos casos producen encefalitis y muerte, pero no se han extendido.

¿La gripe del pollo se transmite entre humanos?

Ha habido en Tailandia un caso de posible transmisión de una niña a su madre, pero no está documentado analíticamente; no se excluye que también la madre haya estado en contacto con aves infectadas.

Lo que está claro es que la enfermedad sólo se transmite por contacto con el animal infectado, no comiéndoselo.

Sí. [Además ahora está prohibida la importación de carne y productos avícolas de países donde ha habido casos de gripe del pollo].

¿Cómo influye el que haya hoy explotaciones masivas de aves y ganado, como las granjas holandesas?

«Las explotaciones masivas de aves y ganado facilitan un rápido control de las infecciones al estar los focos localizados»
En esas granjas hay millones de pollos. Pero estas explotaciones son una ventaja, porque los animales están controlados. En Holanda también hubo casos de gripe aviar el año pasado, pero se detuvo la infección enseguida matando a los pollos afectados en poco tiempo. El problema está en el sureste de Asia, donde los virus no sólo están en los animales de granja sino en los silvestres. Eso es incontrolable.

La OMS ha alertado en varias ocasiones acerca de la inminencia de una nueva pandemia de gripe. ¿Por qué?

Hace tiempo que los que trabajamos en esto esperamos que ocurra. Puede ocurrir en cualquier momento. La razón, además de las causas mencionadas antes, es que ya está habiendo brotes de gripe del pollo, y basta con que el virus se transmita de humano a humano para que sea el principio de una pandemia. Hay subtipos del virus de la gripe con los que los humanos no hemos estado en contacto desde hace décadas, y no estamos inmunizados.

¿Es fácil que se produzca el salto a humanos?

No. Si lo fuera nosotros tendríamos ya los quince o veinte subtipos del virus de la gripe. Pero cuando ocurre es explosivo.

¿Qué medidas hay que tomar?

Lo primero son las medidas en la manipulación de animales, pero son útiles sólo en el mundo desarrollado. Asia está llena de mercados con animales vivos todos mezclados, y es una costumbre que es difícil de cambiar. Sí se puede tratar de estar preparados con vacunas prototipo, vacunas en que se cambia de forma rápida el gen que confiere inmunidad frente a cada virus. Y además hay que aumentar la capacidad para producir vacunas, estar preparados para fabricarla masivamente y rápido. Es complejo, porque no vas a decirle a una empresa que tenga una planta vacía pero lista para cuando haga falta…

¿No habría otro tipo de medicamento?

Ya hay antivirales muy eficaces y seguramente habría que recurrir a ellos hasta que llegaran las vacunas. Pero resultan caros y también hay que estar preparados para fabricarlos rápido y en grandes cantidades.

Las medidas de manipulación de animales, ¿se aplican aquí correctamente?

Sí.

O sea que si el virus mutara aquí, ¿no habría peligro?

Los casos de Holanda demuestran que la maquinaria ha funcionado bien. Aquí las autoridades están haciendo lo correcto, de momento no se puede hacer más de lo que se hace.

UN PLANETA EN ALERTA

Img imaging2

«La rápida extensión de gripe del pollo, con brotes simultáneos en varios países, no tiene precedentes y es muy preocupante tanto para la salud humana como para la agricultura», explica la OMS (Organización Mundial de la Salud) en sus páginas. La razón de la alarma es que la cepa que ha causado todos estos brotes, conocida como H5N1 ha saltado ya la barrera de las especies en dos ocasiones antes de ahora, provocando enfermedades mortales.

Pero el mayor temor es que los virus de la gripe humana y aviar infecten a una misma persona e intercambien sus genes. «Este proceso dentro del cuerpo humano podría dar lugar a un subtipo del virus de la gripe completamente nuevo, contra el que pocos humanos, o quizá ninguno, estén inmunizados», informa la OMS.

Recientemente se han detectado además otros brotes de gripe aviar de cepas menos patógenas, pero no hay que bajar la guardia: estos virus pueden mutar, y volverse más patógeno, en apenas seis meses.

No es posible saber qué virus provocará la siguiente pandemia, pero los científicos pretenden tenerlo todo a punto para que cuando llegue no pille por sorpresa. «Hay una red mundial dedicada a detectar virus de la gripe, que trabaja cada vez más rápido», explica Juan Ortín, experto en virus de la gripe. En cuanto hay un brote las muestras se envían a centros de referencia en todo el mundo, conectadas con autoridades nacionales y hospitales.


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones