Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria > Ciencia y tecnología de los alimentos

Logros en certificación de seguridad alimentaria

España está entre los diez primeros países del mundo en este campo y es el tercero en certificados de Gestión de Calidad

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 28 enero de 2010
Img labotarorio Imagen: Daino

La certificación en el ámbito de la seguridad alimentaria (ISO 22000) es una práctica cada vez más habitual. El número de certificados emitidos se ha incrementado en un 96% y se han distribuido 8.102 en más de 112 países, según refleja el último informe “The ISO Survey 2008”. En él, la Organización Internacional para la Normalización recoge la clasificación mundial por países según el número y tipo de certificados. España se encuentra entre los diez primeros puestos, con 182 certificados de seguridad alimentaria. El informe ISO, principal referente internacional en este ámbito, pone de manifiesto que, pese a la crisis, la certificación continúa el proceso de crecimiento y demuestra que es un instrumento eficaz de competitividad empresarial. Este aumento también es notable en nuevos ámbitos, como la seguridad de la información o de la alimentación.

La seguridad alimentaria es una demanda insistente de los consumidores, que ha conducido a muchas empresas a desarrollar un Sistema de Gestión basado en el Análisis de Peligros y Puntos de Control Crítico (APPCC). En el año 2001, ISO inició el desarrollo de un estándar auditable, de manera que una entidad externa pudiera examinarlo. Esta práctica afianzó más el papel del APPCC en los Sistemas de Seguridad Alimentaria y finalizó con la publicación de la nueva Norma ISO 22000. Hoy en día, se certifica la ISO 22000:2005 (referida al año 2005). La ISO 22000 define los requisitos relativos a la Gestión de la Seguridad Alimentaria para las empresas que tienen necesidad de alcanzar unos niveles de seguridad superiores a las exigencias legislativas. Es un estándar que aúna las necesidades del mercado y de los consumidores en el ámbito internacional.

Control en toda la cadena

ISO 22000 armoniza los estándares voluntarios y obligatorios mediante la combinación de los elementos claves para garantizar la seguridad de los alimentos

El certificado ISO 22000 es una herramienta muy útil para la gestión de la inocuidad de los alimentos por parte de las empresas implicadas en la cadena alimentaria, con independencia de su tamaño y complejidad. Es una norma internacional de certificación específica para el sector alimentario, que define los requisitos para los Sistemas de Gestión de la Seguridad Alimentaria que aplican desde las granjas y empresas del sector primario hasta el consumidor. Abarca el procesado, envasado, transporte, almacenamiento, restauración y comercio detallista e, incluso, las organizaciones interrelacionadas, como los fabricantes de equipo, material de envasado, productos de limpieza, aditivos e ingredientes alimentarios.

Así se garantiza la seguridad en todos los eslabones del proceso. El objetivo es la gestión integrada y coherente de la inocuidad de los alimentos con el fin de ofrecer productos seguros para el consumo.

ISO 22000 armoniza los diferentes estándares voluntarios y obligatorios mediante la combinación de los elementos claves para garantizar la seguridad de los alimentos. Sus bases son unos requisitos previos, como higiene y trazabilidad, y el sistema APPCC, unos parámetros que se recogen en los textos legales de obligado cumplimiento. El sistema de Gestión de Seguridad Alimentaria, muy importante en esta norma, tiene demasiados elementos comunes al de la ISO 9000 y, por tanto, facilita la integración con otros sistemas de gestión como la propia ISO 9001. Implica el control del proceso y de los riesgos, a la vez que establece una comunicación interactiva con el desarrollo de mejoras y actualizaciones continuas del sistema.

Según los organismos implicados en su implantación y desarrollo, la certificación del ISO 22000 aporta otras ventajas más específicas:

  • Enfoque por sistema en lugar de enfoque por producto.
  • Optimización de recursos en la cadena alimentaria.
  • Todas las medidas de control están sujetas al análisis de riesgos.
  • Mejor planificación y menor verificación posterior al proceso.
  • Documentación mejorada.
  • Gestión sistemática de programas de requisitos esenciales.
  • Aumento de la diligencia debida.
  • Comunicación dinámica sobre asuntos relacionados con la inocuidad de los alimentos con proveedores, clientes, organismos reguladores y otras partes interesadas.
  • Enfoque sistemático y activo para identificar riesgos de la seguridad alimentaria, así como el desarrollo e implantación de medidas de control.

Gestionar la calidad

El informe "ISO Survey 2008" revela que España avanza un puesto en el ranking internacional respecto a referencias anteriores. Del cuarto lugar pasa al tercero en certificados de Gestión de Calidad ISO 9001. En un ámbito más cercano, es el cuarto año consecutivo que se afianza como el segundo país europeo con más certificaciones de Calidad ISO 9001, después de Italia. La Norma ISO 9001, la herramienta de gestión de calidad más extendida en el mundo, especifica los requisitos para un sistema de este tipo que aplican de forma interna las organizaciones, para certificación o con fines contractuales.

Se acaban de cumplir 20 años desde que la Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR) concediera el primer certificado de Calidad ISO 9001 en España. Una empresa catalana de ventilación pasaría a la historia al convertirse en la primera compañía española en lograrlo en 1989. Por otro lado, nuestro país es, por cuarto año consecutivo, el tercero del mundo y primero de Europa en número de certificados en Gestión ambiental (ISO 14001), además de ocupar el octavo puesto mundial (remonta uno respecto al anterior informe) en cuanto a certificación en Seguridad de la Información (ISO 27001).

UNA HERRAMIENTA CLAVE

La certificación es un proceso llevado a cabo por una entidad independiente. Evalúa y examina la conformidad de un producto, proceso, servicio, persona o sistema de gestión con los requisitos definidos en unos documentos denominados normas o especificaciones técnicas. Esta certificación es posterior a la implantación de sistemas de gestión de la calidad que, al optimizar los procesos y los recursos destinados, se traducen en un ahorro de costes y tiempos.

Al certificar estos sistemas, se pone de manifiesto que la empresa cumple unos requisitos de calidad determinados, un aspecto que concede un mayor prestigio entre los consumidores y la competencia. Cuando una empresa consigue un certificado de calidad significa que el producto, servicio o proceso certificado cumple con las exigencias técnicas que ha establecido antes una norma.

ISO

La Organización Internacional de Normalización o para la Estandarización (International Organization for Standardization, ISO), creada en 1946 y con sede en Ginebra (Suiza), es una organización internacional no gubernamental compuesta por representantes de los Organismos de Normalización Nacionales (ON’s). Es responsable del desarrollo de normas internacionales industriales y comerciales que se conocen como normas ISO. Su finalidad es la coordinación de las normas nacionales para facilitar el comercio, el intercambio de información y contribuir con unos estándares comunes para el desarrollo y transferencia de tecnologías.

Entre sus normas y certificaciones más reconocidas, destacan la ISO 9001 de Gestión de Calidad, la ISO 22000 de Seguridad Alimentaria, la ISO 14001 de Gestión Ambiental y la ISO 27001 de Seguridad de la Información. De forma periódica, la organización hace público un informe (el ISO Survey) sobre la evolución de sus certificaciones en los diferentes países del mundo y elabora un ranking según su número y tipo de certificaciones.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones