Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Hardware

Politonos para el móvil, ¿el fin de un negocio?

Estas melodías han creado un próspero negocio de personalización del móvil, ahora amenazado por los nuevos terminales, que permiten fijar MP3 como tonos

Los politonos y los tonos de música real se han convertido en
omnipresentes gracias a la ubicuidad de los teléfonos móviles
y a la constante renovación de terminales por las ofertas de
fidelización de las operadoras. Así, decenas de
empresas ofrecen estos tonos en anuncios en televisión,
prensa, radio e Internet. Sin embargo, la evolución de los
terminales, que ya son capaces de reproducir música real y
conectarse al ordenador, ha facilitado que los usuarios puedan
establecer como melodías las canciones preferidas de su
discoteca y personalizar a su gusto el teléfono móvil
sin gastarse ni un euro.

Los tonos o melodías para el móvil se han convertido en uno de los negocios de datos más rentables para las operadoras de telefonía móvil, a pesar de que nacieron con el objetivo práctico de que las personas pudieran distinguir qué terminal en concreto estaba sonando.

En estos momentos, a través de un simple mensaje corto, los usuarios pueden disponer en su móvil tanto de fragmentos de las últimas novedades musicales como de un amplio catálogo de canciones, en una acción que personaliza el móvil, un aparato que, por lo general, suele presentar un aspecto similar.

El modelo de móvil determina qué tipo de melodía se pueden descargar los usuarios de las empresas que se dedican a este negocio. De esta manera, los tonos han evolucionado desde los más simples (monofónicos) hasta la música real, pasando por los politonos (polifónicos) que, a través de un sintetizador MIDI (un mapa de datos que después el terminal interpreta para convertirlo en música), logran acercarse al sonido de la música real.

Descargar politonos

Si se desea bajar politonos o música real, se puede realizar desde el propio operador de telefonía (Movistar, Vodafone, Orange) o desde las distintas firmas que venden estos contenidos y que suelen anunciarse con asiduidad en los medios de comunicación.

El consumidor debe fijarse bien en los precios que marcan por cada melodía, que suelen venir en letra muy pequeña

En España hay un gran número de empresas de este tipo, como Blinko, Jamba, Movilisto, MelodiasMoviles o Club Zed por citar unas cuantas. La calidad de estos servicios suele ser similar y el consumidor debe fijarse bien en los precios que marcan por cada melodía, que suelen venir en letra muy pequeña en la parte inferior de cada anuncio.

Los tonos, politonos y melodías reales se comercializan a través de los mensajes cortos que se conocen como SMS Premium y que tienen un coste bastante superior a los normales.

Así, en función del número de mensajes que haya que mandar para conseguir la melodía deseada, el coste de adquisición puede oscilar entre uno y tres euros, un precio muy elevado, sobre todo si se compara el coste de este fragmento con lo que cuesta comprar una canción completa por Internet (en tiendas como iTunes Music Store o Emusic, que han fijado un precio igual o inferior a un euro).

El coste de adquisición puede oscilar entre uno y tres euros, un precio muy elevado

Por otro lado, se debe considerar que bastantes de los tonos que se adquieren mediante SMS Premium cuentan con la desventaja de que no se pueden compartir, a diferencia de otros que sí se pueden enviar por Bluetooth o por infrarrojos a cualquier persona.

La alternativa casera

Paradójicamente, el gran negocio de los tonos para el móvil puede empezar a declinar por la evolución de los terminales. En estos momentos, bastantes de los últimos modelos reproducen música real (en cualquiera de los formatos de compresión habituales, MP3, AAC, etc.), con lo cual los usuarios tienen la posibilidad de transferir directamente cualquier canción de su discoteca y establecerla como tono musical, lo que supone una tarea mucho más sencilla que el enrevesado proceso que se tenía que seguir hasta ahora para conseguir un tono polifónico en el móvil.

Para poder fabricar el tono para el móvil se necesita contar con un ordenador y un programa que permita editar audio

Esta alternativa casera, que devuelve el control a los usuarios en la personalización de su terminal, es gratuita, pero requiere de más tiempo que enviar un simple mensaje.

Para poder fabricar el tono para el móvil se necesita contar con un ordenador y un programa que permita editar audio, para que el usuario pueda seleccionar aquella parte de la canción que le gustaría que sonara cada vez que le llamaran. Un programa gratuito que realiza esta función es Audacity. Se trata de un software de código abierto, con versiones para Windows, Linux y Macintosh, que permite editar los formatos WAV, MP3 (después de bajarse la librería LAME) y Ogg Vorbis.

Tras seleccionar el fragmento deseado y crear otro archivo a partir de él, sólo restaría transferirlo al teléfono móvil, lo que se puede realizar, según las conexiones que presente el terminal, por cable, Bluetooth o por la conexión de infrarrojos. Una vez dentro del teléfono, el usuario podría seleccionarlo como melodía.

Phonezoo, o como compartir por Internet los tonos que se crean para el móvil

Phonezoo
es un servicio gratuito que permite crear y compartir tonos con
música real para el teléfono móvil. Tras
inscribirse, el usuario puede crear el tono en el propio sitio web a
partir de un archivo de música en cualquiera de las
extensiones más populares (MP3, AAC, WAV, WMA, etc.) que se
debe subir al servidor.

Después,
el usuario puede elegir exactamente qué fragmento de la
canción quiere que sea la melodía del móvil en
una especie de editor web de audio y compartirlo con quién
quiera, mediante un sistema cerrado de invitaciones.


El
usuario puede elegir exactamente qué fragmento de la canción
quiere gracias a una especie de editor web de audio

La
única limitación consiste en que la canción no
debe tener restricciones de derechos (DRM), un problema que suelen
presentar las canciones adquiridas en las tiendas de música en
Internet, como iTunes. Si se quiere emplear una de estas canciones,
la solución consiste en grabarlas en un CD de audio y
posteriormente convertirlas a MP3, que no contiene ninguna
restricción de derechos.

El
usuario tiene varias posibilidades para descargar la melodía,
porque se puede conectar al sitio WAP de Phonezoo con su móvil
(lo que tiene un coste asociado, según el plan de precios del
usuario, aunque, en todo caso, inferior a un tono comprado en una
tienda al uso) o solicitar que se la envíen por correo
electrónico para después transferirla desde el
ordenador al móvil, en lo que se trata de un servicio
gratuito.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones