Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Internet y telecomunicaciones

Ramon Roca, presidente de la Fundación Guifi.net

En el acceso a Internet hay poca oferta, de mala calidad y casi obsoleta

Cada día es más sonoro el clamor de las asociaciones ciudadanas en denuncia de la deficiente oferta de telecomunicaciones en España. Desde hace tiempo, se ha constatado que los accesos a la Red en nuestro país son caros, lentos y sujetos a media docena de ofertas de ámbito más o menos nacional. Frente a ellas surgen propuestas ciudadanas, alternativas y no centralizadas, que prometen acceso a la Red en mejores condiciones y con fibra óptica en lugar del par de cobre (ADSL). Para los titulares de tales propuestas, como es el caso de Guifi.net, nacida en la comarca de l’Osona, en la Cataluña interior, aspectos como la neutralidad de la Red o un servicio universal de acceso para todos los ciudadanos son las piedras filosofales del desarrollo tecnológico futuro. Ramon Roca, presidente de la Fundació Guifi.net y uno de los fundadores de esta empresa de acceso, se expresa con claridad en el debate sobre la neutralidad de Internet: «Si a quien te proporciona la conexión le das, además, el poder de decidir las condiciones de lo que vas a hacer en función de sus intereses, vas a perder tu libertad».

¿Qué es Guifi.net y cómo nació?

Nació cuando un grupo de personas, empresas y ayuntamientos empezamos a colaborar para construir redes de telecomunicaciones, ya fuera para cubrir nuestras necesidades o por afición. Yo fui, y soy, uno más de una iniciativa que es de la sociedad civil. Ahora tenemos cerca de 10.000 hogares conectados y 14.000 kilómetros de conexiones de red. Aún es poca cosa si nos comparamos con «los grandes» -los proveedores de referencia-, pero crecemos sin pausa.

¿Por qué crear una red de acceso propia si hay ofertas variadas en el mercado de consumo?

«En ADSL ni siquiera hay competencia real. Como mucho, unos hacen de revendedores de la red del otro»

No comparto en absoluto la idea de «ofertas variadas». Es lo que algunos quieren hacer creer a la ciudadanía para disuadir a nuevos competidores, pero la realidad es que hay poca oferta, de mala calidad y casi obsoleta. De modo general, y con suerte, hay 3G y ADSL. Ahora bien, el 3G está limitado, ya que hay pocos operadores y es caro. En ADSL ni siquiera hay competencia real. Como mucho, unos hacen de revendedores de la red del otro. Además, ambas tecnologías están casi al fin de su ciclo: las redes de nueva generación ya existen y es fundamental estimular su despliegue. La nueva red de acceso es una gran oportunidad.

¿Todo el mundo puede actuar como proveedor de acceso?

Sí, todo el mundo puede hacerlo desde que se liberalizaron las telecomunicaciones. Con la ley en la mano, no hay ninguna limitación salvo la de informar. Sin embargo, la realidad es que hay muchas dificultades y resulta difícil resumirlas. Por poner un ejemplo, hay restricciones en el uso de las frecuencias, en el acceso a los dominios públicos y hay partes interesadas en hacer trampas a la ley con tal de ponerle el máximo de obstáculos a un nuevo competidor y para perpetuarse en posiciones de dominio. El objetivo principal de nuestra fundación es arreglar todo eso, habilitar a todo el mundo para construir redes de telecomunicaciones y cumplir el espíritu de la Ley.

¿Cómo se puede formar parte de Guifi.net?

«Con la ley en la mano, no hay ninguna limitación para ser proveedor de acceso salvo la de informar»

Basta con conectarse a Guifi.net y, con ello, se aporta un nuevo tramo de red, bajo el acogimiento a la licencia Procomún XOLN. Esto se hace en un sencillo paso desde nuestra web y ya tiene valor. Pero lo complicado es conseguir la masa crítica para que ese valor añadido sea mucho mayor y, en nuestro caso, eso se hace pasito a pasito, con el granito de arena que aporta cada uno. Requiere paciencia y determinación.

¿Qué beneficios puede acarrear?

El beneficio es que, al ser una red de los usuarios que participan de ella, no hay cuotas arbitrarias, no se imponen limitaciones de velocidad y la garantía de servicio, si se necesita, depende de uno mismo. Estos son beneficios, no sólo para la gente que quiera obtener un acceso más económico a la banda ancha, sino también para las empresas que necesitan un buen servicio y mucha capacidad para mejorar su competitividad.

¿Se guían ustedes por un modelo de negocio determinado?

«Basta con conectarse a Guifi.net para formar parte y, con ello, se aporta un nuevo tramo de red, bajo la licencia Procomún XOLN»

Acabo de comentar los criterios de coste/beneficio, luego hablamos de modelos de negocio. Sin él no existiríamos. Diría más, en telecomunicaciones, somos el modelo de negocio más sostenible porque ni de lejos hemos recibido las ayudas y facilidades que han recibido los operadores tradicionales y, sin embargo, existimos. No sólo eso: a base de desarrollar nuestro modelo, se crea un ecosistema económico mucho más justo y plural. Las tiendas venden el material, los antenistas montan antenas, etc. Es decir, habilitamos a los profesionales del territorio para ejercer una actividad de la que, de otra forma, quedarían excluidos.

¿Cuál es en la actualidad su zona de influencia? ¿Se limitan a Cataluña o se extienden a otros lugares de la Península?

«Somos el modelo de negocio más sostenible porque ni de lejos hemos recibido las ayudas y facilidades que han recibido los operadores tradicionales y, sin embargo, existimos»

La zona donde hemos alcanzado una mayor densidad está donde empezamos, en el interior de Cataluña. En los últimos tiempos, estamos en la labor de replicar la experiencia en otros territorios. Lleva tiempo, años, pero con determinación, la participación de los interesados y las ideas claras, es posible. Eso queremos demostrar y en ello estamos.

¿Cuál es el nivel de acceso web de las zonas rurales del Estado? ¿Diría que resulta satisfactorio?

Ni de lejos es satisfactorio y, en gran parte, debido a la tecnología ADSL, que tiene serias limitaciones según la distancia, pero también por el modelo de negocio tradicional, que de forma natural sólo se interesa por las zonas densamente pobladas. Lo peor es que tampoco es satisfactorio en las ciudades, vamos retrasados en los índices de inclusión digital. Lo achaco a que los precios aquí son mas caros debido a la falta de alternativas. Un dato: donde nosotros nos hemos desarrollado lo suficiente, aunque sean zonas «rurales», hemos alcanzado niveles de inclusión digital -gente que usa Internet desde sus hogares- superiores a los de las zonas metropolitanas. No es una invención nuestra, lo dicen las recientes encuestas del Eurostat y el Idescat.

¿Qué opinión le merece el plan del Ministerio de Industria de declarar el acceso a la Red un servicio universal?

«Donde nosotros nos hemos desarrollado lo suficiente, aunque sean zonas ‘rurales’, hemos alcanzado niveles de inclusión digital superiores a los de las zonas metropolitanas»

En los términos actuales y hasta donde conocemos, es preocupante. En la consulta de la Comisión Europea se distingue entre «servicio universal» y «banda ancha para todos», que son dos conceptos que no coinciden a la fuerza, aunque nos gustaría que así fuera. Tal como se plantea desde el Ministerio, nos tememos que nos quieren dar lo primero sin lo segundo.

¿Le parecen buenas las condiciones en las cuales se quiere ofrecer esta declaración?

Si se define por ley el «servicio universal» como algo limitado a un megabit por segundo -propio de las redes que pronto van a quedar obsoletas- y no se contempla el precio para el usuario, tal y como está a día de hoy la Ley General de Telecomunicaciones, hay un riesgo de que sirva para acentuar el retraso en la inclusión digital y empeorar la competencia.

El fin de la televisión analógica deja un amplio espectro de radiofrecuencias libres que las operadoras de telefonía móvil reclaman para sí. ¿Qué cree que se debería hacer con ese espectro?

«Hay un riesgo de que la declaración de Internet como servicio universal sirva para acentuar el retraso en la inclusión digital y empeorar la competencia»

Ahora mismo las bandas licenciadas están infrautilizadas y las libres, saturadas. Sería un grave error que por la avaricia de conseguir dinero fácil y rápido con las licencias, se vendiera el aire que es de todos al mejor postor y se dejaran en el olvido los beneficios que aporta a la sociedad de la información la disponibilidad de frecuencias de uso común. Esos beneficios son mucho mayores que los de la posible especulación con su valor en el mercado. Sería un grave error que todas las frecuencias fueran de licenciadas y no crear nuevos espacios para las frecuencias libres.

Ustedes también ofrecen acceso por cable de fibra óptica. ¿Es tan caro el desarrollo de infraestructuras de acceso?

«Nosotros nos pagamos la fibra de nuestro bolsillo, si fuese tan caro y complicado no lo habríamos hecho»

Nosotros nos pagamos la fibra de nuestro bolsillo. Si fuese tan caro y complicado no lo habríamos hecho. La idea de que la fibra óptica es cara es otro tópico. La realidad es que ya es más barata que el par de cobre, poco más de un euro por metro y a veces incluso menos, sin limitaciones de distancia y con velocidades de un gigabit o más. No es que sea cara, es que para ponerla hay que invertir y, aunque es rentable, algunos prefieren obtener beneficios fáciles a corto plazo y estirar al máximo la vida del par de cobre. Por eso es tan importante crear alternativas.

¿Se plantean competir con la telefonía móvil ahora que ésta camina hacia el modelo de servicio de voz por Internet y pago por megabyte consumido?

Cuando la Red es de quien la usa y, además, neutral por definición, no se descarta ningún uso, ya sea voz, televisión u otro. Tenemos que ser conscientes de que Internet seguirá su transformación y la tecnología continuará su avance.

¿Cambiaría el modelo de sociedad si todo el mundo accediera a la Red mediante proveedores distribuidos como ustedes?

«Con la neutralidad de la Red nos jugamos la libertad»

Yo no me atrevo a decir que cambia el «modelo de sociedad». Pero no me cabe ninguna duda de que si no existimos, la sociedad se empobrece. Si se crea un modelo donde no hay la opción de «hágaselo usted mismo» y te obligan a ir a pocos proveedores que ya te dan todo empaquetado a su gusto y conveniencia, estaremos en una sociedad más pobre. Si no nos andamos con cuidado, todo acabará por ser de peaje y, además, el precio del peaje nos lo van a calcular como ahora, según lo que podemos pagar, no lo que cuesta de verdad.

¿Podría explicar a un usuario medio por qué es tan importante mantener la neutralidad de la Red?

En su día, el gran avance y acierto de Internet fue la neutralidad. Dio libertad al usuario para consumir los contenidos que eran de su interés y hasta para crear otros nuevos. Si a quien te proporciona (y le pagas) la conexión le das, además, el poder de decidir las condiciones de lo que vas a hacer en función de sus intereses, que es lo que ahora intentan los grandes operadores, vas a perder libertad. Internet no puede ser otra tele.

En Estados Unidos parece que van a mantener la neutralidad, pero la Unión Europea quiere abrir un debate sobre ella. ¿Qué ocurrirá?

No puedo predecir el futuro, sólo ver qué ocurre ahora: en Estados Unidos, cuando se privatizaron las telecomunicaciones, se segmentó el mercado y se impidieron los monopolios. En cambio, en Europa se favorecieron los grandes grupos de telecomunicaciones y los monopolios pasaron de manos públicas a manos privadas, pero hay todavía importantes posiciones dominantes que además han creado con ello intereses y grupos de presión. Si el «debate» se limita a los intereses de esos operadores, es un debate falso entre actores que tienen muchos recursos y saben presionar muy bien a los gobiernos. Entonces «adiós» a la neutralidad.

En cambio, si tienen en cuenta a los ciudadanos y a las libertades fundamentales, ese «debate» es probable que ni siquiera exista. La neutralidad tiene que prevalecer sobre todo y sin discusión. Si en lugar de lamentarse porque los americanos ganan dinero, e intentar controlar los contenidos, se dedicasen a hacer mejor el trabajo para el cual les pagan sus clientes -esto es, proporcionar redes más simétricas, mejores y más baratas-, también se desarrollarían los contenidos en Europa. Ahora son ellos -las industrias culturales y de las telecomunicaciones- quienes impiden que esto se dé porque quieren controlar todos los mercados, incluso el de los contenidos.


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto