vCard, tarjetas de visita electrónicas

Este formato, combinado con el móvil y las conexiones Bluetooth, funciona como reemplazo de las tarjetas tradicionales
Por Benyi Arregocés Carrere 4 de noviembre de 2008
Img vcardbis portada
Imagen: César vargas

Hoy, casi cualquier teléfono móvil, PDA o programa de correo electrónico reconoce y muestra vCard, un estándar para compartir los datos de los contactos de la agenda, que se puede intercambiar de una manera rápida con cualquier otra persona.

Las tarjetas de visita suelen llevar datos bastante escuetos, como la profesión, los teléfonos de contacto, el correo electrónico o la dirección postal. vCard es un formato de archivo que permite mostrar la misma información, pero con mayor amplitud, debido a que estos apuntes no ocupan mucho espacio. Así, se pueden anotar varias direcciones postales, varios teléfonos, incorporar fotografías e incluso sonidos.

La creación de vCard se remonta bastante en el tiempo, sobre todo si se considera la velocidad a la que evoluciona Internet. Un consorcio de empresas lo creó en 1995 y lo entregó después al Internet Mail Consortium para promoverlo como estándar para intercambiar este tipo de datos a través del correo electrónico. Este tipo de archivos se identifica por su extensión «.vcf» o «.vcard».

Los programas de correo electrónico disponen de la posibilidad de adjuntar la tarjeta vCard en todos los mensajes salientes

Los programas de correo electrónico disponen de la posibilidad de adjuntar la tarjeta vCard en todos los mensajes salientes y los usuarios pueden situar allí todos los datos que les interese mostrar. Si se recibe una tarjeta en un adjunto de un mensaje, lo único que se debe hacer es guardarla en la agenda, un paso sencillo porque estos programas reconocen el formato y simplifican la tarea.

El móvil le da su verdadera utilidad

El auge de los teléfonos móviles ha concedido aún mayores posibilidades a vCard. Por tratarse de un formato electrónico, cuenta con varias ventajas inherentes además de la portabilidad de datos que suponen estos terminales. Por ejemplo, realiza una pequeña contribución al medio ambiente ya que evita toda la impresión de papel que conllevan las tarjetas convencionales.

Cada persona debe crear un contacto en la agenda del teléfono y rellenarlo con todos los datos que quiera comunicar

Además, se trata de un método que permite clasificarlas de forma más veloz. Este sistema para compartir la información de contacto deja atrás el esquema de recibir tarjetas de visita para después archivarlas en tarjeteros y los sustituye por la sincronización de datos entre el teléfono móvil o la PDA y el ordenador.

Para intercambiar estas tarjetas de visita, cada persona debe crear un contacto en la agenda del teléfono y rellenarlo con todos los datos que quiera comunicar: desde su propio nombre hasta números de teléfono, direcciones de correo electrónico, sitio web, dirección postal, etc. Esta entrada en la agenda sólo se guarda para intercambiarla a través del celular.

Cada vez que se quieran compartir estos datos se debe acceder a la agenda y buscar el contacto. En ese punto, el menú de opciones brinda la posibilidad de enviar los datos por Bluetooth. Según el sistema operativo del móvil varía el mensaje, pero suele ser similar a «Enviar tarjeta de visita» o «Enviar contacto».

Cuando los móviles ya se han intercambiado la información, el receptor puede tomar la vCard y trasladarla directamente a su agenda de contactos

Una vez efectuado este paso, que activa también el Bluetooth, se debe realizar el habitual proceso de cortejo entre los terminales que emplean esta tecnología. Hay que buscar otros dispositivos y, cuando se encuentre el deseado, se debe introducir la misma clave (puede ser cualquiera) de hasta cuatro números en ambos teléfonos. Es importante recordar el nombre que se ha puesto al terminal, aunque si no se ha modificado ningún parámetro, suele ser el modelo y marca del teléfono. Además, conviene comprobar que el Bluetooth se encuentra en modo visible, para que los demás dispositivos lo puedan detectar.

Cuando los móviles están emparejados, el intercambio de datos se efectúa a gran velocidad y el receptor puede tomar la vCard y trasladarla directamente a su agenda de contactos, sin necesidad de perder tiempo en anotar todos los datos.

Tarjetas de visita en páginas web

Img

Las tarjetas de visita también se pueden insertar dentro de los sitios web gracias al estándar hCard. Se trata de un microformato que adapta vCard al código de la Red. Para utilizarlo, se deben insertar unas etiquetas estándar que permiten a otros programas y a los buscadores reconocer inmediatamente los contenidos como parte de una tarjeta de visita e identificar la función de cada dato. hCard Creator es una de las página web donde a través de un formulario se pueden crear datos hCard automáticamente.

Diversas herramientas pueden partir del formato hCard y convertirlo en vCard para que se pueda almacenar la información en las agendas electrónicas del correo electrónico o el teléfono móvil. Operatores un complemento de Firefox que lee varios microformatos y realiza diferentes acciones, como añadir los datos a la libreta de contactos, buscar la dirección en mapas o situarlos en un calendario. Otras opciones para el navegador de Mozilla son Tails Export o Greasemonkey. También se puede recurrir a páginas como X2V, que realizan la misma operación a partir de la dirección web proporcionada.

Por otra parte, en la Red se encuentran sitios que fomentan la descarga de los archivos vCard para que el usuario pueda importarlos dentro de sus agendas, como por ejemplo las redes sociales profesionalesLinkedIn o Xing, donde los datos de los perfiles se pueden convertir a este formato. Dentro del protocolo de mensajería instantánea XMPP, utilizado por Jabber y GTalk, también se ha especificado una versión particular de vCard, el vCard-XML.