Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías

La Eurocámara reconoce que los videojuegos promueven la creatividad y la cooperación, pero pide un mayor control sobre ellos

Solicita que ordenadores y consolas incorporen un "botón rojo" para limitar los contenidos inapropiados

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 12 febrero de 2009
La Comisión de Mercado Interior del Parlamento Europeo aprobó ayer un informe que reconoce que los videojuegos pueden ser beneficiosos para los niños porque promueven la creatividad y la cooperación. No obstante, considera necesario un mayor control sobre estos juegos. En este sentido, pide la incorporación de un "botón rojo" a ordenadores y consolas con el que los padres puedan desactivar o limitar los juegos que consideren inapropiados.

"Los videojuegos no son, en la mayoría de los casos, peligrosos e incluso pueden contribuir al desarrollo de algunas facultades", dijo Toine Manders, el diputado holandés impulsor del informe. Según Manders, estimulan "el aprendizaje de hechos y actitudes como la reflexión estratégica, la creatividad, la cooperación y el sentido de innovación".

Sin embargo, los eurodiputados consideran que el actual sistema de clasificación de contenidos, denominado PEGI, no es suficiente a día de hoy, en especial en el caso de los juegos en línea, fácilmente accesibles para los menores a través de Internet.

Cooperación entre Estados

La Eurocámara no aboga por legislar a escala europea sobre el etiquetado de los videojuegos, sino que considera mejor impulsar la cooperación entre los Estados miembros para alcanzar un mecanismo común basado en PEGI.

El informe, elaborado a partir de estudios recientes, indica que la violencia en los juegos no impulsa automáticamente comportamientos violentos, pero cree que una "exposición prolongada" a ese tipo de escenas "puede tener un impacto negativo sobre el jugador".

Por otro lado, los eurodiputados piden responsabilidad a los propietarios de cibercafés, pues recuerdan que, según un Eurobarómetro, un 3,2% de jóvenes entre 16 y 17 años tiene acceso a Internet en estos establecimientos sin ningún tipo de control parental.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones