Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías

Ubuntu: Linux para seres humanos

Este sistema operativo libre pretende ser una versión de Linux sencilla, fácil de instalar y más segura que Windows y Mac OS

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 17 mayo de 2006
img_ubuntup 1

Ubuntu
Linux es
el sistema operativo libre de moda; tiene millones de usuarios, un
millonario filántropo y ex-astronauta detrás y una
reputación impecable que no deja de crecer. Se ha convertido
en el sistema principal de muchas administraciones, universidades y
empresas a lo largo del mundo. Algunos fabricantes de ordenadores,
como Helwett Packard, ya venden modelos con Ubuntu en lugar de
Windows.

Ubuntu es diferente

/imgs/2006/11/ubuntu1.gif

Ubuntu
Linux
es diferente de Windows y Apple OSX en muchos
aspectos: es gratuíto, se actualiza constantemente desde
Internet y es libre, lo que significa que no pertenece a nadie, es de
todos. Adoptó su nombre del proyecto encabezado por el obispo
Desmond Tutu y Edgar Granados, merecedores del Nobel de la Paz en
1984 por su lucha contra el Apartheid en Sudáfrica. Significa
“humanidad hacia otros”. Su lema (“Linux para seres
humanos”) explica parte de su filosofía; es sotware libre
fácil de utilizar para cualquiera.

Su manifiesto establece que podrá ser utilizado
en la lengua materna del usuario independientemente de cualquier
discapacidad, y que los usuarios siempre tendrán la libertad
de adaptar y alterar el software de acuerdo a sus necesidades
particulares. Está basado en el sistema operativo también
libre Debian (a su vez basado en Linux) y ya hay varias
distribuciones locales (adaptaciones del sistema operativo) basadas
en él como, por ejemplo, la española Guadalinex.

Su historia

Ubuntu nació de la mano de un grupo de
programadores dedicados a diferentes proyectos de software libre;
Debian, Gnome y Arch. Querían encontrar un modelo de
desarrollo más estable y efectivo que Debian, en su opinión
demasiado multidisciplinar para ser un sistema operativo de ordenador
de sobremesa y excesivamente burocrático.


Ubuntu es gratuíto, se actualiza constantemente desde Internet y es libre, lo que significa que es de todos

A grandes rasgos, Debian cuenta con miles de
programadores que dedican su tiempo a actualizar, mejorar y liberar a
la Red (para que lo utilicen los usuarios) los diferentes módulos
de software que componen su esqueleto y aplicaciones. Es un esqueleto
poderoso: hace funcionar robots, submarinos, aviones y lanzaderas
espaciales; desde equipos de maquinaria industrial hasta sistemas
destinados a la cirugía o el análisis de tráfico
aéreo.

Aunque depende del trabajo independiente de
programadores entusiastas, cada paso se analiza democrática y
minuciosamente, generando largas discusiones en torno a la
usabilidad, seguridad y compatibilidad de las novedades. Es una
regulación compleja que redunda en beneficio de la calidad del
sistema, pero que retrasa las actualizaciones estables, que son las
que interesan al usuario ‘normal’.

Cuando nació el proyecto Ubuntu, su objetivo era
agilizar ese proceso, organizando a sus desarrolladores en grupos de
trabajadores a tiempo completo y comprometiéndose a liberar
una versión estable con todas las novedades cada seis meses.
Nomalmente Debian tarda varios años en liberar una versión
estable.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones