Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Ideas y consejos

Federico Fernández, subdirector general de Tráfico y Movilidad de la DGT

No merece la pena estropear el viaje por cometer alguna imprudencia

Hoy comienza la operación salida de verano y millones de ciudadanos cogerán el coche en busca de su destino vacacional. En paralelo, la Dirección General de Tráfico (DGT) desplegará un dispositivo especial, denominado "Operación Salida", en el que miles de agentes del Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil colaboran para que se produzca el menor número de incidencias posibles y solucionar de forma eficaz las que sucedan. El subdirector general de Tráfico y Movilidad de la DGT, Federico Fernández, explica las medidas que se han tomado para que todo vaya sobre ruedas.

¿Piensa salir de vacaciones este verano? ¿Qué medio de transporte elige para la ocasión?

Saldré de vacaciones con la familia, mi mujer y mis dos hijos, pero no en verano. Y, para desplazarme, me gusta utilizar el coche.

Quienes sí salgan en verano se toparán con el dispositivo especial que desplegará la DGT en la Operación Salida…

Efectivamente, todo el dispositivo del que dispone la Dirección General de Tráfico se pondrá en funcionamiento a pleno rendimiento en estos meses. Algo que es lógico teniendo en cuenta los cerca de 90 millones de desplazamientos que la DGT estima que se van a producir por las carreteras españolas.

Por una parte, y como en todas las operaciones especiales, vamos a poner todos los medios técnicos y humanos de los que disponen la DGT y la Guardia Civil, fundamentalmente para ayudar a que el viaje de todos sea lo más cómodo y, sobre todo, lo más seguro posible. En estas fechas el número de agentes que hay en la carretera es mucho mayor que el que existe en otras épocas del año. Además, todo el personal adscrito a los siete centros de gestión de tráfico repartidos por toda España y el aéreo de helicópteros estará de servicio. Nuestra gran misión será solucionar todas las incidencias que pueda sufrir el automovilista en carretera.

¿Siguen siendo los meses de verano los de mayor volumen de vehículos en las carreteras?

Los días 1 y 15 habían sido, tradicionalmente, los de mayor salida. Sin embargo, desde hace cinco o seis años las cosas han cambiado. Ya no salimos todos el mismo día 1, ni volvemos el 31 de agosto. Todo esto se ha modificado porque ya no es tan habitual coger todo un mes de vacaciones. Cada vez hay más españoles que se reservan días para disfrutarlos en otras épocas del año. No obstante, últimamente se van concentrando más los movimientos en los fines de semana anterior y posterior a esas fechas, es decir al 1 y 15 de julio, y al 1 y 31 de agosto.

¿Qué recomendaciones daría a los miles de conductores que van a iniciar sus vacaciones en los próximos días?

La diferencia de ir a 120 o a 150 es el tiempo que se tarda en tomar un café, o el que cuesta repostar

Es importante tomarse en serio el viaje e ir con tranquilidad y sin prisas. Si se viaja con niños, hay que recordar ponerles el cinturón de seguridad, que también deben abrocharse los adultos. Hay que hacer una parada cada dos horas para descansar, y no tener prisa por llegar porque no interesa correr. La diferencia de ir a 120 o a 150 es el tiempo que se tarda en tomar un café, o el que cuesta repostar. De todos modos, hay que pensar que no merece la pena estropear el viaje por cometer alguna imprudencia. Está en nuestras manos el que todo salga bien. Y, por supuesto, no se debe bajar la guardia cuando se haya llegado al lugar de destino, porque es en los trayectos cortos donde más accidentes suele haber.

De todas las medidas que hasta ahora ha puesto en marcha la DGT (el carné por puntos, la instalación de nuevos radares, el aumento de efectivos de la Guardia Civil y el nuevo Código Penal), ¿cuál cree que ha tenido mejores resultados y ha sido más útil para reducir la siniestralidad en las carreteras?

Todas las medidas en su conjunto han contribuido a reducir el número de accidentes. No se puede decir que una sea más importante que otra. Todas lo son y lo más importante es que, gracias a ello, se ha producido un gran cambio de mentalidad por parte de los conductores. El éxito no consiste en la aplicación de las medidas una por una, sino la suma de todas ellas. Si se hubieran aplicado individualmente, no hubiéramos conseguido los resultados que se han obtenido.

Además, ocurre que cada paso que se va dando en medidas de seguridad va empujando al siguiente. Por ejemplo, cuando en 2004 se empezó a poner en los paneles variables de las grandes carreteras los mensajes: «El mismo fin de semana del año pasado hubo x muertos», generó un mensaje que empezó a calar profundamente en la conciencia de la gente. Y cuando la sociedad se hace consciente del problema, no sólo lo acepta sino que además demanda más medidas de seguridad y exige que al conductor que va conduciendo de forma temeraria no baste con ponerle una multa, sino que haya que hacer con él algo más, porque está poniendo en riesgo la vida de todos.

¿Cuál es el balance desde que entró en vigor el carné por puntos? ¿Cree que esta medida ha calado entre los conductores?

Desde que el carné por puntos entró en vigor el 1 de julio de 2006 ha tenido muy buenos resultados. Los conductores han comprendido que no va dirigido contra quien comete un error aislado, sino contra aquellos reincidentes en un comportamiento que pone en peligro la vida y la salud propias, y de los demás. Es verdad que cualquiera puede tener un error, un despiste, y por ello tiene una sanción, una multa, y pierde algunos puntos, pero sigue conduciendo. El carné por puntos se dirige, sobre todo, contra quienes conducen de una forma más arriesgada y temeraria, y se les lanza un mensaje claro: no sólo perderán los puntos, sino que también se quedarán sin carné.

¿Cuántos conductores lo han perdido ya?

Unos 15.000 conductores. Puede parecer que son muchos, pero en realidad no son tantos si tenemos en cuenta que en la actualidad hay en nuestro país unos 25 millones de conductores.

Desde el pasado 1 de mayo conducir sin carné o sin puntos es delito. ¿Cuántos infractores han sido detenidos en estas circunstancias?

Desde ese día, fecha en que entró en vigor la reforma del Código Penal en que se tipificaba como delito conducir sin haber obtenido el necesario permiso o licencia de conducción, han sido detenidos y puestos a disposición judicial por incurrir en dicho delito más de 1.000 conductores.

Recuérdenos qué pena tiene conducir sin carné. ¿Cómo se gestionan estos casos?

Este delito está castigado con penas de tres a seis meses de prisión, multa y trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días. Se aplican también las mismas penas al conductor que haya sido privado del permiso por pérdida total de los puntos asignados legalmente o por decisión judicial y siga conduciendo. Como se trata de un delito, el caso va a la Fiscalía. De esta manera, al tratarse de un procedimiento penal, se gestiona mucho más rápido que si fuera un procedimiento administrativo.

¿Qué castigo tiene conducir bajo los efectos del alcohol?

Conducir bajo los efectos del alcohol, e incluso negarse a someterse a las pruebas de alcoholemia, está castigado con prisión de seis meses a un año y privación del derecho a conducir de uno a cuatro años.

¿Cuál es es el perfil del conductor que infringe la ley al volante?

La mayoría de los conductores que dan positivo en la prueba de la alcoholemia suelen ser personas de mediana edad

Depende, no se puede decir que haya un perfil determinado. Al contrario de lo que se piensa, no es una persona excesivamente joven la que comete la infracción por exceso de alcohol. La mayoría de los conductores que dan positivo en la prueba de la alcoholemia suelen ser personas de mediana edad. No obstante, las campañas que lanza periódicamente la DGT están dando unos resultados óptimos, en cuanto a que los conductores están concienciándose del peligro que tiene beber alcohol y conducir. Esperamos que cada vez sean más los que lo vean así y no pongan en peligro su vida ni la de los demás.

¿En qué ha cambiado el procedimiento sancionador respecto a hace unos años? ¿No cree que debería ser más inmediato como sucede, por ejemplo, en Portugal? Allí, cuando se coge a un conductor cometiendo un acto delictivo, se le pone una multa y se le cobra en ese mismo momento, con la tarjeta de crédito.

El procedimiento sancionador no ha cambiado sustancialmente, aunque se está estudiando la posibilidad de hacer la notificación de un modo más inmediato. Con respecto a la medida que se practica en Portugal, es una medida que funciona bien en ese país. Es verdad que tiene un efecto muy positivo el hecho de pagar de forma inmediata, como respuesta a un comportamiento incorrecto. Desde luego, sería lo ideal, el problema es que no puede haber un policía al lado de cada conductor.

¿Ha aumentado el número de conductores peligrosos en España?

Todo lo contrario, ha disminuido mucho. La mayoría de los casos se dan en las autovías. Aproximadamente en los últimos 10 ó 12 años suele haber un centenar de incidentes de este tipo al año, en el que el conductor ha bebido y entra en la autovía por donde no debe hacerlo, es decir, que va tan ebrio que suele equivocarse a la hora de incorporarse a la vía correspondiente.

¿Quiénes incurren más en infracciones de tráfico, los hombres o las mujeres?

Los datos lo dicen claramente: las mujeres suelen tener mejor comportamiento en el volante. No obstante, no creo que sea cuestión de sexo, sino más bien es un tema educacional. De todos modos, sólo hay que preguntar a las aseguradoras a quién prefieren si a las mujeres o a los hombres como asegurados de un vehículo.

Desde hace unos meses se registran cada vez más accidentes en los que están involucrados motoristas. ¿Hay alguna razón especial?

Hace un año empezamos a estudiar la tipología de los accidentes en los que estaban implicados motoristas. Hay datos muy llamativos. En general, son accidentes que se producen en fines de semana y en carreteras secundarias. Y el perfil del conductor suele corresponder a una persona de mediana edad (treinta y tantos años aproximadamente) y con unas motos muy nuevas y de gran cilindrada.

Suelen ser conductores que tienen el permiso de conducir de moto desde hace muchos años. Sin embargo, hasta que no han tenido un cierto poder adquisitivo no han decidido comprarse una moto de dichas características. Por tanto, en parte hay una falta de adaptación del conductor a una máquina potente como la que se ha comprado, aunque tampoco hay que olvidar otros factores determinantes como la infraestructura de la carretera y la falta de seguridad de que disponen las propias motos.

El ejemplo es lo que más influencia tiene sobre los hijos a la hora de aprender a comportarse en el vehículo

¿Está haciendo algo la DGT por disminuir los puntos negros que no acaban de desaparecer en nuestras carreteras?

No se puede hacer desaparecer los puntos negros de una forma drástica. No es un problema sólo de la infraestructura, ni del sistema de tráfico. Pero hay que aclarar una cuestión importante: tanto la señalización vertical como la infraestructura de las carreteras no son competencias de la DGT, sino de las comunidades autónomas. La DGT es responsable de las señales variables que se instalan en las carreteras.

En las carreteras españolas hay cada vez más conductores que provienen de otro país. ¿Qué procedimiento debe seguir una persona que trae un carné extranjero? ¿Hay alguna posibilidad de convalidar su permiso de conducir con el español?

Un ciudadano de cualquier país con un permiso internacional puede conducir aquí, y en cualquier país, durante seis meses. Transcurrido ese tiempo hay que sacarse el carné de conducir que establezca el país de residencia.

En las escuelas se viene haciendo mucho hincapié en la educación vial. ¿Cree que son suficientes estas medidas de prevención y que con ellas los conductores del futuro serán más cívicos y respetuosos?

El tema de la educación vial es fundamental, y debe enseñarse desde que somos pequeños. Pero los padres no pueden descargar esa responsabilidad exclusivamente en los colegios. Hay que saber que el ejemplo es lo que más influencia tiene sobre los hijos a la hora de aprender a comportarse en el vehículo, en el sistema del tráfico o como peatones. Si los adultos no se ponen el cinturón, ¿cómo van a esperar que se lo pongan los niños? Y, por supuesto, una persona que tiene una buena base educativa y una formación, que sabe comportarse con educación y urbanidad, pues se comporta de igual modo en el coche, al cruzar una calle, etc.


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones