El Gobierno Vasco obligará a devolver la vivienda protegida si sus propietarios compran otro piso

Quedarán exentos de esta medida los titulares de VPO que ya sean dueños de otra casa y los que reciban un inmueble de herencia
Por mediatrader 17 de mayo de 2007

Los propietarios de una vivienda de protección oficial (VPO) en el País Vasco que compren otro piso en el mercado libre, bien como residencia habitual o para vacaciones, tendrán que abandonarla y vendérsela al Gobierno Vasco, que pagará por ella el precio público estipulado en ese momento y la volverá a sortear a través de su Servicio Público de Vivienda (Etxebide).

Esta medida comenzará a aplicarse a finales de año y quedarán exentos de ella los titulares de VPO que ya son dueños de otro piso y los que, más adelante, consigan otro inmueble a través de una herencia.

«El objetivo es garantizar el uso social de la VPO», explicaron fuentes del citado departamento. «Si la vida le sonríe al propietario de un piso protegido y decide adquirir otro en el mercado libre, perfecto. El Gobierno Vasco le compra el primero a un precio actualizado y lo pone a disposición de Etxebide para que se lo adjudique a alguien que lo necesite».

Vivienda impondrá la misma restricción a las VPO y a los pisos tasados autonómicos y locales, que son algo más caros que los inmuebles anteriores, pero también se adjudican por sorteo y tienen una calificación pública permanente; es decir, no se pueden vender entre particulares.