Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Vivienda

La deuda hipotecaria de las familias alcanza un nuevo récord pese a que sigue bajando su ritmo de crecimiento

Los hogares destinaron el 37,1% de su renta bruta disponible al pago de su casa en el primer trimestre del año

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 21 mayo de 2008
La deuda hipotecaria de las familias españolas alcanzó los 657.189 millones de euros en el primer trimestre del año. Se trata de una cifra récord, a pesar de que su ritmo de crecimiento, del 11,2% -el menor de los últimos cinco años-, mantenga la senda de desaceleración iniciada en 2006.

Imagen: CONSUMER EROSKI

Los datos publicados ayer por el Banco de España ponen de manifiesto que el incremento interanual de la deuda hipotecaria registrado hasta marzo se situó 1,2 puntos porcentuales por debajo del de febrero (12,4%) y 7,4 puntos por debajo del registrado en marzo de 2007 (18,6%).

Sin embargo, en términos absolutos, la deuda de las familias por la compra de una vivienda registró un nuevo récord, después de superar, por undécimo mes consecutivo, los 600.000 millones de euros, lo que supone más del doble que la contabilizada en el mismo periodo del año 2003, cuando se situó en 300.000 millones de euros.

Precio de la vivienda

El menor ritmo de crecimiento del endeudamiento familiar está en consonancia con la desaceleración de los precios de las casas. Así, la vivienda libre se encareció un 3,8% en el primer trimestre de 2008, al situarse en los 2.101,4 euros por metro cuadrado, el nivel más bajo de la última década, según el Ministerio de Vivienda.

Pese a todo, las familias aún tienen que destinar buena parte de sus ingresos al pago del piso. Según los últimos datos disponibles, correspondientes a 2007, el esfuerzo de los hogares para financiar la compra de una vivienda se sitúa en el 46,2% de su renta bruta disponible, 3,5 puntos más que al cierre de 2006, la cifra más alta de toda la serie histórica.

La vivienda libre se encareció un 3,8% en el primer trimestre de 2008, al situarse en los 2.101,4 euros por metro cuadrado, el nivel más bajo de la última década

Descontando las deducciones por compra de vivienda a través del IRPF (un 15% con carácter general hasta un máximo de 9.015 euros anuales), los hogares destinaron el 37,1% de su renta bruta disponible para financiar la adquisición de su casa en el primer trimestre de 2008, frente al 34,8% del mismo periodo de 2007.

Créditos al consumo

Los créditos al consumo, por su parte, crecieron hasta marzo un 8,9%, 1,5 puntos porcentuales menos que en el mes anterior y 8,5 puntos por debajo de la cifra registrada en el mismo mes de 2007, con un saldo de 228.342 millones de euros.

Si se suma la deuda hipotecaria y los créditos al consumo, el endeudamiento total de los hogares se situó en 887.426 millones de euros en el primer trimestre, un 10,6% más que en el mismo periodo de 2007.

Ley de Endeudamiento Familiar

Por otro lado, y ante las dificultades por las que están atravesando muchas economías domésticas, los registradores de la propiedad plantearon ayer al Gobierno una ley específica que trate las insolvencias familiares.

Durante la inauguración del XVI Congreso Internacional de Derecho Registral, José María Alfín, vicedecano del Colegio de Registradores de España, consideró necesario promulgar cuanto antes una Ley de Endeudamiento Familiar. Esta norma permitiría "una segunda oportunidad" a los particulares sobreendeudados, señaló, por su parte, Luis Fernández del Pozo, registrador y catedrático de Derecho Mercantil.

La actual Ley Concursal, a la que en lo que va de año se han acogido 66 familias, un 230% más que hace un año, no está pensada para los problemas domésticos, según los registradores

Del Pozo recordó que en la Unión Europea "hay recomendaciones para tratar este asunto y países que ya lo contemplan". En este sentido, afirmó que hay "millones de ingleses y de alemanes que acuden a la insolvencia familiar" porque sus países tienen legislación específica para este tipo de casos.

Según los registradores, la actual Ley Concursal, a la que en lo que va de año se han acogido 66 familias, un 230% más que hace un año, no está pensada para los problemas domésticos. La solución podría pasar por dar un plazo de cuatro o cinco años a quienes, siempre de buena fe, atraviesen por dificultades económicas.

"Si se trata de un deudor de buena fe, se le puede preparar un plan con quita y espera para darle una segunda oportunidad", explicó el vicedecano del Colegio de Registradores, que recordó que la crisis económica actual está motivada por una crisis del crédito que ha sido "restringido de un modo brutal" por parte de los bancos.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones