Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > En la cocina > Trucos y secretos de cocina

Tipos de contenidos: Alimentación

Navidad 2014
Λ

Ocho formas distintas de preparar las patatas fritas

Según el corte que se le dé a la patata se pueden preparar diferentes y sabrosas guarniciones

  • Última actualización: 10 de julio de 2009


Hay distintas maneras de preparar las patatas fritas. Una vez peladas y cortadas, las patatas se fríen sumergiéndolas en aceite bien caliente. Si se dispone de freidora, la temperatura se ha de mantener en torno a los 170-210 ºC.

En cocina se emplean dos métodos para freír las patatas:
- La fritura completa, que consiste en freír las patatas por completo en una vez. Las patatas se introducen en el aceite a una temperatura de moderada a fuerte (sin que llegue a humear) y no se sacan hasta que estén cocinadas. Esta fórmula es la adecuada para preparar patatas paja, patatas cerilla, patatas chips, panadera y rejilla.

- La fritura en dos partes, donde primero se procede a ablandar la patata a una temperatura moderada-baja. Una vez que la patata está blanda se retira del aceite, para justo antes de servirlas, darles otro golpe a temperatura fuerte. Así se consigue que las patatas queden doradas y crujientes en el exterior y blandas en el interior. De esta manera se cocinan las patatas bastón, las patatas española, las patatas puente nuevo, las patatas en dados...

En cualquiera de los dos casos, la sal se añade a las patatas después de que estén fritas. Y al cocinarlas conviene no amontonarlas en exceso y no taparlas, para evitar que se reblandezcan después de fritas.


Clases de cortes para las patatas fritas:

  • Patatas paja: son patatas que están cortadas a lo largo muy finamente. Se fríen de una sola vez e incluso se pueden cocinar con horas de antelación.
  • Patatas cerilla: son un poquito más gruesas que las patatas pajas. Se fríen de una sola vez a la hora del servicio.
  • Patatas bastón: más gruesas que las patatas cerillas, se pueden cocinar de una vez o en dos frituras.
  • Patatas española: su corte es el tradicional de las patatas fritas, el grosor es mayor que en el caso de las patatas bastón.
  • Patatas puente nuevo: es una patata con un corte mucho más grueso que en la patata española. Se fríe en dos partes, una primera fritura a fuego lento y posteriormente una más fuerte, ya que si no, se tuesta la superficie y el interior queda crudo. Se suelen poner a tres trozos de patata por persona simulando un puente.
  • Patatas chips o patata inglesa: son patatas cortadas de forma redonda y muy fina. En el momento de freír se deja las patatas ligeramente humedecidas y se fríen de pocas en pocas para que no se peguen.
  • Patatas rejilla: parecidas a las chips pero se cortan con una cuchilla que les da forma de rejillas.
  • Patatas soufflé: Su corte es en rectángulo. Son patatas fritas que tienen un grosor aproximado de 3 milímetros, y el resultado final va a ser una patata hinchada y crujiente. Para conseguir que la patata se hinche, se han de utilizar patatas con bajo contenido en agua. Después de pelarlas, se secan, y después de cortarlas también. Para elaborarlas, se echa la patata en un recipiente con aceite moderadamente caliente y sin amontonarlas; cuando veamos que estén blandas, las pasamos a otra sartén con aceite muy caliente. Si se siguen bien los pasos, las patatas se hincharán como un globo. Esta elaboración es muy complicada.



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto