Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > Guía de los alimentos > Frutas y derivados

Tipos de contenidos: Alimentación

Concurso Relatos del buen Camino
Λ

El caqui

Es una fruta rica en hidratos de carbono que puede resultar áspera al paladar, pero que madura alcanza un sabor dulce, muy suave y delicado

  • Última actualización: 30 de noviembre de 2007

Las especies de caqui -también llamado palosanto- que más se consumen hoy día proceden de China, Japón y otros países del este de Asia, y EEUU. Al parecer, la variedad china llegó a Japón en el siglo VIII, y no fue hasta finales del siglo XIX cuando su cultivo se extendió a los EEUU. El caqui llegó a Europa de mano de los conquistadores españoles que colonizaron América, de modo que los primeros frutos que conocimos de esta especie pertenecían a la variedad americana. Hoy día, al igual que ha sucedido con otras frutas oriundas de otras tierras, en nuestro país el caqui ha pasado de ser considerado como una fruta exótica a una variedad más. En concreto, su cultivo se viene realizando con éxito desde hace años en las comunidades de Valencia, Castellón y Andalucía -Huelva, Sevilla, Málaga y Granada-.

¿Cómo es el caqui?

Su forma es redondeada y tiene una piel lisa, muy fina, de color amarillo, anaranjado o rojo, según su contenido en carotenos. Tanto su tamaño como el color de su piel se asemejan a una manzana o a un tomate. La pulpa es anaranjada, dulce y jugosa, con un ligero regusto áspero, según su cantidad de taninos. Su sabor recuerda a una mezcla entre el melocotón, el albaricoque y la pera, dulce y suave.

En la compra conviene escoger aquellos ejemplares que conservan el tallo y el casquete. Es mejor adquirir esta fruta aún dura y dejarla madurar en casa. Si se quiere acelerar su maduración, basta con introducirla en una bolsa de papel junto con plátanos o manzanas. Como curiosidad cabe destacar que esta fruta admite la congelación, ya sea entera o sólo su pulpa, en cuyo caso se recomienda añadir zumo de limón para evitar que se altere su color.

Cualidades nutritivas y salud

Al igual que otras frutas, los caquis contienen elevadas cantidades de agua. Son ricos en hidratos de carbono -fructosa y glucosa-, lo que determina su contenido de calorías y su sabor dulce. Contienen un tipo de fibra soluble llamada pectina en cantidad moderada, adecuada tanto en situaciones de estreñimiento como de diarrea.

Respecto a su contenido en vitaminas destacan la C y la pro-vitamina A o beta-caroteno. Este último compuesto tiene acción antioxidante, al tiempo que confiere al fruto su color característico. Además, el beta-caroteno se transforma en vitamina A en nuestro organismo conforme éste lo necesita. En cuanto a la composición mineral, sobresale la presencia de potasio.

Por su aporte de pro-vitamina A y vitamina C, se recomienda su consumo a toda la población y en especial a quienes tienen un mayor riesgo de sufrir carencias de dichas vitaminas, como las personas que no toleran los cítricos, el pimiento u otros vegetales, que son fuente casi exclusiva de vitamina C. También se recomienda a quienes siguen dietas bajas en grasa y, por tanto, con un contenido escaso de vitamina A, o para personas con necesidades nutritivas aumentadas -periodos de crecimiento, embarazo y lactancia materna-. Las vitaminas A y C, como antioxidantes, contribuyen a reducir el riesgo de múltiples enfermedades, entre ellas las cardiovasculares, las degenerativas e incluso el cáncer.

Además, por su contenido en hidratos de carbono, su riqueza en potasio y su bajo aporte de sodio resultan muy recomendables para aquellas personas que sufren de hipertensión arterial o afecciones de vasos sanguíneos y corazón. Las personas que padecen de diabetes y de insuficiencia renal avanzada deberán tener en cuenta su contenido de azúcares y potasio respectivamente. Finalmente, aunque parezca contradictorio debido a su contenido de fibra soluble, los caquis resultan adecuados tanto en situaciones de diarrea como de estreñimiento.

Tabla de composición (por 100 g de porción comestible)

Calorías (Kcal)
Hidratos de carbono (g)
Fibra (g)
Potasio (mg)
Magnesio (mg)
Pro-vitamina A (mcg)
Vitamina C (mg)
Ácido Fólico (mcg)
65,6
16,0
1,6
190,0
9,5
158,3
16,0
7,0

Tipos de caqui

Según su método de consumo.
Se pueden consumir distintas variedades de caqui, que a efectos prácticos se pueden diferenciar según sea su método de consumo. Con cuchara se pueden tomar los de consistencia gelatinosa -similar a una mermelada- y con cuchillo los de consistencia dura, cuya pulpa recuerda a la de la manzana.

Según su contenido de taninos.
El caqui es una fruta que si no se consume madura resulta áspera en la boca. Esto se debe a su contenido en unas sustancias llamadas taninos, cuya proporción disminuye cuánto más madura esté la fruta. Los taninos ejercen una acción astringente que resulta de especial interés en caso de diarrea, a la vez que ayudan a desinflamar la mucosa del aparato digestivo, lo que beneficia a quienes sufren de gastritis y otras afecciones digestivas.

En función del carácter astringente del caqui se distinguen dos variedades, cuya época de consumo va desde octubre hasta marzo:

  • Astringentes: Tomatero, Gordo, Rojo Brillante... Son los más comunes y conviene consumirlos cuando están blandos y maduros, y en poco tiempo, ya que son muy delicados y se estropean enseguida. La pulpa de estas variedades tiende a ser gelatinosa, con una textura semejante a la mermelada.
  • No astringentes: Sharon -en la imagen- y Fuyu. Son los que más se consumen. La variedad Sharon es al estilo de una manzana, dura y consistente.



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto