Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Educación > Escolar

Tipos de contenidos: Educación

Consumo de leche y otros productos lácteos
^

Ocho consejos para preparar la vuelta al cole

La planificación previa ayuda a que el estudiante se adapte de nuevo al ritmo académico sin dificultad

En pocos días dará comienzo el nuevo curso escolar y miles de estudiantes volverán otra vez a la rutina diaria que abandonaron casi tres meses atrás. Para que la entrada en las aulas se desarrolle de forma efectiva y organizada, es necesario planificar con antelación la vuelta al cole y preparar a los alumnos para que se adapten sin problemas al nuevo ritmo académico.

1. Adaptar de modo progresivo los horarios

Durante los meses de verano, los horarios de los estudiantes se modifican de forma sustancial y se vuelven más flexibles. En general, se acuestan y se despiertan más tarde de lo normal, e incluso, las comidas se retrasan respecto al periodo escolar. Para que la vuelta a la rutina no suponga un cambio brusco en estos hábitos de sueño y alimentación, los especialistas recomiendan adaptar progresivamente los horarios en las semanas previas al inicio del curso. De este modo, se evita que los escolares tengan síntomas de cansancio cuando comiencen las clases y que esto afecte a su rendimiento.

2. Preparar el material escolar

Libros de texto, mochila, uniforme... Antes de comenzar las clases, es necesario preparar todo el material y el equipamiento que los escolares deben llevar a las aulas durante el curso escolar. Es recomendable también revisar los materiales y ropa del curso anterior para comprobar si se pueden utilizar de nuevo o contactar con familiares y amigos que estén dispuestos a prestar o ceder aquello que se les ha quedado ya obsoleto.

Hay que remitirse a la lista de material y equipamiento que proporciona el centro

Hay que remitirse a la lista de material y equipamiento que proporciona el centro escolar y ceñirse a sus especificaciones. En caso de dudas, es aconsejable contactar con el colegio para aclararlas o preguntar a otros padres cuyos hijos ya pasaron en años anteriores por el curso al que asistirá el estudiante. En el momento de adquirir los materiales, los progenitores también deben verificar que cumplen las garantías de seguridad necesarias para evitar posibles intoxicaciones o riesgos.

3. Evitar la ansiedad

En muchas ocasiones, enfrentarse al primer día de clase crea tensión y ansiedad en los escolares y, en algunos casos, también en sus padres, sobre todo cuando el estudiante asiste al colegio por primera vez, inicia un nuevo ciclo académico o cambia de colegio. La angustia por la separación o la incertidumbre por encontrarse con nuevos profesores y compañeros se puede minimizar si los progenitores "transmiten a sus hijos un enfoque positivo de lo que representa la vuelta al cole", tal como afirma la psicóloga infantil Esther Cuyás.

Es relevante dejar que el escolar exponga sus miedos y sus temores

Esta especialista apunta que es muy importante la comunicación. Por una parte, los padres deben intentar explicar a los hijos de forma detallada qué se van a encontrar en sus primeros días de clase, repasar con ellos sus horarios y transmitirles tranquilidad y calma ante la nueva situación. Por otra, es relevante dejar que el escolar exponga sus miedos y sus temores e intentar dar respuesta a todas sus dudas.

4. Cambiar los hábitos alimenticios

Distintos estudios e investigaciones insisten en la relevancia de la alimentación en el rendimiento escolar. En los meses estivales, es frecuente que se cambien los hábitos alimenticios, por lo que al comienzo del curso se debe adoptar de nuevo una dieta equilibrada para estudiar. Un desayuno completo y bien planificado y un almuerzo variado y saludable son algunas de las recomendaciones de los especialistas en nutrición.

5. Recopilar información del centro

El colegio es el lugar donde los niños pasarán gran parte de su jornada diaria. Por este motivo, es esencial que los padres recopilen con antelación toda la información relativa al centro al que acudirán sus hijos. Además de los datos básicos, como los horarios de apertura y cierre, la ubicación de los edificios o los teléfonos de contacto, los progenitores deben informarse de otros aspectos como la normativa del centro para las entradas y salidas o respecto a los uniformes o vestimenta de los alumnos, si deben llevar merienda y cómo debe ser o los servicios médicos que se prestan a los estudiantes.

6. Confirmar los servicios complementarios

La mayoría de los centros escolares ofrecen a los alumnos servicios complementarios a los estrictamente académicos. En algunos casos, están orientados a facilitar la conciliación de la vida laboral y familiar de los progenitores, como las denominadas aulas matinales, que reciben a los alumnos por la mañana, antes de comenzar las clases, o los servicios de comedor escolar. En ambos casos, es necesario obtener de forma previa la información relativa a las condiciones y coste de estos servicios para poder planificar con tiempo la agenda y el presupuesto familiar.

7. Verificar los transportes

Una vez que se conocen los horarios de entrada y salida del centro, es recomendable verificar el tiempo necesario para trasladarse desde el domicilio y evitar retrasos en los primeros días de clase. Una buena idea es hacer una prueba del trayecto (en el propio automóvil, a pie o en transporte público, según el caso) unos días antes, a la misma hora en la que está previsto, para que el cálculo se pueda hacer con las mismas condiciones de tráfico o de volumen da pasajeros. Quienes opten por el autobús escolar deben confirmar los horarios de recogida y comprobar el tiempo de traslado hasta la parada.

8. Planificar las actividades extraescolares

La mayoría del alumnado de Primaria y Secundaria incluye en su agenda una o varias actividades extraescolares semanales. Los distintos estudios realizados sobre la repercusión de estas actividades en los alumnos indican que si están bien organizadas y estructuradas pueden beneficiar el rendimiento académico y favorecer el desarrollo de la madurez y de distintas competencias interpersonales y sociales.

Las actividades extraescolares se deben compaginar con un tiempo dedicado al descanso

Los padres deben considerar dos aspectos esenciales al planificar las actividades extraescolares: compaginarlas con un tiempo dedicado al descanso, ocio, juego y a situaciones de esparcimiento con la familia, y elegir las más idóneas según la edad, las capacidades del niño, sus gustos y preferencias.

Etiquetas:

aulas, escolares, estudiar


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto