Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Vivienda


Estás en la siguiente localización: Portada > Vivienda > Compra de vivienda

Tipos de contenidos: Vivienda

^

¿Cuánto cuesta alargar una hipoteca?

Ampliar el periodo de amortización puede ser una solución a corto plazo pero al final se acaba pagando más

  • Autor: Por MARTA PARREÑO
  • Fecha de publicación: 19 de agosto de 2008

Una solución rápida

Afrontar la cuota de la hipoteca se hace cada vez más cuesta arriba, especialmente a los que compraron su vivienda en los últimos tres años, que han visto como el Euribor se ha duplicado y el pago mensual destinado a pagar la casa ha aumentado un 35% en ese tiempo. A todos estos compradores, alargar el plazo de la hipoteca les permitiría salir a flote y no asfixiarse para llegar a final de mes, pero, según señalan los expertos, sería una solución a corto plazo y, al final, acabarían pagando más.

El importe del préstamo, el plazo pactado con el banco y el tipo de interés son los tres elementos que determinan la cantidad de la cuota mensual que se debe pagar por la hipoteca. Dado que comprarse un piso es una operación costosa, el vencimiento de la hipoteca suele superar los 20 años. En muchos casos alcanza incluso los 40 ó 50 años y, aunque realmente es lo menos habitual, unos pocos se han "encadenado" de por vida a hipotecas a 100 años, tal y como hacen en Japón, donde este plazo de amortización es muy utilizado. No obstante, según datos del 2007 del Instituto Nacional de Estadística (INE), en España el plazo medio solicitado por los compradores de una vivienda es de 26 años y el plazo real de amortización queda fijado en sólo en 8 años.

Los trámites por alargar una hipoteca cuestan 600 euros entre notaría, registro, impuestos y comisiones

Alargar una hipoteca es una solución rápida para los que van muy apurados. Pero son varios los expertos que desaconsejan optar por esta alternativa, puesto que supone un mero desahogo temporal que, a la larga, tras sumar los intereses bancarios de los años añadidos, sale bastante más caro y únicamente beneficia a las entidades financieras. Se calcula que las hipotecas medias en España ascienden a 147.000 euros, que si se contrataran a 50 años podrían llegar a costar casi el triple del capital solicitado. Prolongar el plazo del pago de una hipoteca, pues, no suele ser un buen negocio, ya que al final lo que se hace es "pagar más intereses al banco, aunque a corto plazo el deudor se beneficia de tener que afrontar una cuota menor", como afirma Antonio Fernández, asesor financiero de Bankinter. Lo mejor, añade, es adecuar el pago de la hipoteca a los ingresos, y que la cuota que resulte a pagar sea siempre inferior al 30%-35% de los ingresos.

Además de los intereses, los trámites de alargar una hipoteca pueden costar, según cálculos de diversas entidades financieras, unos 600 euros entre costes de notaría, registro, impuestos y comisiones. Hacer personalmente estos trámites en lugar de delegar en una gestoría puede suponer un ahorro importante, de unos 350 euros, aunque tampoco es una opción barata.

En ocasiones, además de prorrogar la hipoteca, algunos usuarios optan por consolidarla con deudas de otros préstamos, acción que Fernández desaconseja. "Alargar el plazo y consolidar con la hipoteca deudas de otros préstamos o tarjetas de crédito es un mal negocio. No tiene lógica pagar en 30 años un coche o una nevera", afirma.

Aunque el encarecimiento del coste final de la hipoteca en caso de alargarla está claro, algunos expertos optimistas encuentran ventajas en la prórroga de la amortización. Argumentan que el dinero que se ahorra en las cuotas mensuales puede invertirse en otros productos que den mayor rentabilidad. Otro hecho que hay que tener en cuenta es que, a pesar de aumento del coste final, la reducción de la cuota mensual que supone alargar una hipoteca hace posible que muchas familias puedan comprar una vivienda, algo que de otra manera les resultaría imposible.

PLAN DE CHOQUE

Desde el pasado mes de mayo y durante los próximos dos años, todo el que quiera puede ampliar sin costes el plazo de su hipoteca. Es una norma aprobada por el Gobierno para evitar la morosidad, que supondrá ahorrarse los costes de notaría, registro, impuestos y comisiones al banco, cantidad media de unos 328 euros.

Forma parte, junto con otras 11 medidas, de un plan de choque promovido para paliar la crisis. Pero no son pocos los que desaconsejan esta fórmula de ahorro temporal, al considerar que acaba saliendo caro, aunque a muchos ciudadanos les supondrá poder salir a flote y llegar a fin de mes.

Paginación dentro de este contenido


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto