Batidos de proteínas: qué son, qué precauciones tomar y cómo hacerlos en casa

Los batidos de proteínas se venden como un producto infalible para ganar músculo, pero su consumo no está exento de riesgos. Te proponemos algunas recetas caseras de batidos proteicos
Por EROSKI Consumer 29 de octubre de 2022
Recetas de batidos de proteínas

Los batidos de proteínas se presentan como la solución mágica para ganar músculo y quemar grasas casi sin esfuerzo. Un producto infalible, cómodo y sabroso que, dicen los fabricantes, ayuda a conseguir un cuerpo escultural. ¿La receta? Un combinado líquido de proteínas y carbohidratos que convierte a quien lo bebe en una especie de Sansón inagotable. ¿O no? Antes de tomarlos, conviene despejar dudas. Y, además, debes saber que existe una alternativa natural: los batidos proteicos naturales elaborados en casa. También te proponemos algunas sabrosas (y saludables) recetas.

7 cosas que debes saber sobre los batidos de proteínas

1. ¿Qué son los batidos de proteínas?

Los batidos de proteínas son un suplemento alimenticio elaborado a partir de proteínas o aminoácidos aislados. Estos nutrientes están mezclados con gran cantidad de edulcorantes y de saborizantes y, a veces, contienen cereales ricos en fibra. Pueden encontrarse en formato líquido o en polvo, que se reconstituye con agua o leche.

Img cosas batidos proteina hd

2. ¿Cuáles son sus ingredientes?

Los batidos más comercializados son los de proteína extraída del suero de leche de vaca (conocidos como whey protein). Algunos ofrecen proteína procedente del huevo, el guisante o la soja. En torno al 70 % de este suplemento está compuesto por proteínas, aunque también contiene grasas y lactosa.

3. ¿Suponen algún riesgo?

Es muy difícil que la ingestión de proteína provoque efectos secundarios en el consumidor. Hay que tomar dosis muy altas de este nutriente para que eso suceda y, en caso de que eso ocurra, será a largo plazo. El exceso de proteína puede provocar problemas hepáticos y renales, así como un aumento del nivel de ácido úrico, pero para ello deben ingerirse cantidades muy elevadas. No es útil ni saludable que nuestro cuerpo se acostumbre a obtener la fuente de energía de las proteínas.

4. ¿Se debe tomar alguna precaución?

Sí. Ante todo, es fundamental que un dietista-nutricionista profesional aconseje y asesore sobre su consumo, además de que supervise el tipo de producto. Jamás se debe autoadministrar sin control. Además, debe comprarse en una tienda autorizada para su venta y conocer la marca y su composición, que debe estar indicada en su etiqueta.

5. Entonces, ¿son efectivos los batidos de proteína?

Img batido dieta hd
Imagen: USDAgov

Si el objetivo de quien los toma es aumentar las proteínas en su dieta, su uso no tiene sentido. Si se come bien y se incluyen alimentos variados, es recomendable no beberlos, ya que ese aporte de proteínas extra se puede conseguir a través de la alimentación. Si cada día se consumen una o dos raciones de carne, pescado, frutos secos y lácteos, resulta suficiente.

6. Si los bebo, ¿garantizo que gano músculo?

No. Que una sustancia como la proteína estimule determinadas vías que lleven a fabricar masa muscular no quiere decir que todo aquel que las consuma genere músculo. Esto no es un suplemento milagro. Para que el cuerpo fabrique fibra muscular, deben seguirse unas pautas (alimentación sana y variada, ejercicio físico y entrenamientos, descanso) supervisadas por un experto.

7. ¿Cómo se comercializan los batidos de proteínas?

Estos productos se venden de tres maneras:

  • 1. Concentrado de proteínas. Este batido está compuesto por la proteína que se obtiene del primer procesamiento del suero de leche. Es el más barato y el más vendido y recomendado. Además de proteína (alrededor del 60 %), este producto también tiene grasa y colesterol (en niveles bajos), así como una cantidad bastante elevada de hidratos de carbono.
  • 2. Aislado de proteína. A partir del primer concentrado de proteínas, se elimina aún más cantidad de grasa y de lactosa. Así se obtiene un producto con mayor
    porcentaje de proteína (que puede alcanzar el 95 %). Este batido es más caro que el concentrado, debido a que su elaboración es más compleja. Por lo general, resulta más fácil de digerir.
  • 3. Hidrolizado de proteína. Es el producto más caro. Se obtiene una hidrólisis de proteína, lo que permite una mayor y mejor asimilación al ingerirla. Se trata
    del suplemento sobre el que más atención reclaman los expertos, ya que por su elevado precio a menudo se vende para obtener más dinero.

Cómo hacer recetas de batidos caseros de proteínas

Los batidos caseros se hacen con ingredientes que conocemos, pero aun así es preciso tener en cuenta que la clave de una buena alimentación es que sea equilibrada.

Algunas recetas de batidos proteicos caseros son las siguientes:

💪 Batido de plátano, fresa y nueces

  • Cinco nueces
  • Cinco fresas
  • Miel
  • Un plátano
  • Un vaso de leche desnatada

Hay que lavar, limpiar y trocear bien las fresas y, después, mezclar todos los ingredientes y batir.

💪 Kiwi y arándanos

  • Un kiwi
  • 25 gramos de arándanos
  • Tres cucharadas de gelatina de fresas
  • Un vaso de leche desnatada
  • Si se desea, una cucharada de miel

Trocear el kiwi y mezclar bien todos los ingredientes. El batido debe ser dulce sin necesidad de añadir miel (basta con emplear un kiwi maduro). Sin embargo, si se desea dar un sabor más dulce, se puede añadir una cucharadita pequeña de miel.

💪 Batido de huevo, avena y plátano

  • cinco huevos cocidos (usa las cinco claras, pero solo dos yemas)
  • dos plátanos
  • Tres cucharadas de avena
  • Medio litro de leche

Basta con mezclar bien los ingredientes hasta que no queden grumos. Se puede tomar a temperatura ambiente o dejarlo enfriar en la nevera antes (o bien añadir hielos).

💪 Melocotón y naranja

  • dos melocotones
  • medio vaso de zumo de naranja
  • medio yogur bajo en grasa
  • 4 cucharaditas de suero de leche de vainilla

Trocear bien los melocotones y batir hasta que quede un líquido homogéneo, sin grumos.