Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Aceite de nabina: qué es, cuáles son sus propiedades y cómo influye en la salud

El aceite de nabina, o aceite de colza, es saludable y seguro: te explicamos cuáles son sus principales características y por qué arrastra la mala fama de ser malo para la salud

Si miras con frecuencia las etiquetas de los alimentos envasados, lo más seguro es que hayas leído en más de una ocasión “aceite de nabina” en alguna lista de ingredientes. ¿Qué es este aceite? ¿De dónde se obtiene? ¿Se trata de un producto nuevo o lo conocemos con otro nombre? En este artículo respondemos a las principales dudas sobre el aceite de nabina, sus propiedades nutricionales y sus características más destacadas.

Qué es el aceite de nabina

El aceite de nabina es muy conocido en España, aunque con otro nombre: aceite de colza. Se obtiene de la semilla de una planta llamada Brassica napus, que es originaria de la India y se cultiva desde hace miles de años. Las flores de esta planta son fáciles de reconocer por su color amarillo intenso; un manto que se despliega por los campos de cultivo en primavera.

En nuestro país podemos ver estos campos, sobre todo, en Castilla y León, la comunidad con más superficie de nabina cultivada. Entre los principales productores mundiales de aceite de colza o nabina encontramos países de nuestro entorno, como Alemania, Francia, Polonia, Reino Unido o Bélgica, donde este aceite es, además, ampliamente consumido. De hecho, en el conjunto de la Unión Europea el aceite de colza es el que más se consume después del de girasol, y en Alemania, por ejemplo, lidera el mercado desde hace más de una década.

Canadá es el principal productor mundial de aceite de nabina, donde se conoce con el nombre de canola (un acrónimo de Canadian Oil Low Acid; es decir, de Aceite Canadiense Bajo en Ácido). El nombre se acuñó hace medio siglo, cuando se consiguió mejorar genéticamente la semilla de Brassica napus para reducir a menos del 2 % la presencia de ácido erúcico (tóxico en grandes cantidades). La colza o nabina que se cultiva en la actualidad tiene esta característica y es apta para el consumo humano.

cultivo nabina colza canola
Imagen: Howard Walsh

Cuáles son sus características

El aceite de nabina tiene 888 kcal por cada 100 ml, un valor prácticamente idéntico al de otros aceites. Según la Base de Datos Española de Composición de Alimentos (BEDCA), este aceite contiene una importante cantidad de ácidos grasos monoinsaturados (más del 65 %), un 28 % de ácidos grasos poliinsaturados y es rico en vitamina E (20,95 mg).

Estos valores lo sitúan a medio camino entre el aceite de girasol y el aceite de oliva.

  • Comparado con el de girasol, el aceite de nabina tiene más del doble de ácidos grasos monoinsaturados, pero casi la tercera parte de vitamina E.
  • Comparado con el de oliva, el aceite de nabina tiene un 10 % menos de ácidos grasos monoinsaturados, pero casi el doble de vitamina E.

Beneficios del aceite de nabina

Entre las principales características beneficiosas del aceite de nabina encontramos las siguientes:

  • La elevada presencia de ácidos grasos monoinsaturados es buena para el sistema cardiovascular.
  • Es el aceite que menos grasas saturadas aporta: apenas contiene un 6,29 %.
  • Es rico en omega 3, un ácido que también resulta beneficioso para el sistema vascular.
  • Aporta vitamina E, un antioxidante liposoluble que ayuda a proteger las células contra los daños causados por los radicales libres.

Usos del aceite de nabina

El aceite de nabina está presente en muchos alimentos procesados por la industria, pero también puede emplearse en casa, ya que tiene un sabor neutro y, además, resiste muy bien las altas temperaturas. Estas características permiten que lo usemos tanto en recetas frías (por ejemplo, para aliñar una ensalada) como en elaboraciones calientes, como sofritos, salteados o preparaciones al horno. La otra ventaja de que su sabor sea neutro es que se adapta muy bien a recetas dulces y saladas: podemos utilizarlo en la elaboración de platos principales y de postres.

Por qué se dice que no es saludable

El aceite de nabina o de colza arrastra muy mala fama desde 1981. Ese año, la venta de aceite de colza desnaturalizado y adulterado, que contenía compuestos tóxicos porque estaba destinado al uso industrial, provocó una intoxicación masiva en España. Este episodio, que dio origen a lo que se conoce como el síndrome del aceite tóxico, provocó gravísimos daños en la salud de más de 20.000 personas y la muerte de unas 3.800.

El síndrome del aceite tóxico es una enfermedad epidémica multisistémica y España fue el único país afectado. Las investigaciones han apuntado como causante al consumo de aceite de colza desnaturalizado con anilina al 2 % para uso industrial, y posteriormente refinado fraudulentamente para su venta como alimento. Como recoge un artículo publicado en Elsevier, este episodio supuso una catástrofe nacional y un desafío para las autoridades sanitarias del país. Por esta razón, y a pesar de que han pasado 40 años, todavía se mira con recelo —incluso con miedo— a este aceite en nuestro país, si bien el aceite de nabina destinado al uso alimentario es totalmente seguro y, además, saludable.

Etiquetas:

aceite grasa

RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones