Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Grecia, los sabores del Egeo

Viajar a Atenas este mes agosto permite a los turistas disfrutar de los Juegos Olímpicos en su lugar de origen, al tiempo que degustan una de las cocinas más sabrosas y saludables del mundo

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 12 agosto de 2004
La gastronomía griega tiene importantes similitudes con la de algunos países mediterráneos, sobre todo Francia y España, ya que gran parte de las materias primas utilizadas en sus platos están presentes en algunas de las recetas más típicas de estos países. Tanto la condimentación como los productos agrícolas hacen de la cocina griega una de las más sabrosas y atractivas del mundo.

Importante influencia turca

La griega es una de las cocinas mediterráneas más populares, si bien presenta una significativa influencia turca como se percibe en los 'dolmades', unos entrantes elaborados a base de hojas de parra rellenas de cordero o arroz. Esta influencia se denota también en la forma de condimentar algunos alimentos, sobre todo las carnes, y en la amplia existencia de establecimientos en los que se puede disfrutar de uno de los platos turcos más genuino: el 'kebab', un original bocadillo relleno de carne. Un ejemplo de la importancia de la gastronomía turca en la cocina griega es la 'blakava', un pastel de hojaldre con nueces que aunque constituye el postre griego más popular, es una especialidad de la repostería turca.

Sus platos más populares

La 'moussaká' es sin duda uno de los platos más populares de la cocina griega. Aunque existen varias versiones de esta receta, lo más común es que se elabore con carne picada, salsa bechamel, queso gratinado y berenjena, todo ello acompañado de un buen chorro de aceite de oliva. Las berenjenas también están presentes en la mayoría de los menús, por ejemplo en la 'Melitzanosalata', una sabrosa y original crema de berenjenas ahumada. Las ensaladas son uno de los platos sin los cuales no se podría concebir la cocina griega. Constituyen por lo general el primer plato de gran número de comidas, que se completan con un segundo a base de carne o pescado. Una de las ensaladas más famosas es la 'horiatiki salata', elaborada con tomate, pimiento, pepino, cebolla, aceitunas y por supuesto aliñada con un excelente aceite de oliva y orégano. Para completar la ensalada se utiliza queso feta, uno de los quesos griegos más populares y consumidos.

Excelentes carnes y pescados

Tanto las carnes como los pescados son muy populares en Grecia y sus formas de presentación son tan variadas (rellenos, a la plancha, fritos, a la parrilla...), que satisfacen cualquier paladar. Es muy típico un plato de pescado llamado 'marída' elaborado con diferentes tipos de pescado frito que en ocasiones se acompaña de gambas y calamares. Por lo general, estos platos de pescado se sirven acompañados de guarniciones tanto de ensalada como de diferentes verduras o purés.

Dentro del grupo de las carnes, la de cordero es la más apreciada por los griegos y por lo general se cocina y se sirve acompañada de diferentes verduras. Además es la base de uno de los platos más populares de la cocina griega como son los 'pilaffs', constituidos por carne de cordero guisada que se coloca en el centro de un círculo elaborado con arroz. Existen también platos en los que se mezclan diferentes tipos de carne como la 'souvlákia', una brocheta en la que se utiliza carne de cordero y de cerdo. La carne de pollo también forma parte de atractivos platos, como el 'kotópoulo', pollo asado relleno de arroz, pasas y queso, o las empanadillas de pasta 'fila' que se rellenan con carne de pollo, queso feta, y diferentes tipos de verduras. Por lo general, estos platos de carne se completan con originales e intensas salsas como la 'skordalia', una salsa de ajo, o diferentes salsas de tomate con especias variadas.

Aceite de oliva y vino

Grecia es junto a Francia y España, uno de las países donde más cantidad de aceite de oliva se produce y se consume. Esto aporta a su cocina un aroma y sabor típicamente mediterráneo, que hace a sus platos inconfundibles. En Grecia, la utilización de este saludable alimento es muy antigua y su uso en la cocina ya era mencionada en los libros de algunos importantes historiadores. El aceite de oliva se utiliza sobretodo para el aliño de ensaladas, convirtiéndolas en platos sabrosos y muy saludables.

Las comidas, del mismo modo que en gran parte de los paises mediterráneos, se acompañan generalmente con vino. Uno de los vinos más populares es el de resinas, que debe su nombre a su especial proceso de elaboración, ya que se deja envejecer en cubas que contienen resina que contribuye a su conservación y le aportar al vino un sabor único. También es muy consumido un vino llamado 'kokkinéli', similar al anterior pero con menos cantidad de resina. Para terminar, una de estas suculentas comidas nada mejor que un típico yogur griego hojaldrado o acompañado de frutas, una copita de licor de guindas que bien puede ser sin alcohol, y un buen café, cuyas excelentes propiedades de aroma y sabor se deben principalmente a la influencia del café turco, uno de los mejores del mundo.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones