Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

¿Qué dieta realizan los vegetalinos, vegetalianos o vegetalistas?

Es un régimen similiar al ovo-lacto-vegetarianismo clásico pero llevado al extremo, es decir, sin consumo de huevos, productos lácteos y miel

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 5 septiembre de 2001

Es un régimen muy estricto que propone alimentarse exclusivamente a base de vegetales. En comparación con el vegetarianismo clásico, el vegetalismo rechaza el consumo no sólo de los productos cárnicos, sino también de subproductos animales en general.

Son alimentos prohibidos en este tipo de régimen:

- Las carnes, embutidos y la grasa animal
- El pescado
- Las conservas y los congelados de origen animal
- Los cereales refinados
- Las bebidas industriales azucaradas
- El azúcar industrial refinado
- La miel
- La leche y los productos lácteos
- Los huevos

¿Qué alimentos incluye la dieta vegetalista?

- Verduras frescas, variadas, preferiblemente cocidas al vapor o estofadas
- Cereales integrales
- Fruta del tiempo o seca, mejor con piel
- Plantas o hierbas aromáticas de todas las clases (frescas o secas)
- Legumbres
- Aceites vegetales de primera presión en frío
- Frutos oleaginosos

Riesgos para la salud de la dieta vegetalista:

Una parte significativa de vegetalinos tiene conocimientos escasos o erróneos en materia de dietética. Si se procura comer cereales, verduras, frutos oleaginosos (cacahuetes, nueces, avellanas, almendras...), leguminosas, pan, arroz o bien otros cereales combinados correctamente, el vegetalino adulto sano acaba por encontrar proteínas de calidad que son indispensables para el organismo. Sin embargo, resulta un régimen precario, dada la peor digestibilidad de la proteína vegetal (de peor aprovechamiento que la de origen animal), siendo así mismo frecuentes los déficits de vitaminas B12, D, B2 y de minerales como calcio, hierro, fósforo y zinc.

Pueden aparecer signos de raquitismo y alteraciones del crecimiento en niños y adolescentes y, las mujeres embarazadas presentan habitualmente carencias de calcio, hierro y zinc.

Todo ello hace que esta dieta esté especialmente desaconsejada durante el periodo infanto-juvenil, el embarazo, la lactancia y en personas enfermas.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones