Más de 6.000 recetas con información nutricional para saber elegir la mejor

Filtrar recetas Cerrar

Quesada

Tiempo 50 min - 1 h
Dificultad Fácil
Valor energético 695 kcal
Nº de raciones 4
Temporada Invierno, Otoño, Primavera, Verano

Elaboración

Ponemos la leche a calentar con la ralladura del limón y un palo de canela. Cuando empiece a hervir se deja que dé un hervor y se retira del fuego para que se enfríe un poco. Colamos la leche y lo reservamos.

Disponemos los huevos en el vaso de una batidora, el queso, el azúcar y la mantequilla derretida. Batimos hasta que esté todo bien mezclado y, a continuación, se añade la harina poco a poco y se sigue batiendo hasta que quede una crema.

Agregamos esta crema a la leche templada y volvemos a batir con la batidora hasta que quede una mezcla homogénea y fina. Engrasamos un molde bajo o varios pequeños con mantequilla y se vierte la crema.

Introducimos en el horno precalentado a 180ºC y se cuece durante 40 minutos o hasta que se cuaje por completo. Para saber si la quesada está cuajada basta con pinchar en el centro con una aguja y si sale limpia ya podremos sacarla del horno. Dejamos enfriar y desmoldamos.

Semáforo nutricional

El semáforo nutricional es un sistema de colores que permite entender los valores nutricionales de una forma clara, rápida y completa.

Una ración contiene

Calorías Grasa Grasa saturada Azúcares Sal
695 31,6g 16,1g 57,3g 0,4g
35% 45% 81% 64% 7%

* de la ingesta de referencia (IR) para un adulto

  • Baja: el 10% o menos de la ingesta de referencia
  • Media: entre el 10% y el 35% de la ingesta de referencia
  • Alta: más del 35% de la ingesta de referencia

Las recetas presentan normalmente ingredientes cuyo porcentaje sobre la Ingesta de Refencia (IR) es alto (predominan amarillos y naranjas). Estos platos están concebidos como plato principal de una comida o cena, con lo que su tamaño de ración es superior y su aporte nutricional es más elevado.

Por este motivo, las recetas tienen puntos de corte diferentes a los de los productos. Así, por ejemplo, mientras que un alimento cualquiera tendrá los nutrientes de color amarillo hasta un valor máximo del 20% de la IR, las recetas concebidas como una comida principal tendrán los nutrientes en amarillo hasta un valor máximo del 35% de la IR.

Calorías Grasa Grasa saturada Azúcares Sal
Qué es bajo por ración 200 Kcal o menos 7 g o menos 2 g o menos 9 g o menos 0,6 g o menos
Qué es medio por ración Entre 200 Kcal y 700 Kcal Entre 7 g y 25 g Entre 2 g y 7 g Entre 9 g y 32 g Entre 0,6 g y 2,1 g
Qué es alto por ración 700 Kcal o más 25 g o más 7 g o más 32 g o más 2,1 g o más
Nutrientes Cantidad Diaria Orientativa
Calorías 2.000 Kcal
Grasa 70 g
Grasa saturada 20 g
Azúcares 90 g
Sal 6 g

La Ingesta de Referencia (IR) es una guía sobre la cantidad total de calorías y de varios nutrientes que debemos ingerir al día para mantener una dieta sana. La información sobre los porcentajes de IR indica lo que supone la cantidad de nutriente de una ración respecto a la IR para ese nutriente en el día.

Los porcentajes de Ingesta de Referencia (IR) están calculados para una mujer adulta con una ingesta diaria de 2000 Kcal. Las necesidades nutricionales individuales pueden ser más altas o más bajas, en función de sexo, edad, nivel de actividad física y otros factores.

Todo lo que tiene de nutritivo esta receta lo tiene de calórico. La suma de azúcar, harina, mantequilla, queso y huevos, convierte a esta receta en un plato concentrado en energía, rico en hidratos, proteínas y grasa. Es por ello que el mejor provecho puede ser tomarlo entre horas, por ejemplo acompañando al café o al té de la tarde, o de postre, pero en pequeña cantidad, para que resulte indigesto.
Como con todos los postres dulces, la clave de su consumo está en la moderación. Saborearlos de vez en cuando se convierte en un deleite para los sentidos, sin trastornar nuestra dieta y nuestra salud.

Enfermedades para las que está recomendada esta receta:
  • Ácido úrico y gota
  • Alergia al pescado
  • Anemia ferropenica (falta de hierro)
  • Anemia perniciosa (carencia de vitamina B12)
  • Anemia por carencia de ácido fólico
  • Cálculos renales
  • Gastritis
  • Osteoporosis
Enfermedades para las que no está recomendada esta receta:
  • Alergia a la caseína
  • Alergia al huevo
  • Cálculos en la vesícula biliar
  • Diabetes mellitus
  • Hipercolesterolemia
  • Hipertensión arterial
  • Hipertrigliceridemia
  • Intolerancia a la lactosa
  • Intolerancia al gluten (celiaquía)
  • Meteorismo
  • Obesidad o sobrepeso