Más de 6.000 recetas con información nutricional para saber elegir la mejor

Filtrar recetas Cerrar

Tomates fritos en tempura de cerveza

Img 73163 g
Tiempo 10-15 min
Dificultad Fácil
Valor energético 1347 kcal
Nº de raciones 4
Temporada Invierno, Otoño, Primavera, Verano

Elaboración

En primer lugar se han de conseguir unos tomates maduros y de consistencia firme. Se cortan los tomates en rodajas gruesas y se retiran las pepitas, dejando escurrir las rodajas en un papel de cocina y espolvoreándolas con un poco de sal para que suelten el resto de sus jugos por espacio de unos 10 minutos.

Colocamos la harina en un amplio recipiente con la cerveza y formamos una crema homogénea. Batimos la clara de huevo con una batidora eléctrica hasta conseguir que se forme clara montada a punto de nieve. Mezclamos con cuidado la clara y el engrudo de cerveza con harina y ponemos a punto de sal.

Pasamos las rodajas de tomate de pocas en pocas por la tempura y a continuación las sumergimos de pocos en pocos en una sartén con aceite de oliva muy caliente hasta que se doren.

Una vez fritos colocamos en una bandeja sobre papel de cocina para que suelten el aceite sobrante de la fritura y, una vez escurridos pasamos a un plato de presentación para ser servidos a modo de aperitivos o como guarnición de algún plato de pescado o de carne asada.

Semáforo nutricional

El semáforo nutricional es un sistema de colores que permite entender los valores nutricionales de una forma clara, rápida y completa.

Una ración contiene

Calorías Grasa Grasa saturada Azúcares Sal
1347 126,1g 20,9g 6,7g 0,4g
67% 180% 105% 7% 7%

* de la ingesta de referencia (IR) para un adulto

  • Baja: el 10% o menos de la ingesta de referencia
  • Media: entre el 10% y el 35% de la ingesta de referencia
  • Alta: más del 35% de la ingesta de referencia

Las recetas presentan normalmente ingredientes cuyo porcentaje sobre la Ingesta de Refencia (IR) es alto (predominan amarillos y naranjas). Estos platos están concebidos como plato principal de una comida o cena, con lo que su tamaño de ración es superior y su aporte nutricional es más elevado.

Por este motivo, las recetas tienen puntos de corte diferentes a los de los productos. Así, por ejemplo, mientras que un alimento cualquiera tendrá los nutrientes de color amarillo hasta un valor máximo del 20% de la IR, las recetas concebidas como una comida principal tendrán los nutrientes en amarillo hasta un valor máximo del 35% de la IR.

Calorías Grasa Grasa saturada Azúcares Sal
Qué es bajo por ración 200 Kcal o menos 7 g o menos 2 g o menos 9 g o menos 0,6 g o menos
Qué es medio por ración Entre 200 Kcal y 700 Kcal Entre 7 g y 25 g Entre 2 g y 7 g Entre 9 g y 32 g Entre 0,6 g y 2,1 g
Qué es alto por ración 700 Kcal o más 25 g o más 7 g o más 32 g o más 2,1 g o más
Nutrientes Cantidad Diaria Orientativa
Calorías 2.000 Kcal
Grasa 70 g
Grasa saturada 20 g
Azúcares 90 g
Sal 6 g

La Ingesta de Referencia (IR) es una guía sobre la cantidad total de calorías y de varios nutrientes que debemos ingerir al día para mantener una dieta sana. La información sobre los porcentajes de IR indica lo que supone la cantidad de nutriente de una ración respecto a la IR para ese nutriente en el día.

Los porcentajes de Ingesta de Referencia (IR) están calculados para una mujer adulta con una ingesta diaria de 2000 Kcal. Las necesidades nutricionales individuales pueden ser más altas o más bajas, en función de sexo, edad, nivel de actividad física y otros factores.

El protagonista indiscutible de este refrescante plato estival es el tomate. Esta hortaliza presenta un alto poder antioxidante con las numerosas ventajas que conlleva para la salud. Esta atractiva preparación está indicada en todas las edades, en especial para los más pequeños porque es una forma muy sabrosa de comer una hortaliza como ésta. Para la elaboración de esta receta se puede emplear harina integral para aumentar todavía más el contenido en fibra. La clara de huevo va a aportar proteínas de excelente calidad. Si se prescinde de la sal añadida puede ser un plato apto para dietas hiposódicas. Esta receta incorpora una gran cantidad de aceite por lo que las personas con restricción de calorías deberán reducir la cantidad de aceite en la fritura.

Enfermedades para las que está recomendada esta receta:
  • Ácido úrico y gota
  • Alergia a la caseína
  • Alergia al pescado
  • Anemia ferropenica (falta de hierro)
  • Anemia perniciosa (carencia de vitamina B12)
  • Anemia por carencia de ácido fólico
  • Cálculos en la vesícula biliar
  • Cálculos renales
  • Diabetes mellitus
  • Estreñimiento
  • Gastritis
  • Hipercolesterolemia
  • Hipertensión arterial
  • Hipertrigliceridemia
  • Intolerancia a la lactosa
  • Meteorismo
  • Obesidad o sobrepeso
  • Osteoporosis
Enfermedades para las que no está recomendada esta receta:
  • Alergia al huevo
  • Intolerancia al gluten (celiaquía)