Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bebé

Cómo evitar las intoxicaciones por gel hidroalcohólico en los niños

A raíz de la pandemia se está produciendo en los menores un incremento significativo de intoxicaciones accidentales por los geles desinfectantes e higiniezantes

Como los medicamentos, los productos de limpieza y las pilas de botón, hay artículos que debemos mantener fuera del alcance de los niños. Su salud —y, a veces, su corta vida— está en juego. Pero por si fueran pocos los peligros, a esta lista se ha unido en la pandemia un imprescindible que todos tenemos muy a mano, si no hay agua y jabón con las que lavarnos: el gel hidroalcohólico. Y los datos ya empiezan a alarmar. Según los responsables en toxicología de nuestro país, ya se han producido entre los menores un 900 % más de intoxicaciones en lo que va de 2020, respecto al total de 2019. Te contamos qué puede pasarle a si tu hijo si se intoxica con este producto tan cotidiano para evitar contagios por coronavirus, cómo actuar en estos casos y cómo prevenir este tipo de accidentes.

Intoxicaciones por gel hidroalcohólico en niños

Es peligroso hacer gel hidroalcóholico de forma casera. Pero también lo es que un niño pequeño lo ingiera, lo inhale o hasta que haga un uso excesivo de él. Y no es difícil que esto ocurra. Lo tenemos en comercios, establecimientos hosteleros, locales públicos… pero también en el recibidor de casa, el bolso, la mochila del cole, en el reposabrazos central del coche…. lugares muy accesibles para los más pequeños. Y esto está dando más de un problema en los hogares españoles con hijos.

Las autoridades alertan del incremento significativo de intoxicaciones accidentales que se está produciendo en los niños por culpa de los geles hidroalcohólicos. El Servicio de Información Toxicológica (SIT) del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses (INTCF), dependiente del Ministerio de Justica, daba las cifras.

Si en 2019 se detectaron 90 consultas, en lo que va de 2020 se han registrado 874. De ellas, 585 fueron intoxicaciones de niños, 368 de ellos menores de 2 años. Estos datos suponen un aumento de más de un 900 % de intoxicaciones en lo que va de 2020, respecto al total de 2019. La mayoría de estas intoxicaciones se produjeron de manera accidental. Más del 84 % fue por vía oral; un 7 %, a través de la mucosa ocular; casi un 3 %, por inhalación; y más de un 2 % se dieron por exposición cutánea.

¿Qué pasa si un niño bebe un gel hidroalcohólico?

Por fortuna, más del 80 % de las consultas que se realizaron en el SIT fueron por síntomas de carácter leve que revierten en poco tiempo. ¿Los más habituales? Irritación del aparato digestivo, vómitos, diarrea, tos, enrojecimiento ocular, lagrimeo o visión borrosa, entre otros. Sin embargo, también pueden darse otros problemas más graves, como quemaduras que pueden ocasionar úlceras corneales que hay que operar y que podría suponer pérdida de visión. Pero hay más.

gel beber intoxicacion
Imagen: aguler

Los hidrogeles están compuestos principalmente, y como su nombre indica, por alcohol etílico (etanol) y agua, aunque también se incluyen en esta mezcla otros ingredientes como la glicerina o aromas como flores o plantas cítricas. Por tanto, los niños encuentran su atractivo en el olor, mientras que su color transparente les recuerda a la inofensiva agua. Además, hay geles hidroalcohólicos para niños, por lo que sus envases son aún más atractivos. Pero el verdadero peligro lo hallamos en el principal compuesto y su alta concentración.

Y es que estos productos deben tener al menos un 70 % de alcohol para ser eficaces contra el coronavirus, mientras que una bebida de alta graduación, como el whisky o el vodka, no supera el 40 %. Es decir, en caso de ingesta accidental, además de producir cierto efecto irritativo como de quemadura leve, los síntomas principales son los de una intoxicación por alcohol y que en los niños puede ser grave en función de la cantidad ingerida: desde irritación de la boca y de los ojos, en los casos más leves, hasta somnolencia, dificultad para respirar, bajo nivel de azúcar (hipoglucemia), convulsiones, coma o incluso muerte, en los más graves. Los niños pequeños pueden mostrar síntomas a partir de una alcoholemia de 50 mg/dl.

Qué hacer en caso de intoxicación por geles hidroalcohólicos en niños

Ante una intoxicación por gel hidroalcohólico, ¿qué podemos hacer? Desde la Asociación Española de Pediatría (AEP) se recomienda:

➡️ mantener la calma.

➡️ en caso de contacto con los ojos o la piel, lavar con abundante agua.

➡️ no provocar el vómito.

➡️ conservar el producto que ha generado la supuesta intoxicación, para que el profesional médico pueda identificar su modelo y su composición.

➡️ en los casos de mayor gravedad, acudir a las urgencias de un centro sanitario.

➡️ en caso de duda, ponerse en contacto con el Servicio de Información Toxicológica (dependiente del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses). Está disponible las 24 horas al día, los 365 días del año. Teléfono: 915 62 04 20.

Medidas de prevención para evitar intoxicaciones con los geles hidroalcohólicos

Priorizar el lavado de manos

Siempre que se pueda, y siguiendo las recomendaciones de los especialistas, hay que lavar las manos con agua y jabón. Es la medida más eficaz para acabar con el coronavirus que podríamos tener en las manos, y el método que también se reclama desde diferentes organizaciones para los centros educativos.

lavado de manos
Imagen: Sterling-Tsai

Geles hidroalcohólicos lejos de los niños

Como recuerda el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, estos productos deben mantenerse fuera del alcance de los niños, como debe advertirse en su etiquetado. Así se evitará que los más pequeños hagan un mal uso del gel o lo ingieran. En este sentido, hay que tener especial atención con los bebés que todavía se chupan el dedo porque pueden estar más expuestos a intoxicaciones. Pero no hay que descuidar a los más mayores, pues puede ser que lo ingieran conscientemente.

Empleo supervisado de los hidrogeles

Es importante que “su uso esté supervisado siempre por un adulto” hasta que sean capaces de hacerlo solos y comprender cuándo y cómo utilizarlo. ¿Hasta qué edad? La Academia Estadounidense de Pediatría apuntan que los cinco años, pero los responsables del Departamento de Salud del Hospital de Manises (Valencia) señalan que esto suele darse entre los 8 y 10 años.

Cuidado con los envases de los geles hidroalcohólicos

Conviene utilizar productos con cierre de seguridad y guardarlos dentro de su envase original. Es recomendable que los envases no tengan colores y olores atractivos. Lo idóneo es que el alcohol sea denat (desnaturalizado) o con sustancias amargantes como el benzoato de denatonio (Bitrex). Y por supuesto, no deben tener metanol: es tóxico si se ingiere o después de un uso repetido en la piel.

Gel hidroalcohólico y dermatitis en niños

Como ocurre con los adultos, en los niños no siempre es posible el lavado de manos con agua y jabón (y secarse bien) para reducir el riesgo de infección por el SARS-CoV-2, aunque sea lo que aconsejen autoridades expertas como el Grupo de Dermatología Pediátrica de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV). Y esto tiene sus consecuencias: utilizan varias veces al día los geles hidroalcohólicos.

Bien por su abuso (tienen una base alcohólica que reseca la piel) o por una propensión genética a ciertos problemas dermatológicos, se están diagnosticando cada vez más casos de dermatitis (eccema) en niños. ¿Cómo prevenirlos? Estas son sus recomendaciones:

  • usar crema hidratante a diario, sobre todo tras el lavado de agua y jabón. Si no, con el tiempo, puede aparecer un eccema en pieles más sensibles, como la seca, la atípica o la más irritable.
  • elegir hidrogeles sin perfumes, para minimizar el riesgo de reacciones de fotosensibilidad que se pueden dar más fácilmente con la presencia de algunos aromas y esencias.
  • hacer un uso razonable y prudente de los geles. “Hay personas que los usan como si fueran cremas hidratantes, y precisamente estos geles contienen alcohol. Recomendamos utilizarlos solo cuando sea necesario”, aclara Raúl de Lucas, coordinador de este grupo de la AEDV.

¿Y si ya ha aparecido el eccema? Usar crema hidratante no es la solución, ya que produce aún más prurito en la piel. “Cuando la dermatitis ya está instaurada, es necesario aplicar tratamientos tópicos para que el eccema no se cronifique”, asegura el dermatólogo.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones