Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje

Camas escritorio para la habitación de los niños

Las camas escritorio sacan el máximo partido al espacio disponible, sobre todo en los dormitorios infantiles

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: sábado 7 septiembre de 2013

Las camas escritorio permiten aprovechar al máximo el espacio de una habitación, ya que ambos muebles caben en el lugar que, de otra manera, ocuparía solo uno de ellos. Este artículo describe los tipos de camas escritorio, las oportunidades que ofrecen para sacar partido al espacio y por qué sus principales destinatarios son los niños. Además, brinda algunas ideas sobre la decoración y los complementos más adecuados para estos espacios.

Tipos de camas escritorio para aprovechar el espacio en el dormitorio

Imagen: Wikimedia

Las camas escritorio son una tendencia en boga en los últimos tiempos, en particular para las habitaciones infantiles y juveniles, pero también apta para viviendas de personas solas que desean sacar partido al espacio disponible (sobre todo cuando este escasea).

Existen dos tipos distintos de estructuras conocidas como camas escritorio. En ambos, estos dos muebles se combinan para ocupar menos espacio y aprovechar al máximo una misma superficie.

Las camas escritorio de estructuras plegables son idóneas como camas supletorias, para uso de los huéspedes o en ocasiones especiales

En uno, la cama aparece elevada a buena altura, como si fuese la cama de arriba de una litera, solo que en la parte inferior, en lugar de haber otra cama, hay es un escritorio con toda su equipación: silla, elementos de trabajo, cajoneras, etc.

El otro tipo consiste en una cama abatible que, al plegarse, deja su lugar a un escritorio. Este último sistema ocupa mucho menos espacio, ya que la parte superior queda libre. Pero tiene como aspecto negativo que los dos muebles no están disponibles al mismo tiempo. Por eso, para habilitar el escritorio, hay que deshacer la cama, y para usar la cama, hay que retirar todo lo que esté encima del escritorio.

Las camas plegables son muy útiles sobre todo como cama supletoria, para el empleo de huéspedes o en ocasiones especiales. Si se pretende que la cama de la estructura sea la de uso cotidiano, conviene el primer modelo, en que se puede tener ambos muebles de forma simultánea.

Los niños, principales destinatarios

Estas estructuras se comercializan en general para dormitorios infantiles, y también de adolescentes, que admiten mucho mejor los muebles de tipo informal. El escritorio debajo de la cama constituye un sitio idóneo para hacer los deberes, ya que al estar en la habitación proporciona la tranquilidad necesaria para concentrarse.

Para la mayor seguridad de los niños, las camas elevadas de las camas escritorio deben contar con barandillas y escaleras en buen estado

Una cuestión negativa a este respecto puede ser que no reciba buena luz natural. Lo más idóneo es que esté cerca de una ventana y, en todo caso, habrá que complementar la claridad que provenga del exterior con una buena iluminación artificial.

También se ha de tener en cuenta la seguridad, sobre todo de los niños pequeños si han de dormir en una cama bastante elevada del suelo. Para ello, es oportuna la presencia de una barandilla en el borde de la cama, para protegerlos de caídas, y efectuar frecuentes revisiones del estado de la escalerilla, para evitar accidentes. Además, es importante inculcar a los menores la importancia de subir con cuidado y sin apresurarse.

Decoración y complementos para la cama y el escritorio

En cuanto a la decoración, cuando estas estructuras están destinadas a niños, ya vienen con estilos que se adaptan a las habitaciones infantiles. Las características generales son los colores vivos y las formas redondeadas, que se complementan con una ropa de cama que haga juego, peluches, juguetes y otros elementos.

El escritorio, además, debe contar con los materiales necesarios para los deberes: lápices, cuadernos, folios, ordenador, etc. Se debe procurar también un asiento cómodo para trabajar en el escritorio y, si hace falta, un reposapiés, que puede ser importante en especial para los más pequeños cuyas piernas no alcancen el suelo con facilidad. Para el escritorio resultan buenos complementos tanto una cajonera que se pueda ubicar en la parte inferior de la mesa, como plataformas para la parte superior que permitan guardar y almacenar distintos objetos.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones