Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Cancelar un fondo de inversión

Es una una opción rápida de recuperar el patrimonio invertido y unas de las operaciones financieras más sencillas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 31 marzo de 2010

Casi medio millón de españoles abandonó sus fondos de inversión en 2009, una sencilla operación que permite recuperar el patrimonio invertido con rapidez. Según los analistas, salieron demasiado pronto de un mercado con buenas perspectivas de crecimiento en 2010: bajos tipos de interés, mejoras de las condiciones macroeconómicas, buen rendimiento vía comisiones y promociones de contratación.

Liquidez inmediata

/imgs/2010/03/deposito-articulo.jpg

Volatilidad es el segundo apellido de la Bolsa española este 2010. No hay constancia en las subidas y el Ibex 35 pierde el 7,95% en lo que va de año. Los inversores esperan que la rentabilidad se instale en los parqués, mientras barajan otras posibilidades de ahorro. Para obtener liquidez inmediata en momentos de estrechez, numerosos inversores han decidido emprender el camino de salida: cancelar la inversión. Otros han apostado por traspasar el patrimonio a un tipo de activo más rentable o seguro.

Rescindir un fondo es una de las operaciones financieras más sencillas y una opción rápida de recuperar el patrimonio invertido. Basta con emitir una orden en la ventanilla de la entidad bancaria o la gestora donde se contrató. El escenario digital facilita más esta operación. Los supermercados de fondos en Internet -plataformas de transacciones on line- permiten realizarla desde el ordenador.

En general, las entidades no ponen trabas al inversor para que cancele su participación. No obstante, siempre tratarán de canalizar esa inversión hacia otro fondo u otro tipo de producto de la misma marca.

Las entidades no ponen trabas para cancelar un fondo, aunque intentan canalizar la inversión hacia otro producto

El consenso de analistas de mercado desaconseja abandonar la inversión si no impera una necesidad de liquidez inmediata. En su lugar, y cuando el fondo no funciona como se esperaba, se recomienda traspasar el patrimonio a productos con una proyección óptima en 2010. Desde finales del año pasado, algunos bancos y cajas cuentan con promociones por traspaso de fondo: priman con el abono de un determinado importe, que se sitúa entre el 1% de Barclays y el 2% de Ibercaja, o regalan cámaras de fotos, cafeteras o televisores. El traspaso, además, no conlleva comisión alguna, al contrario que la cancelación, gravada con un tipo impositivo que oscila entre el 19% y 21%. También pueden obtenerse reembolsos parciales, en los plazos y cantidades que determine la entidad gestora.

Para los particulares que decidan mantenerse este año en el juego de carteras, son recomendables los activos tecnológicos, medioambientales y biotecnológicos, dar la espalada a la renta variable europea y sustituirla por aportaciones estadounidenses o de países emergentes, y abstenerse de fondos inmobiliarios.

Pasarse a otro fondo

Los fondos de inversión constituyen una de las herramientas de ahorro favoritas de los españoles: hay más de 3.000 ofertas en el mercado. Permiten ganar dinero en casi cualquier escenario -siempre hay un activo, un país, un sector, divisa o estrategia alternativa donde se pueden obtener beneficios- y es posible convertirse en partícipe con una inversión mínima de 60 euros. De acuerdo con el Observatorio de la Inversión Colectiva de la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva (Inverco), la rentabilidad media de los fondos de inversión creció un 5,2% en el último año

La única ventaja en el caso de cancelar, es llevar el patrimonio rescatado a un producto de inversión muy ventajoso. Algo nada fácil: contratarlos conlleva comisiones, costes administrativos, impuestos y obligaciones que no se abonarían de gestionar la inversión de modo particular. Los gestores profesionales pueden, además, no tomar las decisiones correctas. Y siempre cabe el riesgo de perder lo invertido.

El nivel de riesgo del inversor es lo primero que debe considerarse al decidir un traspaso

El nivel de riesgo del inversor es lo primero que debe considerarse al decidir un traspaso. El parqué español está saturado de fondos. Las entidades empiezan a fusionarlos para ofrecer un catálogo más reducido, ajustado a las necesidades del mercado nacional. A pesar de todo, funcionan más de 25.000 modalidades, 3.000 sólo en España. La oferta es amplia y para todo tipo de perfiles.

Los más conservadores optarán por fondos garantizados y productos basados en la renta fija (70% frente a un 30% de otros activos). Los menos, apostarán al máximo por la renta variable (80%), tecnológicos, países emergentes y fondos de inversión libres. Los moderados combinarán la renta fija (35%), la variable (45%) y los activos monetarios (20%).

Paginación dentro de este contenido


RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones