Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Mascotas > Perros > Alimentación

Cocina casera para perros en Navidad: recetas económicas

Cocinar alimentos para el can permite incluir al animal en las celebraciones de Nochebuena, Navidad, fin de año y Reyes

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 11 diciembre de 2012
Img cocina casera perro navidad recetas listado Imagen: andrewr

Comidas y cenas de Navidad en casa. La familia humana disfruta de recetas especiales, ¿y el perro? Un sencillo y delicioso menú navideño para el animal puede prepararse sin gastar demasiado dinero. Este artículo destaca ideas saludables con las que cocinar una sabrosa comida navideña para el peludo inquilino del hogar: bocaditos de Navidad como entrante, guiso de pechuga de pavo y patatas como plato fuerte y, para terminar, postre casero anticrisis. También se explican consejos para cocinar para el perro en casa, sin olvidar que las recetas de Navidad son alimentos esporádicos, ya que la dieta habitual del can debe supervisarla un veterinario.

1. Un entrante para el perro: bocaditos de Navidad

Las comidas y cenas familiares de Navidad se caracterizan por contar con numerosos entrantes, previos al plato principal. ¿Por qué no preparar, entonces, un sencillo y delicioso aperitivo para el perro? Una propuesta barata y sencilla consiste en cocinar bocaditos crujientes de queso, como los que propone el libro 'Galletas para perros' (2012, NGV).

Bastan 100 gramos de harina integral, otros 100 gramos de queso fresco (contiene menos grasa) y algo menos de queso emmental (30 gramos). Estos ingredientes se baten con una cucharada de aceite de oliva, un poco de coco rallado y tres vasos de leche (mejor, si es desnatada).

La receta de bocaditos para el perro incluye queso fresco, harina integral y leche

Es preciso precalentar el horno, a unos 200ºC, y moldear los bocaditos con las manos -hacer unas bolas pequeñas, que el perro pueda ingerir en un solo bocado-. Se colocan los bocaditos en la bandeja del horno, sobre un papel vegetal (lo mismo que al elaborar galletas caseras para el perro, con el fin de que no se quemen) y se hornean una media hora, hasta que se doren.

Es preciso dejar enfriar los bocaditos antes de ofrecérselos a nuestro peludo amigo, por lo que es buena idea tenerlos listos con algo de antelación. La cantidad de masa será excesiva, pero los bocaditos sobrantes se pueden conservar en una lata o bolsa de algodón en la nevera, durante unas tres semanas.

2. Guiso de pavo y patatas para el perro

Pavo, patatas y unas cucharadas de harina son ingredientes suficientes para preparar un delicioso menú de Nochebuena, Navidad o Reyes para el perro. La protectora de animales más grande de Reino Unido, (Dogs Trust, con más de un siglo de historia) propone esta sencilla receta canina, pensada para las celebraciones navideñas.

Img patatas
Imagen: Sabrena Carter

Los ingredientes son los siguientes: una pechuga de pavo (sin hueso ni partes grasas), un par de patatas medianas, otro par de calabacines, dos cucharadas de harina y un puñado de perejil. El número de pechugas depende de las necesidades de cada animal, pero para un perro de unos 15 kilos, dos serán suficientes.

Para hacer el plato más sabroso (aumentar la palatabilidad), por ser una ocasión especial, se puede añadir media pastilla de caldo de carne.

El procedimiento de elaboración de esta receta para el perro es sencillo: se pelan las verduras (patatas, calabacines) y se cortan en trozos que pueda ingerir el can, en un solo bocado. Se introducen en una olla rápida, cubiertos de agua (mejor que sobre).

Se añade la pechuga de pavo (en trozos), el medio dado de caldo y la harina. Se remueve con cuidado, con una cuchara de madera. Se cierra la olla y se deja hervir durante unos nueve minutos. Cuando esté listo, se retira del fuego.

Una vez que la familia se disponga a sentarse a la mesa, a la vez, se podrá servir el guiso en el cuenco del perro. Hay que vigilar su temperatura, con el fin de que no sea demasiado elevada.

Se espolvorea el perejil. Y, ¡listo!

3. Postre casero anticrisis para el perro

Para terminar, siempre según la cantidad de comida ingerida por el perro, es posible crear unos sabrosos bombones caninos, en versión anticrisis. Unas rebanadas de pan duro (mejor si es integral) sirven de base para este suculento postre canino, que apenas conlleva gastos. Además, se precisa un poco de mantequilla, una cucharada de miel y un vaso de leche en polvo, desnatada.

Se calienta la mantequilla en un cazo, a fuego lento, hasta derretirse. Entonces, se retira del fuego. Se añade el pan, bien desmigado con anterioridad, la miel y la leche en polvo. Es preciso trabajar la mezcla, hasta lograr una masa uniforme.

Una vez que esté lista, se forman bolitas y se dejan reposar en la nevera, para que se endurezcan. Conviene sacarlas unos diez minutos antes de ofrecérselas al perro para que estén a temperatura ambiente.

Estas recetas permiten preparar un menú para el perro durante la Navidad, que puede adaptarse para la comida de Reyes o para las cenas de Nochebuena y fin de año.

Recetas caseras para el can

Cocinar para el perro en casa es posible, con algunas precauciones importantes. "Una dieta casera puede servir para alimentar a un animal, si es equilibrada", asegura Ignacio Arija, profesor de Nutrición Animal en la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid. Este consejo es relevante: cuando no es un plato esporádico, sino que se pretende alimentar al perro de forma habitual con platos cocinados en casa, es esencial que esta dieta la diseñe y vigile el veterinario.

De esta forma, se evitan problemas de sobrepeso, carencias nutricionales o desequilibrios que sí tienen en cuenta las propuestas de alimentación comerciales de alta gama, específicas para los canes.

Hay que eliminar de las recetas los alimentos prohibidos para el perro (chocolate, cebolla, uvas, pasas, aguacate), así como los alergénicos.

A partir de estas recomendaciones, seguir las recetas y las indicaciones del veterinario permite cocinar atractivos platos en casa para el perro, además de ser una forma divertida de incluir a nuestro peludo amigo en las celebraciones familiares durante estas fechas.

Consejos para cocinar para el perro en Navidad

1. El menú de Navidad no puede ser nunca el alimento principal del perro. Está pensado como complemento y debe ser esporádico.

2. Los huesos pueden dañar la boca del perro, así como perforar su aparato digestivo: prescinda de ellos.

3. Las zanahorias crudas son una alternativa masticable con la que evitar los peligros de un hueso.

4. Para diseñar el menú casero de Navidad para el perro conviene conocer sus necesidades alimentarias y calorías diarias que precisa. Consulte antes con el veterinario.

5. Hay ciertos alimentos prohibidos, que son tóxicos incluso en pequeñas cantidades. El chocolate, la cebolla, el ajo, las pasas, las uvas y el aguacate figuran entre ellos.

6. También se debe evitar la sal, el azúcar y la carne de cerdo cruda.

RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones