Combustibles sintéticos

La carestía del petróleo está acelerando la búsqueda de nuevas alternativas
Por mediatrader 31 de mayo de 2006

Una nueva generación de combustibles se encuentra actualmente en pleno desarrollo. La ciencia ha conseguido sintetizar y licuar el gas procedente del gas natural, carbón y biomasa mediante un proceso denominado Fischer-Tropsch. Por el momento se han desarrollado tres tipos:

. Gas a líquido (GtL)


. Carbón a líquido (CtL)


. Biomasa a líquido (BtL)

Estos carburantes cuentan con cuatro ventajas respecto al gas licuado de petróleo (LPG) y el gas natural comprimido (CNG):

. Despiden menos azufre a la atmósfera.
. Generan menos gases y, por tanto, ayudan a limitar el efecto invernadero.
. Su uso no requiere ninguna modificación en los motores actuales.
. Su distribución puede realizarse a través de las estaciones de servicio existentes.

Sin embargo, hay algunos retos que superar en cuanto a:

. Reducción de costes: son más caros que la gasolina o el diesel convencional.
. Emisiones: las del gas a líquido (GtL) son similares a las de la gasolina. Las de biomasa a líquido (BtL) son inferiores, pero este combustible está aún lejos de poder ser comercializado.
. Dependencia energética: la mayoría de las instalaciones para producirlos se encuentran fuera de Europa.

La industria ha respondido positivamente. Recientemente tres firmas automovilísticas (Daimler-Chrysler, Renault y Volksvagen) y dos petroleras (Sasol Chevron y Royal Dutch Shell) han formado una alianza en Europa para promocionar este nuevo tipo de combustibles sintéticos. De hecho ya tienen prevista la apertura de la primera planta de gas a líquido (GtL) en Friburgo (Alemania) en 2007.

Las corporaciones están ya jugando sus cartas y diseñando los combustibles del futuro en función de sus intereses. Por su parte, las asociaciones de consumidores españolas y europeas están atentas a estos procesos para hacer valer la opinión y los intereses de los usuarios respecto a estos combustibles que se pueden generalizar dentro de una o dos décadas.