Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor > Comprar y alquiler

Comprar coche: prejuicios y tópicos

Ante la compra de un automóvil el interesado suele guiarse por estereotipos sobre cada una de las marcas, aunque no suelen ser del todo ciertos

Desterrar prejuicios

/imgs/2007/09/comprar.coche.jpg

Elegir bien un automóvil no tiene precio porque, además de suponer un desembolso elevado, es un bien que se deprecia desde el momento en que se compra, por lo que no es posible obtener ninguna rentabilidad en caso de querer deshacerse de él. Cuando una persona decide comprar un automóvil determinado suele tener muy en cuenta los comentarios de conocidos, amigos, familiares… que han tenido ese mismo coche, o algún modelo de esa marca. Se escuchan así muchos tópicos, pero ¿realmente son los coches alemanes los más fiables? ¿consumen más los coches americanos?… Se suele tender a generalizar con todas las marcas o los modelos de un mismo fabricante, y de entre todos los tópicos, al que más se recurre es al de la procedencia.

Así, Alemania tiene una larga tradición en la fabricación de automóviles y posee algunas de las marcas más importantes del mundo. Estas marcas son tomadas como buques insignia de la tecnología, la vanguardia y, sobre todo, de la fiabilidad. Si bien esto podía ser cierto hace algunos años, la realidad es que ahora las marcas japonesas ocupan los primeros puestos en las clasificaciones sobre fiabilidad. De hecho, en un estudio publicado en 2007 por Warranty Direct, una empresa de garantías de vehículos americana, las marcas con menor índice de averías son las japonesas. Para garantizar que los datos sean lo más fiables posible, este estudio toma como muestra unos 450.000 vehículos. Los resultados de esta encuesta se ven refrendados por otro estudio realizado por ADAC, la mayor asociación de automovilistas de Alemania.

Hoy en día las marcas japonesas ocupan los primeros puestos en las clasificaciones sobre fiabilidad

Además de ganarse fama de fiables, los nipones han logrado que se destierren viejos prejuicios. Durante los años 60 y 70 del siglo pasado, la industria nipona no tenía la fortaleza que hoy posee y copiaba modelos occidentales, ya que no tenían su nivel tecnológico. De esta forma, conseguían fabricar coches de una calidad aceptable sin necesidad de invertir demasiado en su desarrollo. Hoy en día el panorama es muy diferente: los modelos no se copian, e incluso van a la vanguardia de la tecnología en muchos campos. Por no hablar de que se encuentran entre los principales productores de automóviles del mundo.

De toda formas en Asia ‘el arte’ de copiar modelos no ha desaparecido: otros mercados emergentes orientales, como China y Corea, recurren a esta práctica. Si una marca europea desarrolla algún avance, ellos lo plagian. El lugar ideal para ver cómo funciona esta industria es el Salón de Pekín, el más importante Salón del Automóvil del este asiático. En su edición de 2006, se presentaron modelos prácticamente calcados a otros europeos, y a precios irrisorios. Esto es así porque se utilizan mano de obra y materiales muy baratos. En China no sólo se fabrican copias, sino que muchas marcas europeas tienen instaladas sus fábricas allí. Las expectativas de crecimiento de este país son tan grandes que incluso una de sus ciudades, Changchun, tiene pensando convertirse en el Detroit de Oriente, con una ciudad completamente dedicada al motor.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 2]
  • Ir a la página siguiente: Fabricación europea »

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones