Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología > Prevención y hábitos de vida

Esta es la oficina que previene los riesgos del teletrabajo

La ley del teletrabajo regula una modalidad de empleo que ha llegado para quedarse y que, entre otras cuestiones legales, implica adaptar el hogar al trabajo a distancia

teletrabajo casa Imagen: Anrita1705

Trabajar desde casa lleva años siendo algo habitual en Europa, sobre todo en países como Holanda o Alemania; pero en España, donde siempre se ha valorado mucho la presencialidad, esta modalidad de empleo era algo residual. Hasta que llegó la pandemia y lo cambió todo. Con el estado de alarma miles de personas pasaron a teletrabajar en sus hogares, muchas de ellas con los niños. Y tras el confinamiento, la mayoría volvieron a sus puestos laborales. Sin embargo, con la aprobación reciente de la ley del teletrabajo, parece que esta forma de desarrollar la actividad profesional ha llegado para quedarse. Pero, eso sí, no se puede realizar de cualquier manera ni en cualquier sitio. Te contamos de la mano de una experta en prevención de riesgos laborales cómo debe ser tu oficina en casa para evitar lesiones mientras teletrabajas. 

Según datos de Eurofound (Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de Vida y Trabajo), antes de la irrupción de la covid-19 tan solo un 9,7 % de los españoles trabajaba desde su hogar, pero a raíz del confinamiento el porcentaje alcanzó el 30,2 %. De ahí que el Gobierno haya decidido acelerar su regulación aprobando el real decreto-ley 28/2020 del trabajo a distancia. Esta ley aclara, además de aspectos como el derecho a la desconexión digital o a una adecuada protección en materia de seguridad y salud, el derecho del trabajador a la dotación y al mantenimiento adecuado por parte de la empresa de los medios, equipos y herramientas necesarios para el desarrollo de la actividad laboral en el domicilio.

Hasta ahora quizá hayas utilizado la cama o la encimera de la cocina como escritorio improvisado, pero ya no hay excusa para seguir haciéndolo. Ha llegado el momento de organizar tu oficina en casa de acuerdo con los requerimientos mínimos que marca la normativa. María Luisa Castro López, técnico de prevención de riesgos laborales, nos aconseja cómo hacerlo de manera correcta para que la salud no se resienta.

Puesto de oficina adecuado para teletrabajar

Al hacerte con el equipo de trabajo, esto es lo que debes tener en cuenta:

✅ La pantalla

  • Los caracteres han de tener un tamaño suficiente, estar definidos y configurados de forma clara.
  • La imagen deberá ser estable, sin fenómenos de destellos o centelleos.
  • Debe ser una pantalla que permita ajustar con facilidad la luminosidad y el contraste entre los caracteres y el fondo de la pantalla.
  • Tiene que ser orientable e inclinable, colocándola de manera que la parte superior quede a la altura de las cejas.
  • Para evitar los reflejos, hay que elegir el lugar en el que vamos a trabajar de forma que tanto la iluminación natural como artificial se reciba por la derecha o por la izquierda de la pantalla, evitando situar fuentes de iluminación delante o detrás de la misma.

✅ El teclado

  • Hay que elegir un teclado inclinable e independiente de la pantalla, que nos permita adoptar una postura cómoda que no provoque cansancio en los brazos o en las manos. Lo idóneo es que sea lo más plano posible (no hay que utilizar las patillas del teclado para elevarlo) para evitar movimientos de flexión mantenida en las muñecas.
  • Tiene que haber espacio suficiente (mínimo 10 centímetros) delante del teclado para poder apoyar los brazos y las manos. Las muñecas deben permanecer apoyadas en la mesa en todo momento.
  • La superficie del teclado deberá ser mate para evitar los reflejos.
  • Los símbolos de las teclas deberán resaltar suficientemente y ser legibles. Para asegurar la legibilidad de los símbolos de las teclas se recomienda la impresión de caracteres oscuros sobre fondo claro.

teletrabajo puesto laboral
Imagen: stuartlimedigital

✅ La mesa

A la hora de decidirse por la mesa o superficie de trabajo hay que optar por la que tenga las dimensiones suficientes que nos permita sentarnos en una posición cómoda y colocar la pantalla (una distancia de al menos a 40 centímetros de la persona), el teclado y del resto de material de oficina. Para evitar los reflejos, lo mejor son las mesas de acabado mate, de colores que no sean demasiado claros ni demasiado oscuros.

✅ El asiento

  • Hay que elegir una silla en la que la altura y la inclinación del asiento sea ajustable y que permita descansar los pies en el suelo con facilidad.
  • Realizada, si es posible, en un material transpirable.
  • El respaldo debe tener una suave prominencia para dar apoyo a la zona lumbar.
  • La profundidad del asiento debe ser regulable, de tal forma que el trabajador pueda utilizar el respaldo sin que el borde del asiento le presione las piernas.
  • La silla ha de tener cinco apoyos para el suelo y, preferentemente, tiene que ser con ruedas.
  • El reposapiés es opcional, aunque se convierte en necesario en los casos donde no se puede regular la altura de la mesa y la altura del asiento no permite a la persona descansar sus pies en el suelo.

Espacio más apropiado para el teletrabajo

A la hora de elegir el entorno en el que situar la oficina en casa, hay que vigilar los siguientes aspectos:

➡️ El espacio. La habitación elegida debe tener una dimensión suficiente y estar acondicionada de manera que haya espacio para permitirnos cambios de postura y algunos movimientos, ya que es bueno aprovechar las pausas para realizar estiramientos que alivien la tensión acumulada y favorezcan el riego sanguíneo.

➡️ Iluminación. Los expertos no suelen recomendar lámparas de trabajo de iluminación localizada, que aumenten mucho la iluminación en la zona de la mesa y no en el espacio general, porque estas provocan que la pupila se dilate y se contraiga con frecuencia, ocasionando por tanto el tan común cansancio visual. En los casos en los que la lámpara sea estrictamente necesaria, esta debe contar con unos niveles de iluminación situados en al menos 500 lux. El espacio de trabajo debe instalarse de tal forma que las fuentes de luz, como ventanas, no provoquen un deslumbramiento directo ni produzcan reflejos en la pantalla.

➡️ Ruidos. Hay que alejarse de equipos o máquinas que emitan niveles altos de ruido (como el compresor de aire acondicionado).

➡️ Temperatura. Se recomienda mantener unos niveles entre 23 ºC a 26 ºC en verano y entre 20 ºC a 24 ºC en invierno. La humedad recomendada está entre el 45-65 %.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones