Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria > Normativa legal

Cambios en la regulación de bebidas espirituosas

En 2013 entra en vigor una nueva regulación sobre bebidas espirituosas para adaptarla a la realidad actual

Tras más de 30 años en algunos casos, se ha revisado el marco normativo aplicable a las bebidas espirituosas y su adaptación a la realidad del mercado. Hay novedades significativas en el proyecto de R.D. presentado, sobre todo en la simplificación y adecuación de estas normas, anulando los requisitos higiénico-sanitarios y aquellos que entran en contradicción con la legislación europea. Además, se eliminan las restricciones que situaban a los productores españoles en una situación de desventaja con sus competidores europeos. En el artículo se detallan los principales cambios en la normativa y se dan cinco razones por las que estas modificaciones son necesarias.

Imagen: Shawn Zehnder Lea
El sector lo demandaba desde hace mucho tiempo y, al final, el legislador nacional planteó, a finales de 2012, el "Proyecto de Real Decreto [?]/2012, De [?] De [?], por el que se establecen normas complementarias para la producción, designación, presentación y etiquetado de determinadas bebidas espirituosas". Este proyecto adecua la regulación para estos productos de acuerdo con lo que se fija en el ámbito de la Unión Europea a través del Reglamento (CE) nº 110/2008 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 15 de enero de 2008, relativo a la definición, designación, presentación, etiquetado y protección de las indicaciones geográficas de bebidas espirituosas.

Principales cambios normativos en bebidas espirituosas

En la mayoría de los casos, las normas datan de la década de los setenta y primeros de los ochenta. Dada la importancia de determinadas bebidas espirituosas en España y, en desarrollo de la regulación aplicable a los productos del vino y derivados, ha sido imprescindible su derogación. En concreto, se plantea la derogación de:
  • Decreto 644/1973, de 29 de marzo, por el que se establece la Reglamentación especial para la elaboración, circulación y comercio del brandy.

  • Decreto 2484/1974, de 9 de agosto, por el que se aprueba la Reglamentación especial para la elaboración, circulación y comercio del brandy.

  • Decreto 1228/1975, de 5 de junio, por el que se establece la Reglamentación Especial para la elaboración, circulación y comercio del ron.

  • Real Decreto 2297/1981, de 20 de agosto, por el que se aprueba la Reglamentación Especial para la elaboración, circulación y comercio de la ginebra.

  • Real Decreto 644/1982, de 5 de marzo, por el que se aprueba la Reglamentación Especial para la elaboración, circulación y comercio de anís.

  • Real Decreto 1416/1982, de 28 de mayo, por el que se aprueba la reglamentación técnico-sanitaria para la elaboración, circulación y comercio de aguardientes compuestos, licores, aperitivos sin vino base y otras bebidas derivadas de alcoholes naturales.

  • Resolución de la Dirección General de Industrias Alimentarias y Diversas, de 15 de febrero de 1977, por la que se autoriza el empleo de infusiones o extractos hidroalcohólicos de materias naturales en la elaboración de brandy.

Cinco razones para justificar los cambios y ventajas

Es ineludible adaptar la normativa nacional sobre bebidas espirituosas si se tienen en cuenta el marco legislativo de la Unión Europea sobre estas bebidas y la evolución de la realidad del mercado español. Los objetivos de estos cambios son:
  • Mejorar la seguridad jurídica.

  • Garantizar la leal competencia entre las industrias.

  • Dotar de las mismas condiciones a todos los productores.

  • Mejorar la competitividad del sector.

  • Proporcionar una información adecuada al consumidor que facilite su derecho a la elección de compra.

El cambio que supondrá la nueva normativa viene dado por la simplificación y adecuación al marco jurídico de la UE. Además, de esta forma se excluyen las restricciones que existían y que situaban a los productores españoles en una situación de desventaja.

Lo que queda por hacer: indicaciones facultativas específicas

La propuesta contribuye a reforzar los requisitos y especificidades de la producción de bebidas espirituosas, de acuerdo con los criterios de calidad que hasta ahora están fijados en la legislación vigente. En especial, hay que tener en cuenta determinadas menciones que tienen un marcado carácter tradicional y amplio reconocimiento y representatividad en el mercado.

Dado que estas no se han incorporado en el Reglamento (CE) Nº 110/2008, deben regularse como indicaciones facultativas, complementarias a la denominación de venta que deba llevar la bebida espirituosa, en aplicación del Reglamento (CE) Nº 110/2008, de 15 de enero. Con este mismo enfoque, es necesario contemplar ciertas indicaciones facultativas que aún no cuentan con una regulación específica.

Etiquetas:

alcohol anís brandy ron

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Informaci�n sobre normativa alimentaria en Ainia

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto