La UE revisará este año la prohibición del uso de las harinas animales para piensos

Desde la crisis de las vacas locas en 2001 no se pueden utilizar proteínas animales para alimentar al ganado
Por xavi 17 de abril de 2008

La Comisión Europea tiene en su agenda revisar este año la prohibición del uso de harinas animales para fabricar piensos y suavizar las restricciones en algunos casos como en la utilización de las proteínas de pescado.

Desde la crisis de las vacas locas en 2001, está prohibido el uso de proteínas animales para alimentar al ganado. Así lo decretó Bruselas ante el temor de que estas proteínas pudieran ser el motivo de la propagación de la encefalopatía espongiforme bovina (EEB). Actualmente, este veto se aplica a los alimentos para el ganado, pero no para las mascotas; además, se permite la utilización de harinas de pescado para dar de comer a pollos y a cerdos.

Recientemente, la comisaria europea de Sanidad, Androulla Vassiliu, señaló que Bruselas tendrá en cuenta las medidas necesarias para que la utilización de harinas cárnicas no provoque «canibalismo animal», es decir, que el ganado coma restos de animales de su misma especie. En este sentido, existen proyectos de investigación para validar test que permitan identificar el contenido de proteínas en los piensos y diferenciar las especies a las que pertenecen.

La UE podría proponer el uso de harinas de pescado en piensos -como los sustitutivos de la leche-, destinados a los rumiantes pequeños (terneros, corderos o chotos). Otra idea que se baraja es introducir un nivel de tolerancia para restos «insignificantes» de proteínas animales en piensos, que se encuentran accidentalmente, como pueden ser huesos de roedores o pájaros en el maíz. También se examinará la posible autorización del uso de harinas hechas con pollo para alimentar cerdos, así como el empleo de harinas de cerdo para dar de comer a las aves.