Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

Un estudio analiza el impacto de las vitaminas y minerales antioxidantes en la prevención de enfermedades

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 4 marzo de 2004

Un estudio de origen francés, SUVIMAX, ha investigado el impacto de las vitaminas y minerales antioxidantes en la prevención de las enfermedades coronarias y el cáncer. Se trata de uno de los primeros estudios que demuestra que los complementos alimenticios reducen tanto la mortalidad general como la probabilidad de padecer cáncer en poblaciones occidentales.

El estudio Suppléments en Vitamines et Minéraux Antioxydants utiliza niveles realistas de vitaminas y minerales antioxidantes, semejantes a los obtenidos de forma natural a través de una dieta equilibrada rica en fruta y verdura, en lugar de las enormes dosis aplicadas en previas investigaciones, que no revelaban ningún efecto positivo. Según Jean Nève, catedrático de la Universidad Libre de Bruselas y miembro del Comité Científico y de Supervisión de SUVIMAX, esta diferencia es relevante.

Para el estudio, los expertos han necesitado ocho años para recopilar información sobre la dieta y la salud y obtener muestras de sangre de 13.000 voluntarios (5.000 hombres y 8.000 mujeres). Los participantes en este experimento fueron divididos en dos grupos y se les administró, en un caso, un cóctel de antioxidantes compuesto por vitamina E, vitamina C, betacaroteno, zinc y selenio y, en el otro caso, un placebo. Desde el comienzo del proyecto se observaron diferencias entre hombres y mujeres, ya que los análisis de sangre revelaron que las mujeres tenían niveles superiores tanto de vitamina C como de betacaroteno.

La principal conclusión del estudio es que los hombre con los niveles más bajos de betacaroteno al principio del estudio, tenían un riesgo mayor de desarrollar cáncer y enfermedades cardiovasculares, relación que otras investigaciones habían puesto de relieve anteriormente. Sin embargo, dicha relación no se confirmó en las mujeres, cuyos niveles de betacaroteno eran más elevados. Un análisis más detallado revela que existe una correlación entre la concentración de betacaroteno en el plasma sanguíneo y el consumo de fruta y verdura.

Las conclusiones que se derivan del estudio SUVIMAX han demostrado que no hay necesidad que depender totalmente de los complementos antioxidantes para reducir el riesgo de padecer cáncer, tal y como demostraron las mujeres. La mejor prevención consiste pues en una dieta variada, rica en fruta y verdura. Sin embargo, los hombres, que son los que menos antioxidantes consumen, según el estudio, son los que pueden obtener mayores beneficios al compensar dicha deficiencia con el consumo de complementos. Según el estudio, esa cantidad extra de antioxidantes puede obtenerse directamente de los alimentos. Por ejemplo, 60 g de zanahoria rallada (betacaroteno) y un kivi o una naranja (vitamina C) suministran las dosis administradas en SUVIMAX, informa el Consejo Europeo de Información sobre la Alimentación (EUFIC).

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones