Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Hardware

Marketing por Bluetooth

Nace una nueva forma de anunciarse, surgida de la popularidad de la tecnología Bluetooth aplicada a los teléfonos móviles, que puede afectar a la intimidad de las personas

¿Puede alguien imaginarse a sí mismo
paseando por la calle y que cada pocos metros una tienda le envíe
un catálogo u otras ofertas directamente a su teléfono
móvil? Esto puede ser posible a través de la conexión
Bluetooth, que ha permitido desarrollar lo que se conoce como
marketing de proximidad, una forma innovadora de comunicación.
El lado oscuro de esta forma de publicidad es que puede incomodar a
las personas en caso de que no se use con cautela. Afortunadamente,
los usuarios disponen de libertad de elección y pueden
prevenir los mensajes no solicitados si desactivan este tipo de
conexión.

Varios
anunciantes en España han realizado en el último año
y medio campañas de publicidad que emplean la conexión
Bluetooth
de los teléfonos móviles para llegar a su destinatario.

Se
trata de una nueva forma de publicidad dentro del marketing
móvil

conocida como marketing de proximidad, que permite a las empresas
ofrecer información sobre sus productos y servicios y también
enviar contenidos habituales en los móviles como melodías,
fondos de pantalla, juegos, vídeos o incluso canciones a todas
aquellas personas que pasen junto a los puntos donde se establecen
las antenas emisoras.

Una forma barata de anunciarse

Para
las empresas, esta práctica supone una forma más barata
de lanzar sus mensajes que el envío
de mensajes cortos
,
cuyo coste
es bastante elevado

en comparación con el peso en bytes.

Esta tecnología permite enviar los mensajes hasta un máximo de 100 metros de distancia, con lo cual el impacto en una calle comercial con bastante tránsito puede ser alto

Además,
el Bluetooth garantiza que todos los receptores de sus mensajes se
encuentren cerca de los establecimientos, con lo cual se les abre un
nuevo mundo de posibilidades para contactar con posibles clientes.
Esta tecnología permite enviar los mensajes hasta un máximo
de 100 metros de distancia, con lo cual el impacto en una calle
comercial con bastante tránsito puede ser alto.

Sin embargo, para la persona que camina por la calle
puede suponer una invasión a su intimidad comprobar que, de
repente, recibe mensajes no solicitados del tipo “¿Desea
recibir publicidad de este comercio?” o, lo que es peor, el
mensaje publicitario directamente, sin ni siquiera haber dado el
permiso para recibirlo.

No utilizan el emparejamiento habitual

El
uso del Bluetooth entre particulares requiere que los dispositivos se
encuentren emparejados, después de que se haya introducido la
misma clave para que se permita intercambiar contenidos. Esta medida
busca asegurar la privacidad del intercambio y evitar que los datos
lleguen a terceros.

Sin
embargo, el marketing que se realiza por Bluetooth salta este paso en
la mayor parte de las ocasiones, y el peligro reside en que se envíe
publicidad no deseada aunque, al menos desde
el sector del marketing

se promueve pedir permiso para enviar los contenidos, de forma que el
usuario nunca reciba aquello que no haya solicitado.

El marketing por este medio sólo precisa que las personas tengan activada la conexión Bluetooth, una configuración que muchas tienen por defecto en sus terminales

Por otro lado, el marketing por este medio sólo
precisa que las personas tengan activada la conexión
Bluetooth, una configuración que muchas tienen por
defecto en sus terminales, lo que le diferencia del que se realiza
por mensajes cortos, donde las empresas necesitan saber el número
telefónico del destinatario

Limitaciones técnicas

El marketing por Bluetooth se encuentra con diversas
limitaciones técnicas. En primer lugar, se topa con que no
existen sistemas operativos unificados
en los terminales, sino
que la variedad es grande (Symbian, Windows Mobile, Linux, Java…),
con lo cual para conseguir mayor impacto deben adaptar aquellos
contenidos más elaborados a cada teléfono receptor.

Por otro lado, esta herramienta publicitaria se
encuentra con que otros muchos usuarios no tienen siempre activa este
tipo de conexión o, si la tienen, se encuentra en un modo
invisible para otros dispositivos.

Desconectar el Bluetooth, para mayor intimidad

Sin embargo, y al igual que sucede con la televisión
o la radio, por ejemplo, el usuario tiene libertad de elección.
Con sólo desconectar el Bluetooth podrá librarse de
esta nueva amenaza en forma de interrupciones publicitarias en su
terminal móvil.

Cuando requiera de este tipo de conexión
inalámbrica, para intercambiar fotos, vídeos o
contactos de la agenda del teléfono, sólo tendrá
que volverlo a conectar. Otra opción sería no
desactivar el Bluetooth pero al menos ponerlo como invisible o
indetectable, de manera que no estuviera a la vista de ningún
emisor de mensajes.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones