Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Internet y telecomunicaciones

Gestionar la descarga de series de televisión

La combinación de BitTorrent y RSS permite programar las descargas de nuevos capítulos como si fuera un vídeo

img_seriestorrent portada

Si en la televisión se programa el vídeo,
en Internet se disfruta de la descarga automática de series
como House, Perdidos o Héroes, entre otras de la televisión
estadounidense. ¿Cuál es el truco? Nada más
emitirse, la gente las comparte en Estados Unidos por P2P.
Inmediatamente toda la Red puede acceder a la versión
original, apropiada para los que entienden inglés y válida para
quienes no rechazan los subtítulos. De esta manera, se evita
la demora con que suelen estrenarse las temporadas en España y
se mantiene o mejora el nivel de inglés. Es tan elevada la cantidad de usuarios que se apuntan a esta práctica (por otro lado completamente legal) que algunas cadenas ya ofrecen a los usuarios sus series desde la web oficial.

La descarga automática une los formatos RSS y BitTorrent, la popular red de intercambio P2P. El RSS con los archivos Torrent incrustados permite suscribirse a las series preferidas. Por su parte, BitTorrent asegura una recepción de los contenidos a gran velocidad, porque se ha optimizado para distribuir contenidos de gran tamaño. Un episodio de duración convencional puede ocupar en una versión comprimida por Xvid unos 350 megabytes. En cuanto finaliza la transmisión en vivo por la televisión y algún usuario lo carga a la Red, ya se puede descargar, porque el RSS se actualiza y BitTorrent comienza a compartir aunque no se haya subido todo el archivo.

Un episodio convencional puede ocupar en una versión comprimida unos 350 megabytes

La manera más sencilla de obtener las series consiste en utilizar un programa que intermedie entre el RSS y BitTorrent. Ted (Torrent Episode Downloader) facilita la tarea en grado superlativo. Prácticamente sólo hay que elegir la serie, porque se encarga de todo lo demás: desde enumerar los contenidos disponibles hasta iniciar la descarga en la aplicación BitTorrent que haya instalado el usuario. Es compatible con BitComet, Vuze, µTorrent y Transmission, algunas de las más utilizadas en esta red.

Además, aporta información de cada una de las series y permite seleccionar con opciones sencillas qué episodio se obtendrá como el siguiente capítulo, el último que se emitió o, de forma manual, entre todos los que se encuentran en la base de datos. Una vez elegido, arrancará la descarga y se bajarán automáticamente los siguientes en cuanto se hayan emitido y estén disponibles.

Miro y µTorrent

Miro, el antiguo Democracy Player, es otro de los programas basados en BitTorrent que sirve para suscribirse a series de televisión. Además de enfocarse al vídeo en Internet y a los videoblogs, este completo programa integra un navegador y un reproductor multimedia y tiene versiones para los tres principales sistemas operativos.

El usuario dispone de varias opciones: puede descargarse sólo los nuevos episodios, todos o dejar este parámetro en modo manual

Cuando se visita con Miro alguno de los sitios web con RSS de series, basta con hacer clic en el enlace de sindicación para que automáticamente se incorpore la suscripción a la barra izquierda del programa. El usuario dispone de varias opciones para la descarga (sólo los nuevos episodios, todos ellos o dejar este parámetro en modo manual) y también fija el tiempo que permanecerán los contenidos en el disco duro.

Los usuarios tienen también otra opción, µTorrent, con versión en Windows y en beta para Mac Os X. Una vez añadido el RSS, se puede seleccionar si se descargan todos los capítulos de la serie o sólo algunos. Se trata de una buena opción para obtener de forma veloz los episodios de una temporada televisiva en concreto.

Complementos para Vuze

Vuze, el antiguo Azureus, también se suscribe a los RSS de las series de televisión. Sin embargo, no ofrece muchas posibilidades de configuración a menos que se utilice alguno de los complementos diseñados para esta aplicación.

La instalación de dichos complementos resulta sencilla. Se inicia desde el propio programa (Herramientas/Complementos/Asistente de Instalación) y ofrece la opción de buscarlos dentro de la aplicación o, por el contrario, instalarlas desde un archivo en caso de que se hayan descargado previamente desde su sitio web.

Ahora bien, el uso de los complementos que vinculan el RSS y las descargas en Vuze no es apto para novatos y contrasta con la facilidad de manejo de Ted y Miro. A cambio, este sistema ofrece mayor personalización y flexibilidad. RSSFeed Scanner es el más completo. Los RSS se añaden en el menú "Herramientas/Complementos/RssFeed Scanner" en la pestaña Options. Normalmente, para un correcto funcionamiento se debe desmarcar la casilla "Use URL as Referer for Torrents". En la casilla "Delay" se puede fijar el lapso de tiempo (en segundos) que transcurrirá entre las comprobaciones para saber si hay un nuevo episodio. Otra opción que se debe marcar es "Active", para que funcione desde ese mismo momento.

Los filtros automatizan la descarga

Tras agregar el RSS deseado, el usuario accede igual que en un lector de noticias tradicional. La diferencia se halla cuando se hace clic en un contenido. En lugar de abrirse un artículo, comienza una descarga. Así se puede curiosear sobre nuevas series pero, para seguir con regularidad alguna de ellas, lo más cómodo consiste en programar el proceso mediante la creación de filtros que obligan al programa a descargar los contenidos.

Tras agregar el RSS deseado, el usuario accede igual que en un lector de noticias tradicional, pero en lugar de abrirse un artículo, comienza una descarga

Estos se pueden restringir a una serie en concreto o a todas en general. Si se desea descargar todos los archivos Torrent nuevos, simplemente basta con poner ".torrent". El sistema ofrece ajustes más finos, como delimitar qué temporada y qué capítulos se descargarán. Esta precisión es posible gracias a la costumbre de las personas que los comparten de numerarlos por episodios y sesiones.

De forma similar trabaja el complemento ScaneRSS. Incluye la opción de insertar nombre de usuario y contraseña para los sitios que requieran de identificación para acceder al RSS. Además permite sustituir automáticamente la dirección del RSS por la de descarga, en caso de que se parezcan y sólo cambien algunas palabras.

Sitios donde encontrar RSS de series de televisión

Diversos sitios se encargan de recopilar los archivos Torrent de las series de televisión y los insertan en RSS. EZTV es una de las referencias principales. Crea una página específica para cada una de las series e incluye noticias relacionadas. XTVi también proporciona los datos necesarios para suscribirse a las descargas. Otra opción es tvRSS, que lista las series. Este sitio cuenta con un foro donde los usuarios dejan sus opiniones. Además, también se pueden rastrear los directorios convencionales de archivos torrent, donde también suelen subirse estos enlaces.

Esta forma de ver las series de televisión se puede complementar con la descarga de subtítulos. Se integran fácilmente con el vídeo original, porque el único requisito es que su nombre sea idéntico. De esta manera, los que no dominen el inglés podrán disfrutar de la versión subtitulada.

Los usuarios van por delante de la industria

Las propias cadenas han autorizado su transmisión gratuita en streaming y a la carta en Internet, de forma legal

Internet ha demostrado en su corta vida que
facilita nuevas formas de consumo de los contenidos audiovisuales y,
con ello, obliga a diferentes industrias culturales a adaptarse a una
nueva realidad. Sucedió en el mundo de la música y las
discográficas, que apostaban por la comercialización
del disco compacto y tuvieron que abrirse a vender
descargas de canciones
ante el éxito del intercambio
dentro de los programas P2P. Lo mismo pasó tiempo después
con los estudios cinematográficos y hoy es posible alquilar
películas en descarga
que expiran y se borran cuando
transcurre un plazo determinado.

Ante la costumbre de los grandes seguidores de compartir las series, las
propias cadenas han autorizado su transmisión gratuita en
streaming y a la carta en Internet, de forma completamente legal,
como sucede con el exitoso sitio Hulu
o los sitios web de las cadenas, en principio sólo disponibles
en Estados Unidos.

Mientras el
mercado televisivo convencional se estructura por países,
Internet rompe esas barreras siempre que al espectador no le importe
contemplar la versión original en inglés. De todas
maneras, los productores de grandes series de éxito pueden
evitar fácilmente esta práctica. Por ejemplo, Perdidos
estrenará en 2010 su sexta y última temporada de
forma simultánea en todo el mundo
. En principio, esta
estrategia sólo se realizará en el primer capítulo
de la nueva tanda. Así, se elimina el aliciente de descargar
los capítulos sin esperar a la versión española
aunque, por otra parte, obliga a las televisiones a adelantar las
labores de doblaje.

Compartir estos
contenidos audiovisuales en Internet no es un delito penal en España
según varias sentencias judiciales, con el caso Sharemula como
el exponente más famoso. Se trata de un sitio que alberga
enlaces a la red P2P de Emule
y que fue demandado por las entidades de gestión de los
derechos de autor y por la industria del cine. El pasado mes de
septiembre el Juzgado de Instrucción Nº 4 de Madrid dictó
el sobreseimiento libre y archivo de las diligencias (la sentencia ha
sido recurrida), a causa de que no se reunían los dos
supuestos necesarios para que hubiera delito: una comunicación
pública y el ánimo de lucro.

David
Bravo
, uno de los letrados defensores de Sharemula junto a Javier
de la Cueva
, explicó en su blog que “una
web de enlaces sólo contiene metadatos
(datos sobre datos)
pero nunca una obra protegida, por lo que no se podrá llevar a
cabo una comunicación de la misma. Dado que no se produce la
comunicación pública, es indiferente o no que la web
tenga ánimo de lucro, puesto que la ley exige la concurrencia
de ambas circunstancias así que, decayendo una de ellas, no
cabe la existencia de un delito”.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones