Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías

Ubuntu se consolida como alternativa a Windows

La nueva versión incluye Wubi y permite probar Ubuntu sin salir de Windows

El pasado 24
de abril se lanzó el nuevo Ubuntu,
que para muchos usuarios se ha convertido en sinónimo de
GNU/Linux. El trabajo de marketing de sus impulsores junto con un
esfuerzo considerable por simplificar su uso y acercarlo a las pautas
de manejo de Windows, han popularizado esta distribución
basada en Debian.
“Hardy Heron”, el nombre en clave de Ubuntu 8.04, trata de
conquistar a los usuarios de Windows con un sistema fácil de
utilizar que aporta las ventajas del software libre.

Al tratarse de una versión de largo mantenimiento, ofrece una garantía de estabilidad a los usuarios interesados en un sistema que les funcione sin tener que actualizarse cada seis meses

Este
lanzamiento de Ubuntu se diferencia de los demás porque se
trata de una “LTS” (una versión de largo
mantenimiento), la primera desde junio de 2006. Por ello Canonical,
la empresa que lo promueve, aportará soporte y parches de
seguridad durante tres años en lugar de los 18 meses
habituales. Esto ofrece una garantía de estabilidad
considerable para los usuarios interesados en un sistema que les
funcione sin tener que actualizarse al ritmo semestral que marca la
empresa que desarrolla Ubuntu.

Los usuarios
de Ubuntu 7.10 y los de la anterior “LTS”, la 6.06, pueden
conseguir esta versión directamente desde el gestor de
actualizaciones que incorpora esta distribución, en lo que
resulta un proceso muy sencillo. La descarga puede tardar varias
horas, en función de la velocidad de conexión y de la
saturación de los servidores. Una vez que se consiguen todos
los archivos, la instalación se finaliza en unos 40 minutos, aunque
este tiempo puede variar según las prestaciones de cada
ordenador. En
el caso de que se pruebe Ubuntu por primera vez, decantarse por las
descargas
P2P
a través de un
cliente de la red BitTorrent es la mejor opción, por la
velocidad que alcanzan.

Las
principales novedades

Wubi, un programa que permite probar Ubuntu antes de instalarlo definitivamente, se incluye de serie

Paradójicamente,
una de las principales novedades de Ubuntu 8.04 se encuentra dirigida
a las personas que usan Windows, con la intención de
conquistarlas como usuarios: Wubi
se incluye de serie. Se trata de un programa que permite probar
Ubuntu antes de instalarlo definitivamente.

Así,
cualquier usuario de Windows que quiera comprobar cómo se
comporta este sistema operativo sólo debe grabar un CD e
introducirlo en el ordenador para que un asistente le conduzca por un
proceso de instalación similar al de cualquier otro software
para Windows. Después, se puede instalar o quitar Ubuntu sin
ningún problema.


También hay programas que se estrenan, como Brasero, que sirve para grabar discos compactos y DVD

Ubuntu
ha incluido la versión en pruebas de Firefox
3
como navegador por defecto de la distribución. Esta
decisión ha provocado bastantes críticas entre la
comunidad de usuarios por su carácter de versión
provisional. Sin embargo, desde Canonical se ha decidido apostar por
las mejoras del navegador de Mozilla, a riesgo de que se produzcan
los fallos inesperados que suelen presentar las versiones inacabadas
de los programas. Quienes prefieran utilizar Firefox 2, pueden instalarlo desde el gestor de paquetes Synaptic.


Ubuntu ha incluido la versión en pruebas de Firefox 3 como navegador por defecto de la distribución, decisión que ha provocado bastantes críticas

Por otro
lado, se incluye Open Office
2.4, donde la aplicación promovida por Sun Microsystems se
muestra cada vez más fiable. También hay programas que
se estrenan, como Brasero,
que sirve para grabar discos compactos y DVD, o Transmission,
un cliente de la red BitTorrent que busca la sencillez y se
caracteriza por usar pocos recursos de memoria sin que descienda la
velocidad de descarga.

Además,
para la gestión de imágenes incorpora F-Spot,
un práctico programa que permite gestionar todas las
fotografías del ordenador y clasificarlas según
distintos parámetros, a la vez que se accede a ellas por
fechas de captura.

Mejoras de fondo

De todas
formas, las mejoras más sustanciales no se aprecian a simple
vista porque afectan a partes internas y fundamentales del sistema
operativo. Así, el núcleo del mismo, que se conoce como
kernel, avanza hasta la versión 2.6.24, que asegura un menor
consumo de energía; el entorno
gráfico
Gnome, es decir, toda la estructura visual de
funcionamiento, se actualiza a la edición 2.22, donde se ha
trabajado para integrar mejor el sistema con el hardware periférico (impresoras, lectores de discos ópticos…) que se le
conecte.


Ubuntu proporciona dos distribuciones, una para los procesadores de 32 bits, los más extendidos, y otra para los 64 bits, su reemplazo natural

A pesar de
todas estas mejoras, bastantes usuarios que han actualizado desde
Ubuntu 7.10 han encontrado problemas que no aparecían antes.
Por ejemplo, un mayor consumo de memoria RAM o cuelgues ocasionales
aparentemente inexplicables. Estos casos suelen presentarse en las
actualizaciones de los nuevos lanzamientos de Ubuntu, por lo que
conviene esperar un tiempo antes de pasar de una versión
contrastada y fiable a la nueva.

Por otro
lado, Ubuntu proporciona dos distribuciones, una para los
procesadores
de 32 bits, los más extendidos, y otra para los 64 bits, su
reemplazo natural, que permite exprimir sus capacidades en tareas más
exigentes, como la edición de vídeo o fotografías.
Esta última se recomienda para usuarios experimentados, porque
les exigirá configurar opciones mediante líneas de
comando para poder utilizar software que no esté compilado
para 64 bits.

Por su
parte, la versión de 32 bits, que funciona también en
sistemas de 64 bits, es la mejor elección para los usuarios
que se inician porque tiene más programas a su disposición
y les causará menos problemas.

Las ventajas de Linux

Esta versión de Ubuntu importa los archivos y configuraciones, si el usuario quiere, de los programas más utilizados en Windows

Instalar una
distribución de GNU/Linux conlleva una serie de ventajas.
Aparte de que se consigue gratuitamente un software legal, se trata
de sistemas operativos acompañados de casi todos los programas
que un usuario medio necesita para su día a día. Cuando
toca actualizar el sistema no sólo se consiguen las últimas
versiones de los archivos básicos del mismo, sino también
las de todo el software que haya instalado, lo que se traduce en
mayor seguridad y en un ordenador siempre a la última.

Por otro
lado, su sistema de instalación propicia que se mantengan dos
sistemas operativos a la vez, por ejemplo Windows y Linux, de forma
que se puedan aunar las ventajas de los dos. Queda en manos del
usuario decidir con qué sistema operativo arranca cada vez que
encienda el PC. Además, esta versión de Ubuntu importa
los archivos y configuraciones, si el usuario quiere, de los
programas más utilizados en Windows.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones