Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Vivienda > Compra

Cinco errores que se deben evitar para vender una casa

Si se desea vender una vivienda no se debe escatimar información ni transparencia

img_casas 1

La fórmula que mejor funciona para vender un piso es la transparencia. Cuando se pone a la venta una casa, es esencial evitar ocultar información y lograr transmitir confianza al comprador. Para ser veraz sobre el estado de su piso, un vendedor puede servirse de los últimos instrumentos tecnológicos e incluir apoyo fotográfico, vídeos e infografías. Además, no debe cerrarse a negociar el precio del inmueble.

Qué errores evitar

Los cinco errores más comunes, en los que que nunca se debe caer si se desea vender un piso, son los siguientes:

  1. Brindar una escasa información visual: es un error garrafal. En el mundo actual es indispensable que los anuncios de venta tengan una completa oferta visual (fotografía, vídeos, infografías...), que represente el estado actual de la casa, sin tratar de engañar al cliente.

    Como es lógico, se deben reflejar y resaltar los aspectos positivos del inmueble (luminoso, exterior...), pero en ningún caso hay que ocultar los negativos (suelos deteriorados, mal estado de las instalaciones...) y es preciso siempre indicar si la casa necesita una reforma, ya sea total o parcial.

  2. No incluir el gasto de la comunidad: un aspecto tan intrascendente a primera vista como el abono que hay que realizar todos los meses a la comunidad de vecinos es una información de mucho valor para los futuros compradores. Si esta no es muy elevada (entre 20 y 50 euros al mes), puede hacer que el usuario se decante por la casa. Si no se indica este gasto, y resulta muy elevado, es probable que el interesado decida, al final, continuar su búsqueda hasta encontrar otra casa.

  3. Restar antigüedad o mentir sobre las características del piso: al describir la vivienda en venta no debe quedar ningún detalle sin mencionar, ya que puede interpretarse como un intento de ocultar alguna deficiencia del inmueble.

    • Es conveniente indicar la antigüedad de la casa. Si son muchos años, puede bastar con indicar que se trata de un edificio antiguo, sin especificar cuándo se construyó. De todos modos, es preferible señalar la antigüedad exacta y no tratar de engañar al potencial comprador, que puede si no sentirse estafado.
    • También es básico indicar el número de habitaciones y los metros cuadrados útiles exactos del piso.
    • No debe faltar información exhaustiva sobre el estado de la cocina y el baño, las estancias que más se deterioran. El interesado puede así hacerse una idea de lo que se encontrará y de si habrá de invertir en cambiar las instalaciones, si será necesaria una pequeña reforma o no deberá realizar ningún ajuste. Hay que indicarlo con claridad en la ficha de la casa, y complementar la información con fotografías o vídeos caseros que constaten el estado actual.

  4. Ocultar detalles: para un comprador es esencial conocer varios aspectos en profundidad. Entre otros, los siguientes:

    • el sistema de calefacción y agua caliente de que dispone el inmueble. Así, conviene especificar si es central o individualizada, si es de gas natural o utiliza otro tipo de energía...
    • La orientación del piso.
    • El número de plantas y el número de vecinos por piso.
    • Todo lo relativo a la distribución y materiales: número de habitaciones, baños, aseos... así como su suelo, la composición de la cocina, las características de las ventanas (si son de aluminio, madera u otros materiales), los armarios empotrados...
    • Si el piso tiene terraza deben indicarse los metros cuadrados que ocupa, su estado de conservación y si es descubierta o no. En el caso de los patios, además de todo lo anterior, hay que especificar si son de uso y disfrute particular.
    • Definir el equipamiento de la casa es también decisivo para vender la casa. Hay que reflejar si cuenta con tendedero, si dispone de medidas de seguridad, portero (físico o automático), jardín, piscina, zona infantil, etc.

    Cualquier detalle, por pequeño que sea, puede facilitar la venta; de ahí que su descripción deba ser lo más clara y descriptiva posible. También se deben incluir fotografías, infografías, planos de la vivienda y de la ubicación de esta dentro de su población.

  5. Negarse a negociar el precio: lo más aconsejable es indicar una cantidad concreta. Pero es cierto que no hay que aferrarse a este, sobre todo teniendo en cuenta la coyuntura actual. Por ello, resulta aconsejable indicar que se está dispuesto negociar y rebajar algo la cifra indicada en principio.

    Nueva fórmula de venta: resaltar la rebaja

    Debido a la falta de demanda en la compra de viviendas una estrategia muy efectiva para vender el piso es mostrar las rebajas que se han aplicado en los últimos años o meses.

    De esta forma el interesado podrá constatar el grado de descuento con que va a hacer la compra, además de compararlo con otros inmuebles en los que está interesado.

    RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones