Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Vivienda > Alquiler

El alquiler en España: una ayuda desigual

Los 210 euros de subvención al alquiler suponen en algunas ciudades más de la mitad de la renta mientras que en otras no llegan al 20% del total

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 24 septiembre de 2007

El Gobierno acaba de adelantar las principales medidas del futuro Plan de Fomento del Alquiler que se empezará a aplicar desde el próximo día 1 de enero. La más llamativa, la ayuda directa que, a partir de ese momento, percibirán los jóvenes de entre 22 y 30 años de edad y que asciende a 210 euros mensuales hasta un máximo de 48 meses. Una cantidad que no afectará por igual a todos ellos.

Repercusión en los precios

/imgs/2007/09/alquiler.jpgLos que menos la notarán serán los madrileños. El precio medio del alquiler en la capital llega hasta los 1.248 euros mensuales, por lo que esta ayuda sólo supondrá el 16,8% de la renta. Algo parecido ocurre en Barcelona, donde la cantidad ofrecida permitirá pagar el 18,8% de los 1.119 que cuesta de media un piso. En el País Vasco, la situación tampoco cambia demasiado. Los niveles que ha alcanzado el alquiler en San Sebastián o Bilbao -1.075 y 984 euros, respectivamente- hacen que la ayuda sólo suponga el 19,5% y el 21,3% del precio total del arrendamiento. En una situación algo más favorable se encuentran los jóvenes de ciudades como Valencia, donde se cubrirá un 21,8% de la mensualidad, y Sevilla (25,4% de la renta).

“A pesar de la buena intención de la medida, es probable que parte de su efecto se vea aminorado por subidas en los precios de alquiler”

En otras capitales el ahorro que supondrá esta medida es mayor, como en el caso de Granada, donde, desde un precio medio por alquiler de 649 euros mensuales, la ayuda gubernamental cubre casi un tercio del pago (32,3%). En el otro extremo, la ciudad donde más se hará notar la medida es Lugo. Con un alquiler medio de 400 euros, esta ayuda supone más de la mitad del pago total que afrontarán los jóvenes. Soria (49,3%), Teruel (47,8%) y Orense (46,9%) son otras de las ciudades donde sus jóvenes podrán costearse gran parte del arrendamiento gracias a esta iniciativa.

Eso sí, suponiendo que no suban los precios. Una tendencia que ya apuntan muchos expertos del sector. “A pesar de la buena intención de la medida, es probable que parte de su efecto se vea aminorado por subidas en los precios de alquiler -afirma Jesús Encinar, consejero delegado de Idealista.com-; si hay más dinero a la caza de las mismas viviendas en alquiler, lo único que se consigue es subir su precio”.

Para evitar un hipotético incremento de los precios, el Gobierno completará las medidas anunciadas con iniciativas para que los propietarios de viviendas saquen al mercado de alquiler sus casas vacías, ofreciéndoles garantías en materia de daños, desperfectos, impagos y desahucios. Una antigua demanda de los profesionales del sector, que apuntan también a beneficios fiscales como una de las posibles soluciones a esta problemática. “Creemos que las medidas del Ministerio de la Vivienda son muy positivas, pero insuficientes para fomentar la salida de más hogares al mercado del alquiler; también son importantes las ventajas fiscales para los propietarios, independientemente de que los inquilinos sean jóvenes o no”, declara Javier Íscar de Hoyos, secretario general de la Asociación Europea de Arbitraje (AEADE).

Aplicación por comunidades autónomas

Las ayudas al alquiler anunciadas por el Gobierno central no tendrán la misma aplicación en todo el territorio español. Aunque la medida es de carácter estatal, son varias las autonomías ?las que tienen transferidas las competencias en materia de Vivienda? que tendrán todavía la última palabra en este asunto.

Mientras algunos gobiernos regionales aplauden la iniciativa (caso de Andalucía o Aragón) y otros hacen referencia a una posible invasión de sus atribuciones (en este sentido se han manifestado miembros de los gobiernos gallego y catalán), otras la critican abiertamente, como la Comunidad de Madrid o la Comunidad Valenciana.

Sin embargo, la respuesta más negativa ha venido del Gobierno vasco, donde aseguran que estas ayudas no tendrán aplicación en el País Vasco y han descartado medidas similares. La razón que alegan es que esta iniciativa puede implicar una subida de los precios.

Tampoco parece que la nueva deducción fiscal recientemente anunciada vaya a ser recibida con igual alegría en todos los territorios. Frente a los 1.352 euros que podrá deducirse como máximo un inquilino a partir del próximo día 1 de enero, las comunidades autónomas ya ofrecen desgravaciones que llegan, en el caso del País Vasco, a los 1.600 euros. Todas las regiones, salvo Aragón, Castilla-La Mancha, Murcia y La Rioja, contemplan la deducción por alquiler en su tramo asignado del IRPF.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones