Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Vivienda > Compra

Hipotecas compartidas

Compartir un préstamo hipotecario entre desconocidos puede ser la alternativa idónea al alquiler para quienes no pueden hacer frente a la compra individual de una vivienda

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 20 noviembre de 2006

¿Compraría una casa junto a unos completos desconocidos? Dividir entre un grupo de personas sin lazos afectivos ni de consaguinidad los gastos de adquisición de la vivienda es una opción nueva en España, que permitirá a un colectivo heterogéneo (jóvenes, inmigrantes y separados) afrontar el pago de una hipoteca. Concedido en las mismas condiciones generales que cualquier otro préstamo hipotecario, y con las mismas ventajas fiscales, el mayor problema de la hipoteca estriba en que uno de los propietarios desee vender el inmueble con la oposición del resto, o en la posibilidad de morosidad por parte de alguno de los copropietarios. Pero los intereses de los compradores están salvaguardados, ya que situaciones de esta índole se intentan prevenir desde el momento de la contratación del crédito mediante la firma de contratos. ¿Será esta la solución al cada vez más acuciante problema de la vivienda?

¿Compañeros de piso? Copropietarios

/imgs/2006/09/hipotecacompartidad.jpg

“Ni más ni menos que 70 metros cuadrados, tres habitaciones, céntrico y luminoso. Se busca compañero para compartir piso”. Miles de anuncios rezan de este modo en farolas, semáforos o tablones de las grandes ciudades. A partir de ahora podrán verse acompañados de estos otros: “Se busca compañero para compartir hipoteca”. Porque ha hecho su entrada en el mercado hipotecario un nuevo préstamo, la hipoteca compartida, una alternativa al pago de un alquiler mensual y la oportunidad de adquirir una vivienda propia para quienes no pueden afrontar una hipoteca en solitario. El préstamo se dirige, de manera especial, al colectivo que teóricamente se encuentra de manera mayoritaria en esa situación: jóvenes profesionales que trabajan fuera de su ciudad de origen por un tiempo prolongado, inmigrantes y personas divorciadas o separadas.

No hay que perder de vista que el sueño de los españoles, a diferencia del de muchos conciudadanos de Europa, es tener una vivienda en propiedad. Así parece demostrarlo, al menos, el volumen del crédito hipotecario de los hogares, que según el Banco de España supera los 540.000 millones de euros.El volumen del crédito hipotecario de los hogares, según el Banco de España, supera los 540.000 millones de euros Las familias españolas dedican el 42,1% de su renta a la adquisición de la vivienda; en el caso de los más jóvenes el porcentaje se eleva hasta el 55%, una porción del salario demasiado elevada en la mayoría de las ocasiones. Las entidades bancarias conocen el gusto de los españoles por la seguridad que proporciona tener casa propia y ofrecen los productos más diversos para cubrir las necesidades de distintos colectivos. ¿Será la hipoteca compartida la solución al problema de vivienda que padecen jóvenes y personas que viven solas? Dividir entre tres o cuatro amigos los gastos de compra de una vivienda puede ser una muy buena solución a medio plazo para un sector de la población que va en aumento, pero ¿se corren demasiados riesgos?

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 3]
  • Ir a la página siguiente: Las condiciones »

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones