Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > Aprender a comer bien

Tipos de contenidos: Alimentación

^

5 propósitos alimentarios diferentes para 2017

Ideas prácticas para estrenar el año con nuevas habilidades y rutinas pensadas para mejorar la dieta y la salud

Imagen: racorn

De entre los propósitos más comunes para empezar un nuevo año se encuentra, casi siempre, mejorar la salud a través de decisiones como adelgazar o dejar de fumar. Para variar un poco con los proyectos a largo plazo, a continuación le damos una vuelta de tuerca a los objetivos más comunes. Para 2017, optamos por hacer una propuesta diferente con el fin de alcanzar una alimentación más completa y saludable en todos los sentidos. En este artículo se dan cinco ideas para aplicar en 2017 y, con ellos, mejorar la salud, la dieta y, también, el medio ambiente. ¿Se animan?

1. Empezar a fijarse en el etiquetado

La última normativa europea de etiquetado acaba de implementarse, en concreto el pasado 13 de diciembre. Aunque trajo con ella muchas mejoras, sigue habiendo algunas cuestiones con las que todavía nos pueden confundir. De ahí que sería pertinente estar informado. Cabe recordar que hay muchas formas de ocultar el azúcar en el etiquetado, las grasas trans siguen sin aparecer en la tabla nutricional y el origen de muchos productos puede seguir siendo engañoso. Por eso, es una gran idea formarse sobre el etiquetado nutricional y poder defenderse ante las estrategias publicitarias y lagunas legales.

2. Aprender a cocinar

Cocinar es una de las variables que más influye en la salud y en la independencia de las personas, ya que implica tener más recursos para no caer siempre en una alimentación basada en productos ultraprocesados y pocas materias primas. Les proponemos aprender una receta nueva cada semana y adquirir el compromiso de hacerlas. Puede suponer una muy buena motivación que, además, mejorará la salud propia y la de las personas que nos rodean. Intenten no caer siempre en la tónica de empezar a cocinar con repostería. La idea es hacer más apuestas por una dieta saludable.

3. Comprar local y de temporada

Y qué mejor acompañante para un propósito de recetas que utilizar ingredientes menos impactantes y más responsables con el medio ambiente. Los productos viajan, de media, 3.800 kilómetros antes de llegar a nuestro plato, con un consiguiente impacto medioambiental por el exceso de emisiones en su producción, transporte y conservación. Muchas veces hay alimentos más cerca de lo que pensamos. Fijándonos en el origen, tenemos en nuestra mano apoyar una economía más cercana y reducir la huella que tiene nuestro consumo. Apostemos por una alimentación de aquí y de ahora.

4. Reducir el consumo de carne

En España se come demasiada carne. En coherencia con el punto anterior, reducir su ingesta sería una de las decisiones más impactantes que se podría hacer para reducir también nuestro impacto ambiental. Producir proteína a partir de un origen animal es energéticamente menos eficiente. No es necesario ser vegetariano para seguir un patrón de dieta más saludable y sostenible. Es más, cada vez hay más consenso científico sobre la idoneidad de una "plant-based diet" o "dieta basada en vegetales". Quizás es el momento para plantearse un consumo más esporádico de los productos cárnicos. ¿Qué tal un primer paso aumentando la cantidad de legumbres que tomamos a la semana? ¿O por qué no comprometerse a hacer un "lunes sin carne"?

5. Un ocio más activo

Cada minuto cuenta. Lejos quedaron ya esas recomendaciones antiguas de "al menos 30 minutos andando" o "la grasa no se quema hasta pasado mucho tiempo". Es imprescindible incorporar una rutina activa; acompañar la actividad principal con un ocio más activo, como salir a correr, pasear más, fines de semana con rutas por la montaña o escapadas en bici. Intentemos construir un 2017 alrededor ya no solo de un gimnasio o la actividad deportiva que más nos guste, sino de un estilo de vida que implique más movimiento en todos los sentidos. A nivel de salud, tiene vital importancia evitar un sedentarismo implementado.

Como se ve, los propósitos de Año Nuevo relacionados con la alimentación no tienen que ser siempre tópicos como "adelgazar". Hay mucho camino que recorrer y se puede empezar con estas cinco ideas.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto