Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > En la cocina > Trucos y secretos de cocina

Tipos de contenidos: Alimentación

Concurso Relatos del buen Camino
Λ

Aperitivos sencillos, originales y económicos

Con un poco de imaginación, ingredientes económicos y una elaboración muy simple es posible crear aperitivos originales y exquisitos

  • Autor: Por PEIO GARTZIA
  • Fecha de publicación: 4 de febrero de 2013
Imagen: Vicchi

Cuando tenemos una visita informal en casa o preparamos una comida, es habitual preguntar a nuestros invitados si quieren algo para tomar. En ese ofrecimiento, además de la bebida, se da por hecho que incluiremos algo para comer. La cuestión es qué. ¿Es posible agasajar a nuestras visitas sin recurrir a las típicas aceitunas, las patatas de bolsa o los frutos secos fritos? ¿Cómo sorprender a nuestros amigos con un aperitivo más elaborado y original sin gastar mucho dinero ni tiempo en la cocina? A continuación se ofrecen ideas para servir unos aperitivos con estas características.

Cinco aperitivos sencillos, baratos y exquisitos

Las patatas fritas, los snacks de bolsa o las aceitunas pueden estar bien para abrir boca y salvarnos de un apuro, pero si queremos sorprender como anfitriones y quedar ante nuestros amigos como buenos cocinillas, tendremos que apostar por algo más original y elaborado. Para ello, es importante tener cierto fondo de armario o de nevera: un poco de leche, algo de nata o de leche, unas verduras frescas, unas tostas de pan, un puré de verduras del día anterior... Con un poco de imaginación, las posibilidades son amplísimas.

  1. Tostas de pan. Se han puesto de moda en los últimos años y, además, dan mucho juego. Se pueden presentar con frutas desecadas por encima (uvas pasas o trocitos de higos) y, sobre ellas, un poco de queso cremoso. Si no tenemos este tipo de queso, podemos utilizar uno más fuerte (como el roquefort). Lo trituramos en la batidora con un poco de nata hasta conseguir una crema. Untamos las tostas con esta crema y las acompañamos con unos trocitos de anchoas y un trocito de naranja.
  2. Crema de queso. La crema de queso no solo es útil para untar tostas. También puede servirse en el centro de una bandeja con unas crudites de verduras (bastoncillos de zanahoria, tiras de endivias, rodajas de rabanitos, tomates cherry partidos a la mitad y ensartados en brochetas...). El modo más atractivo de presentar este aperitivo es colocar las hortalizas en pequeños platitos y en el centro, para untar, la crema, o una salsa tártara, una vinagreta guarnecida.
  3. Mini ensaladas. Fáciles de hacer, sanas y muy vistosas, las mini ensaladas son otra opción estupenda para agasajar a nuestros invitados. Se presentan en pequeños boles individuales. Solo es necesario contar con una base de verduras (tomates, lechugas variadas, trocitos de pimiento), aliñarlas con una vinagreta y añadir unos trocitos de fruta fresca y alguna conserva (como bonito o salmón ahumado), o unas lonchas crujientes de bacón troceado o de jamón serrano.
  4. Cucharillas de cóctel. Las cucharillas de coctel son utensilios, pero nos facilitan mucho el servicio de aperitivos y, al mismo tiempo, consiguen realzar el contenido hasta conseguir una presentación espectacular (sobre todo, si son de acero inoxidable y con el mango curvado). Por su forma, son muy fáciles de rellenar. Una idea: colocar sobre cada cuchara un poco de mayonesa aligerada con el jugo de unos mejillones de lata natural, añadir un mejillón encima, aliñar con unas gotas de aceite de oliva y, justo sobre el mejillón, agregar una pizca de ralladura de limón. Así obtendremos un aperitivo con sabor a mar, un bocado único y económico.
  5. Aperitivo caliente. Si disponemos de algo más de tiempo, podemos lucirnos con un aperitivo caliente. Para ello, podemos utilizar alguna crema de verduras del día anterior, o un potaje de legumbres (triturado con la batidora y pasado por un colador chino). Estas cremas se pueden refinar con un poco de nata líquida, de mantequilla o de aceite de oliva, de tal manera que puedan servirse en vasitos de chupito con unos trocitos de picatostes, unos trocitos de bacón salteados, o solo con una cucharada de yogurt natural con aceite de oliva por encima para dar un contraste de dos texturas cremosas.

RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto