Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > En la cocina > Trucos y secretos de cocina

Tipos de contenidos: Alimentación

Navidad 2017
^

Carne picada: de relleno o protagonista

Económica, sabrosa y muy versátil, la carne picada permite preparar diversos platos en los que se luce como acompañante de lujo o, también, como protagonista

  • Autor: Por PEIO GARTZIA
  • Última actualización: 13 de marzo de 2015
Imagen: Odelinde

La carne picada da mucho juego en la cocina: tan pronto puede desempeñar un papel estelar en las recetas como un rol secundario, pero de lujo. En el mercado se puede encontrar carne picada de ternera, de cerdo, de pollo, de pavo y hasta de cordero -en las carnicerías más especializadas-, aunque la combinación que más se comercializa es la de ternera con un toque de cerdo. El siguiente artículo recopila trucos prácticos para cocinar con carne picada, ofrece ideas para sacarle partido y reseña seis recetas para utilizarla en casa como relleno o como protagonista.

Cocinar con carne picada: trucos y consejos

Imagen: CONSUMER EROSKI

La carne picada es un producto económico porque se suele hacer con piezas de segunda, muy apropiadas para guisar y picar. Así, con poco dinero se puede tener un producto con mucho rendimiento. La opción idónea es que piquen la carne delante de nosotros, al momento, para poder elegir las piezas que más convengan o gusten.

  • En el momento de pedir que nos piquen la carne, es importante saber qué utilidad se le dará, para así solicitar que la piquen más o menos veces.
    • Solo una vez. Pediremos que la pasen por la máquina solo una vez, cuando se hagan hamburguesas y albóndigas, ya que si el carnicero la pica más veces, la carne quedará muy compacta y demasiado dura. Con un solo pase por la picadora, la carne queda más esponjosa.
    • Dos veces. Solicitatemos que la pasen dos veces por la máquina cuando se tenga la intención de elaborar el relleno de unos canelones, por ejemplo, o cuando se quiera que quede muy picada para agregar a una pizza o a una salsa boloñesa.
  • Otro secreto para que las hamburguesas y albóndigas queden jugosas y esponjosas está en el tipo de condimentación que se use con la carne picada. Sugerencia: se pone a remojo miga de pan en leche y se añade un diente de ajo picado, unas hojas de perejil, sal y un chorrito de vino blanco. Hay que mezclar la carne picada con este condimento y dejar reposar durante 15 minutos en la nevera, con el recipiente tapado.
  • En las mezclas para hamburguesas y albóndigas, el huevo (solo uno) se agrega después de haber dejado a la carne reposar con el condimento. Un error muy común es añadir varios huevos por creer que, de esta manera, la carne quedará más esponjosa. Y es justo al revés: la labor del huevo es unir, aglutinar mezcla. A más huevos, se obtiene una carne más compacta y menos esponjosa.
  • Otro fallo es agregar pan rallado para aglutinar, ya que lo que ocurre es que el pan rallado absorbe los jugos de la carne, que quedará mucho más seca que cuando se echa la miga de pan remojada en leche.
  • El añadido que sí aporta jugosidad es el del pan con leche, además de la calidad de la carne. Si es mezcla, una proporción que aportará bastante ternura es: 70% de ternera o vaca y un 30 % de carne de cerdo.
  • Si se quiere cocinar con poca grasa, tanto las hamburguesas como las albóndigas se pueden hornear durante 15 a 20 minutos a 200 ºC. De esta manera no se fríen ni saltean y se deja que se cocinen solo con su propia grasa. Aunque quedan un poco diferentes a lo acostumbrado, también están sabrosas. En este caso, es recomendable terminar su cocción dentro de una salsa de tomate.

Ideas para sacarle partido a la carne picada

Imagen: CONSUMER EROSKI

La carne picada marida muy bien con las verduras, pero también con la pasta y los cereales, como el arroz. Con ella se pueden hacer desde pasteles de carne, albóndigas y salteados, hasta un aderezo para pizzas y, por supuesto, el relleno de unos canelones, una lasaña o dar el toque a un plato de pasta con salsa boloñesa.

Para utilizarla como acompañamiento de un plato de pasta o de un arroz blanco, basta con saltear un diente de ajo picado junto con una cebolleta fresca y, cuando la verdura se haya cocinado, agregar la carne. Se rehoga el conjunto hasta que la carne cambie de color y, en ese momento, se añade un chorrito de vino blanco (si la carne es de ternera o de ave) o un chorrito de vino tinto (si la carne picada es de vaca con un poquito de cerdo). Se sube la temperatura, se pone a punto de sal, una pizca de pimienta, cebollino recién troceado y... ¡listo! En unos 15 minutos se tiene un rico salteado.

El salteado de carne picada se puede congelar para emplearlo en otras ocasiones. Si se mezcla, por ejemplo, con una salsa de tomate casera, se obtiene una rápida salsa boloñesa.

Otra opción: agregar a ese mismo salteado de base un poco de queso cremoso o unas cucharadas de salsa bechamel espesa.

  • Con esa mezcla se pueden rellenar unos pimientos verdes pequeños. Para ello, hay que rebozar con harina y huevo, freír en una sartén con abundante aceite caliente, escurrir y presentar a modo de entrante.
  • También es posible rellenar unos pimientos rojos del piquillo, asarlos al horno y acompañarlos con una salsa vizcaína. Estos pimientos admiten muy bien la congelación, por lo que se pueden elaborar con antelación y conservarlos para cuando se necesiten.
Imagen: CONSUMER EROSKI

Si se usa un salteado de verduras o un pisto junto con un salteado de carne picada, se tendrá un estupendo relleno de berenjenas, calabacines, cebolletas asadas, puerros... Aunque al hablar de la carne picada como relleno, no hay que pasar por alto dos grandes creaciones gastronómicas: la musaka y la lasaña, dos platos mediterráneos que tienen varios puntos en común.

  • El origen de la musaka es griego y tiene dos protagonistas: la carne picada y la berenjena. La receta original es con carne de cordero picada. Si bien es posible atreverse con esta carne, quizás convenga elaborar la receta con carne picada de ternera.
  • En la lasaña, plato típico italiano, la preparación es igual que en la musaka. La única diferencia es que, en lugar de usar capas de berenjena, se utilizan placas de lasaña previamente cocidas y escurridas.

Seis recetas con carne picada

Además de los consejos anteriores, a continuación se presenta una pequeña selección de recetas en las que la carne picada tiene un papel protagonista o uno más secundario como un acompañamiento fundamental:

La carne picada como protagonista:

La carne picada como secundaria de lujo:

Etiquetas:

carne, cocinar


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto