Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Cura natural de los problemas digestivos en Navidad

Algunas sustancias naturales ayudan a aliviar los problemas derivados de los excesos de estas fiestas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 16 diciembre de 2005

Las comidas fuera de lo habitual y los excesos en el consumo de alimentos típicos, muy grasos, sumados a la ingesta de alcohol hace muy frecuente la incidencia de problemas digestivos. Sin embargo, como es algo puntual se les puede hacer frente con antiácidos naturales.

En Navidad las comidas fuera de lo habitual y los excesos en el consumo de platos y alimentos típicos de estas fechas (polvorones, mazapanes, turrones, etc.) son muy frecuentes, motivo por el que la incidencia de problemas digestivos aumenta en comparación con otras épocas del año.

La acidez derivada de estos excesos ocasiones se debe a que los ácidos del estómago refluyen hacia el esófago, causando una sensación de malestar en la que el síntoma más característico es la sensación de ardor o quemazón en la boca del estómago.

¿Cómo combatirla?

Para prevenir o mejorar la acidez conviene:

* Distribuir la alimentación de los días siguientes a la celebración en cinco o más comidas al día para reducir el volumen de alimentos por cada toma y no dejar pasar más de 3 horas sin comer o beber algo (mejora las molestias).
* Comer lentamente y masticar lo suficiente cada bocado.
* No tomar alimentos sólidos o líquidos justo antes de ir a la cama, hay que dejar pasar al menos dos horas.
* Preferir alimentos jugosos que apenas precisan grasa ni cocción prolongada.
* Reducir el consumo de alimentos grasos y evitar los muy salados o en escabeche.
* Limitar las salsas muy grasas elaboradas con yemas, exceso de aceite, nata, queso..., tipo carbonara, holandesa, etc.
* Evitar alimentos que estimulan la secreción ácida gástrica (café, alcohol).
* No consumir cantidades excesivas de azúcar o dulces, algo difícil en estas fechas, dado que no faltan los turrones, mazapanes, polvorones y otros dulces, como postre de todas las comidas especiales.
* Evitar los alimentos muy calientes o muy fríos ya que provocan irritación.

Condimentos que ayudan

* Ácidos: preferir el vinagre de manzana y el zumo de limón al vinagre de vino.
* Aliáceos: ajo, cebolla, chalota o puerro, que se digieren mejor cocidos.
* Hierbas aromáticas: conviene incluir en las recetas tradicionales hierbas que ayudan a la digestión como estragón, eneldo, laurel, tomillo, romero, mejorana, hinojo, comino, etc.
* Evitar las especias fuertes que irritan la mucosa gástrica: pimienta (negra, blanca, cayena y verde), pimentón y guindilla.

Infusiones digestivas

Algunas de las infusiones más adecuadas son las que se preparan con: manzanilla, melisa, espino blanco, tila o regaliz, entre otras. El té suave y reposado también se considera beneficioso dada su riqueza en taninos (compuestos que ayudan a desinflamar la mucosa gástrica).

ALIMENTOS RECOMENDABLES

Son alimentos más adecuados son: la patata (antiácida), el arroz y la manzana (desinflaman la mucosa digestiva), la avena (sus copos contienen un tipo de fibra soluble llamada mucílagos, con efecto suavizante de la mucosa gástrica) y la zanahoria (neutraliza la acidez). Asímismo, y aunque parezca raro, el zumo de limón y el vinagre de manzana, ambas sustancias ácidas, contribuyen a neutralizar la acidez estomacal. Se pueden emplear bien como aliño de ensaladas o bien como ingrediente base de algunas bebidas (agua de limón, jugo de zanahoria y limón, etc.).

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones