Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

El Gobierno modifica la norma de etiquetado sobre propiedades nutritivas de los alimentos para incluir el “salatrim”

Se trata de un nuevo ingrediente alimentario equiparable a una grasa, pero de bajo contenido calórico

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: sábado 13 noviembre de 2004
El Consejo de Ministros aprobó ayer un real decreto que modifica la norma de etiquetado sobre propiedades nutritivas de los productos alimenticios, con el objetivo de incluir nuevos ingredientes autorizados por la Unión Europea (UE) como el "salatrim".

El etiquetado de propiedades nutritivas puesto a disposición del consumidor, que incluye el referido al valor energético del producto alimenticio, informa sobre los distintos elementos esenciales que influyen en nuestra dieta.

La declaración de estas propiedades se realiza con el fin de comunicar a los ciudadanos las características del producto por poseer propiedades nutritivas concretas, a fin de que puedan realizar una comparación entre los distintos productos que se encuentran en el mercado.

En los casos en los que lo que se transmite es un mensaje referido al valor energético, se trata de informar que el producto puesto a la venta aporta un determinado valor energético o que dicho valor es superior o inferior al de productos alimenticios similares.

La Comisión Europea autorizó el 1 de diciembre de 2003, previa consulta con el Comité Científico para la Alimentación Humana, la comercialización del "salatrim" como nuevo ingrediente alimentario en productos de panadería y confitería destinados a personas que optan por una dieta hipocalórica para controlar su peso.

El "salatrim" es equiparable a una grasa pero de bajo contenido calórico, y, como tal, puede aparecer a efectos de declaración del valor energético en el etiquetado sobre propiedades nutritivas de los alimentos.

Por este motivo, se hacía necesario fijar en la normativa reguladora el factor de conversión del valor energético de este nuevo ingrediente alimentario, que se ha establecido en 6 kcal/g.=25 kj/g.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones