Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

La alta ingesta de proteínas y la escasez de fruta y verdura de algunas dietas para perder peso provocan importantes alteraciones orgánicas

Su desequilibrio nutricional incrementa las afecciones hepáticas y renales

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 19 septiembre de 2011
El exceso de proteínas en la dieta y la supresión de la fibra contenida en las frutas y verduras que caracterizan a algunas dietas muy populares en los últimos tiempos tienen consecuencias perjudiciales para la salud. Además de la rápida recuperación de los kilos perdidos a lo largo del régimen, la alteración del equilibrio de nutrientes puede aumentar el riesgo de afecciones hepáticas y renales.

"Las dietas milagro no existen", recuerda Alejandro Domingo, endocrinólogo y nutricionista del Hospital USP San Camilo de Madrid. El experto alerta de que el "efecto rebote" de algunos regímenes como la dieta Dukan o la dieta de la alcachofa no es la única consecuencia dañina para la salud que provoca una restricción alimenticia de este tipo.

Domingo explica que tras una estancia en Paris en 1968 en la conoció una dieta hiperproteica, similar a la popular dieta Dukan, realizó una investigación en la que analizó las consecuencias orgánicas de este tipo de alimentación. Su estudio clínico demostró que un 40% de las personas que la siguieron tenían un elevado nivel de transaminasas altas y que un 20% habían desarrollado daños hepáticos. Además, también observó un incremento en los niveles de urea y creatinina, indicadores de afecciones renales, y constató que el 80% de los pacientes recuperaron todo el peso perdido en el plazo de un año.

Por todos estos motivos, Domingo recuerda los peligros de este tipo de dietas y considera que es necesario informar convenientemente de sus consecuencias y de los métodos adecuados para adelgazar. El endocrinólogo explica que lo más importante a la hora de perder peso es modificar las conductas que han llevado a ganarlo, como una alimentación no equilibrada, la falta de actividad física o el estrés y la ansiedad.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones