Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Los mil sabores de Filipinas

El arroz, el pescado y la carne de búfalo son los pilares fundamentales de su gastronomía

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 27 julio de 2005


Los platos nacionales

La carne de búfalo, conocido con el nombre de "carabao", es una de las más empleadas y se sirve principalmente asada a la parrilla. Aún así, a la hora de preparar el plato nacional por excelencia, es la carne de lechón la que se abre paso entre el resto. El popular plato es el lechón relleno de papaya y de hojas de tamarindo, un árbol originario de África. Se puede cocinar asado a la brasa o bien acompañarlo con una intensa salsa de hígado.

El "kare-kare" es otro de los platos de carne destacados de la gastronomía de este país isleño. En él, el rabo de buey es el alimento principal y se acompaña de ingredientes tan sorprendentes como salsa de pescado, "bija", un colorante natural similar al azafrán, salsa de soja, y salsa de maní, un fruto parecido al cacahuete.
Si se desea degustar los mejores crepes, nada como decantarse por un "lumpia", un plato de origen chino que consiste en un rollito relleno de marisco, vegetales y germinados.


El arroz, un alimento básico

Tanto como plato principal de las más importantes comidas, como en forma de postre, el arroz es un alimento que nunca falta en las mesas filipinas. El más empleado es el "malagkit", un tipo de arroz espeso y bastante pegajoso.
El "suman" es uno de los innumerables platos de arroz filipinos que merece la pena probar. Elaborado con bollos de arroz "malagkit" envueltos en hojas de plátano, constituye uno de los platos de arroz más originales con un sabor tan especial como su presentación.

Gran parte de los platos de arroz que se pueden encontrar en la carta de un restaurante filipino, se acompaña de una pasta de camarones denominada "bagoong", de aroma fuerte y penetrante que aporta al arroz un sabor único y sorprendente.


De postre, coco

Del mismo modo que el lechón o el arroz son los ingredientes principales de los platos fuertes, al hablar de los postres filipinos no se puede olvidar el coco. Tanto el "halo halo", elaborado con leche de coco, helado de crema, habas caramelizadas y mucho hielo, como el "bibingka tanto cassaba", preparado con coco rallado, yuca y hojas de plátano, son algunos de los postres más importante de su cocina en los que se emplea el coco como ingrediente principal.

La gran variedad de frutas que posee el archipiélago, convierte a los zumos en uno de los manjares más codiciados tanto para tomar a la hora del postre como para refrescarse en cualquier momento del día.
Los amantes de la cerveza, también podrán degustarla y sorprenderse al observar que la cerveza nacional ya la conocen pues no es otra que la cerveza San Miguel.

En Filipinas cada plato posee un sabor especial que merece ser degustado, así que visiten alguna de sus islas y mabuti maglalakbay (buen viaje en tagalo, dialecto que se habla en Filipinas)

Etiquetas:

gastronomía mundo

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones