Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor

Volkswagen reduce los niveles de seguridad de los modelos Fox que vende en Iberoamérica, según OCU

Un estudio revela que los ocupantes del Fox "brasileño" corren serio peligro de lesiones mortales en caso de colisión

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 23 febrero de 2007
Algunos vehículos de la firma Volkswagen no cumplen los mismos estándares de seguridad en Europa que en Iberoamérica, según se desprende de un estudio publicado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Este trabajo revela que los modelos de Volkswagen Fox construidos en Brasil para el mercado europeo "van especialmente equipados para superar las pruebas de colisión de EuroNCAP, mientras que los destinados a Iberoamérica carecen de los esenciales elementos de seguridad", afirma OCU.

Esta asociación explica que en julio de 2006 se adquirió un VW Fox en Sao Paulo, de forma anónima, que fue posteriormente sometido a una prueba de colisión frontal idéntica a la realizada al VW Fox "europeo". Los resultados EuroNCAP (una estrella y media) "son los peores que recuerdan desde hace tiempo los técnicos dedicados a realizar estos 'crash-test' y muestran que los ocupantes del Fox 'brasileño' corren serio peligro de lesiones mortales en caso de colisión", asegura OCU. El Fox destinado al mercado europeo, sin embargo, recibe cuatro estrellas de las cinco posibles.

Los dos coches se fabrican en el mismo país, Brasil, y en la misma ciudad, Sao Paulo, y son estructuralmente iguales. Lo que marca la diferencia es la presencia en el modelo destinado a Europa de elementos de seguridad, indispensables a juicio de OCU, que no están en el Fox que se comercializa en Iberoamérica: airbag, cinturones de seguridad de tres puntos con pretensores y limitadores de tensión en todas las plazas, y sistema de incitación a abrocharse el cinturón. En el mercado sudamericano, este equipamiento básico sólo se ofrece como opción al precio de 2.500 euros.

La organización de consumidores cree que Volkswagen hace un uso "muy particular" del concepto de globalización y de responsabilidad social corporativa. "Parece que la vida y la seguridad de los conductores iberoamericanos valen menos que la de los que viven en Europa", denuncia.

Además, el Fox "inseguro" no es más barato que el destinado a Europa. Esto demuestra, según OCU, que el equipamiento de seguridad "se instala en función de los mercados y que Volkswagen no se está dejando influir por consideraciones éticas".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones