Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología > Prevención y hábitos de vida

Consejos para combatir el frío en manos y pies en el cole y la oficina

Contar con buen calzado, calcetines y guantes, además de tomar alimentos caloríficos y estirar los dedos de manos y pies, permite mantener calientes las extremidades

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: sábado 13 febrero de 2021
Combatir el frío en manos y pies Imagen: MariaGodfrida

Para evitar contagios de covid-19 en espacios interiores, las ventanas deben estar abiertas para tener las estancias con buena ventilación. Esto en invierno supone pasar frío, mucho frío, durante las horas que permanecemos sentados en la mesa de la oficina (o, los niños, en sus pupitres). Por eso, el ingenio se agudiza al mantenerse caliente durante el horario lectivo o laboral. Así, las aulas y oficinas están llenas de ponchos, mantas, plantillas térmicas, parches que dan calor al pegarse a los tejidos… Sin embargo, lo más importante es tener calientes pies, manos y cabeza, pues son las zonas por donde perdemos más calor. Y hay que tener en cuenta que, además, tener los pies fríos aumenta de la sensación de frío en todo el cuerpo. En este artículo proponemos consejos sobre qué hacer, qué comer o cómo vestirte para mantener manos y pies calientes y pasar menos frío.

Qué hacer (y qué no) para mantener pies y manos calientes

¿Por qué se enfrían tanto las manos y los pies? Cuando la temperatura es muy baja, el cuerpo pone en marcha un mecanismo para compensar el frío y reducir la pérdida de calor. Como explica Juan Bravo, médico de familia, se trata de la “vasoconstricción, mediante la cual el cuerpo disminuye el flujo de sangre hacia las zonas periféricas“. Por eso, las extremidades del cuerpo se vuelven más frías e incluso empalidecen. ¿Qué podemos hacer para mantenerlas calientes? Como detalla este experto, podemos seguir estas recomendaciones:

Cubrir manos y pies

Es esencial cubrirse con buenos calcetines y zapatos y llevar guantes en las manos, aunque estemos en interiores.

Moverse

  • En lo posible, lo idóneo sería ir caminando hasta el colegio o el trabajo. El mero acto de andar ya calienta el pie, al ir apoyando la planta para caminar (desde el talón hasta los dedos). No está de más que, al llegar a la oficina, el colegio o instituto, utilices las escaleras. Además de evitar potenciales contagios por covid-19, subir andando y no en ascensor “estimula la circulación y produce el calentamiento de manos y pies”.
  • En clase o en la oficina no es posible moverse, pero sí es importante “estirar y mover de vez en cuando los dedos de las manos y de los pies“. Puedes hacer movimientos para ejercitar los pies, como señalan desde el Colexio de Podólogos de Galicia. Uno de ellos consiste en girar cada pie en el sentido de las agujas del reloj y luego en sentido contrario, repitiendo el movimiento durante unos minutos. Con ello conseguirás reactivar la circulación sanguínea.
  • Además, al sentarte, tienes que recordar no cruzar las piernas y tener siempre los pies apoyados en el suelo; nunca dejar las piernas colgando.

Cuidar el sistema cardiovascular

Otra actitud esencial para mantener las extremidades calientes es no fumar. No es aconsejable que hagas paradas para salir a fumar pues el tabaco, debido a la nicotina, dificulta la circulación sanguínea, y para mantener manos y pies calientes se busca lo contrario: activar la circulación.

Evitar frío en manos y pies
Imagen: congerdesign

Qué comer y qué no tomar para evitar tener las manos y los pies fríos

Mantenerse bien hidratado evita en gran medida que los pies y manos se enfríen, reconoce Bravo. Además, si comes algo caliente, el alivio será rápido pues el calor de la comida aumenta con rapidez el calor corporal. Además de bebida y de alimentos calientes, en el maletín de comida que lleves al trabajo o al colegio no deberían faltar:

  • Especias como canela o cayena (con moderación) y productos con vitaminas E, K y C, ya que aumentan la frecuencia cardiaca, según estima el Colegio Oficial de Podólogos de la Comunidad de Madrid (COPOMA).
  • Frutos secos: tienen un gran efecto calórico y se pueden comer como aperitivo o como merienda (basta un pequeño puñado: seis almendras, cuatro nueces…).
  • Alimentos con hidratos de carbono, en cantidades pequeñas.

Por el contrario, hay que evitar el picante ya que, a pesar del ardor inicial y sensación de calor, tiene un efecto refrescante (por eso en países cálidos se utiliza mucho). Además, conviene no tomar, según el COPOMA:

  • Cafeína: comprime los vasos sanguíneos.
  • Alcohol: contribuye a la deshidratación.
  • Lácteos: aumentan la sensación de frío.

Combatir frío en manos y pies
Imagen: JillWellington

Cómo vestir para mantener el calor en manos y pies

Cuando las temperaturas son bajas y tienes que pasar varias horas sin apenas moverte en un espacio que no está caldeado, debes llevar la ropa adecuada. Es importante cubrir tobillos y muñecas para reducir el frío en manos y pies, y que las prendas no sean muy ajustadas para evitar que manos y pies se enfríen debido a la presión que puedan ejercer pantalones estrechos, camisetas, calcetines…

Podemos seguir estos consejos a la hora de vestirnos sin que manos y pies se enfríen:

  • Guantes. Un truco sencillo es que antes de ponerte los guantes soples dentro para que el aire caliente mantenga la temperatura interior alta. Los expertos indican que también se pueden usar guantes interiores finos y cómodos. Estos guantes (suelen ser de seda) se pueden utilizar para trabajar o estar en clase.
  • Calcetines. El Colegio de Podólogos de Asturias aconseja ponerse calcetines de fibras naturales como la lana, que permiten mantener los pies calientes “sin necesidad de apretarlos, y favoreciendo la circulación de la sangre”. Mejor que no sean demasiado gruesos, ni poner doble calcetín, pues “podrían impedir que los dedos de los pies se muevan libremente, algo muy importante para la circulación”.
  • Calzado. Debes usar zapatos que no aprieten demasiado y que no sean estrechos (debemos poder mover bien el pie dentro y estirar los dedos). El Colexio de Podólogos de Galicia señala que “los botines y las botas son el calzado ideal, más aún si son impermeables”. Ayudan a mantener el pie caliente y, si son impermeables, impiden la aparición de hongos.
  • Plantillas. Existen plantillas térmicas que producen calor durante unas ocho horas. Pueden ser útiles, pero siempre hay que adquirirlas en establecimientos que ofrezcan garantías y asegurarse de que cumplen con todos los estándares de calidad.

Etiquetas:

frío manos pies

RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones